Autor: Palma, Luisa. 
 Elecciones generales. 
 Fraga hizo en Avila una llamada al entendimiento con Miguel Roca  :   
 El arma del socialismo es la manipulación. 
 ABC.    20/06/1986.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Fraga hizo en Avila una llamada al entendimiento con Miguel Roca

«El arma del socialismo es la manipulación del miedo»

Avila. Luisa Palma, enviada especial

Manuel Fraga considera «razonables» las condiciones puestas por Miguel Roca, líder del PRD, para

llegar a un pacto tras las elecciones, según dijo ayer en Avila. «Con ello -añadió-, él ya reconoce que no

es una alternativa.» Cuando se acerca el final de esta campaña, Fraga ha reiterado que, por su parte, no

habrá ningún problema, pero que, a la hora de elegir, el voto útil es el que «va a la fuerza que es

alternativa, y ésa es Coalición Popular.

Aunque la posibilidad de acuerdo con otras fuerzas afines no socialistas ha estado presente durante toda la

campaña, ha sido en estos últimos días, a medida que se va acercando la fecha de las elecciones, cuando

con más insistencia ha aflorado este asunto. Para Fraga hay posibilidades de entendimiento porque «el

parecido de los programas es tal, hasta en los matices, que es posible el acuerdo». Durante todos estos

días no ha existido ninguna conversación ni contacto con Roca, pero, según dijo Fraga, los contactos

habían sido frecuentes antes de anunciarse la convocatoria de elecciones. Hace sólo unos días Roca

propuso cinco condiciones en caso de un pacto poselectoral, todas ellas relativas a cuestiones

programáticas. Fraga, en este caso, estaría dispuesto a un pacto de legislatura: «Ya lo ofrecimos en

Galicia -dijo-, y, sin embargo, no se quiso, pero por nuestra parte estamos dispuestos.»

Abundando en este asunto, se le apuntó la posibilidad a Fraga de si aceptaría en la hipótesis de que tal

pacto fuera posible no ser el presidente del Gobierno. «No podría, aunque quisiera -contestó-, pero eso no

sería, problema. Con una Coalición Popular que obtuviera más de cien escaños, eso sería del género de la

"ópera bufa".» Esta afirmación concuerda con la idea de Fraga de que la Coalición Popular que encabeza

tendría que ser el «núcleo» de cualquier coordinación poselectoral. No hizo referencias, sin embargo, al

CDS de Adolfo Suárez, a pesar de encontrarse ayer en Avila, una de las zonas donde el ex presidente del

Gobierno cuenta con más apoyo. Retomando su frase de que en estas elecciones se vería que el PRD no

había sido una buena inversión, añadió ayer que si esto se cumplía, «las cosas volverán a sus justos

términos y no habrá que tratar con algo

abstracto, sino con CiU, y a ello estamos dispuestos».

La campaña que ha hecho la Coalición Popular ha sido para Fraga «seria, sostenida y decente» y con un

programa «digno de ese nombre», y su fuerza política, en su opinión, ha demostrado «una enorme

capacidad de ser una alternativa homologada, cuando en Europa quedan sólo dos Gobiernos socialistas y

medio sin contar a España».

Con su visita a Avila, que fue ayer la penúltima jornada electoral, Fraga ha recorrido durante estos días

todas las Comunidades autónomas, guardando para el final Andalucía y las dos Castillas.

Lleno en Valladolid

Fraga atestó ayer el polidepor-tivo municipal de Valladolid en el último mitin, antes de que Madrid ponga

hoy punto final a las actividades electorales. El recinto se convirtió en una auténtica sauna, tanto por el

calor humano como por el encendido ambiente que reinaba entre los simpatizantes, que aplaudían y

gritaban casi a cada frase. El acto contó con una novedad cuando, a la par que entraba Fraga en el recinto,

tres de sus cuñadas animaron desde el estrado al públ-kico con inusitada energia y frases de «vamos a

ganar», que prendieron como la pólvora.

Fraga ha contado en esta campaña con un continuado apoyo por parte de su familia, que se ha visto

reforzada con la llegada desde Estados Unidos de dos hermanas de su esposa. Esta última viene

acompañándole la mayor parte del tiempo, pero quien no se separa de él ni a sol ni a sombra es su hija

mayor, Carmen, quien ademas de preocuparse de cada detalle y cada deseo de Fraga es una auténtica y

constante entusiasta de su padre. Este, por su parte, ya esté en una emisora de radio o en alguna reunión,

siempre tiene a punto un guiño cariñoso para ella.

«Vamos a ganar» y «socialismo fuera» fueron coreados hasta la saciedad durante la intervención de

Fraga, que, sin embargo, templó los ánimos de todos. Fraga acusó al PSOE de «manipulación del miedo».

«El arma del socialismo -dijo- es la manipulación del miedo y por eso sacan a un pobre coronel De Meer

para decir ¡cuidado que hay involución! Pero las Fuerzas Armadas demostraron el 23-F que están con la

Constitución».

«Hace falta -dijo- que los españoles no se dejen llevar por el miedo, sino por la confianza, es verdad que

nos han engañado, pero esto tiene arreglo. Es posible esta vuelta de timón. Somos esa fuerza que sabe lo

que quiere para España.

 

< Volver