Elecciones generales. 
 La plana mayor del PRD se lanzó a las calles de Madrid     
 
 ABC.    20/06/1986.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

La plana mayor del PRD se lanzó a las calles de Madrid

Madrid

Los candidatos por Madrid del Partido Reformista Democrático recorrieron distintos puntos de la capital

para mostrar su descontento por el incumplimiento de las promesas electorales del PSOE.

Al frente de la delegación reformista se encontraban el presidente del PRD, Antonio Garri-gues, y los

candidatos Federico Carlos Sainz de Robles y Juan Antonio García Díez, que recorrieron la clínica La

Paz, el hospital asilo de San Rafael, el mercado de Maravillas de Cuatro Caminos, una oficina de empleo

y una delegación de Hacienda.

En el transcurso de una reunión posterior el ex ministro de Economía Juan Antonio García Diez resumió

las finalidades de este recorrido indicó que habían querido conocer personalmente la verdadera

problemática del pueblo en distintos sectores, como e! de la sanidad, el empleo y el de Hacienda

«Hemos asistido al contraste de dos mundos insoportables», dijo García Díez, refiriéndose a la Ciudad

Sanitaria La Paz y al hospital de San Rafael. Señaló que la clínica La Paz era un «monstruo» en e! que

trabajan más de seis mil personas y en el que se producían cotas infinitas y situaciones de crispación entre

médicos y pacientes.

En cuanto al hospital asilo de San Rafael declaró que ésta había sido una institución ligada siempre a la

vida de Madrid y que ahora pasaba por el trance de perder su concierto con la Seguridad Social.

Los candidatos reformistas recorrieron la delegación de Hacienda de la madrileña calle de Guzmán el

Bueno. García Díez dijo que este recorrido les había demostrado que la Administración no funciona.

«Hemos visto gente preocupada, individuos a los que no les habían entregado la devolución

correspondiente a 1982, gente que reclama y no es atendida.»

El ex ministro de Economía señaló que un recorrido de estas características servía para ganar votos, y

afirmó que los ministros «tendrían que darse un paseo como el que hoy estamos realizando para conocer

la problemática real del pueblo».

 

< Volver