Autor: Ep. 
 Elecciones generales. 
 Arzobispo de Burgos: Un católico no puede votar el materialismo     
 
 ABC.    17/06/1986.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

24 / A B C

Arzobispo de Burgos: «Un católico no puede votar el materialismo»

Burgos. Ep

El arzobispo de Burgos, monseñor Teodoro Cardenal Fernández, en una pastoral con motivo de las

elecciones, afirma: «Hasta los más imparciales llaman la atención sobre la grave incoherencia que supone

el que una mayoría católica tenga, en parte por sus votos, unos gobernantes no católicos, cuando, al

menos en igualdad de competencia, los puede elegir entre los suyos.»

«Con mayor razón -dice el arzobispo de Burgos- en lógica coherencia con sus propias creencias, un

católico no puede apoyar un programa de partido que, a corto o largo plazo, intente obstaculizar y aun

impedir la educación cristiana que la mayoría de los padres piden para sus hijos; ni apostar por una oferta

electoral que incluya la legislación del aborto en contra de la doctrina clara de la Iglesia Católica, ni

favorecer con su voto la implantación de un modelo de sociedad, inspirado en el materialismo, el laicismo

y la irreligiosidad.»

Para evaluar las distintas ofertas, el arzobispo de Burgos recomienda observar con atención si en ellas se

tienen en cuenta las exigencias del bien común, entendido directamente en su conjunto de bienes

materiales, morales y espirituales. De modo especial, señala, «por nuestra condición de católicos, hemos

de preocuparnos de ver si en los programas que nos ofrecen, figuran ciertos postulados fundamentales e

imprescindibles de acuerdo con el humanismo cristiano».

Más adelante, el arzobispo de Burgos afirma: «Durante estos tres últimos años, ios obispos, bien

colectiva, bien individualmente, han tenido que (amentar el acoso a la libertad de enseñanza, han

condenado la despenali-zación legal del crimen del aborto y se han dolido repetidamente de que, en lugar

del respeto debido al hecho socio-religioso de la mayoría católica, se haya producido "un laicismo

agresivo" con manifestaciones antirreligiosas en la escuela y en los medios de comunicación social.»

Futuro de nuestros hyos

Por su parte, el obispo de Jaén, Miguel Peinado, dijo, en una homilía pronunciada en la catedral de esta

ciudad, que el bien común de nuestro pueblo y el futuro de nuestros hijos en orden a su vida cristiana, está

en juego en las próximas elecciones.

Según el obispo, la Iglesia es ajena a la política de partidos, pero no puede olvidar las palabras de

Jesucristo «dad a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César».

No hay contradicción, según Miguel Peinado, entre el bien común de los ciudadanos y los valores del

Evangelio. «Nuestro deber -agregó-, como discípulos de Jesucristo en esta encrucijada, es pensar con la

propia cabeza, decidir con plena libertad, sin ser manipulados por nadie, y participar luego en las

elecciones cumpliendo con nuestro deber.»

 

< Volver