Autor: Collado, Ángel. 
 Elecciones generales. 
 Roca dice que González pide la mayoría absoluta por su registro totalitario  :   
 Cuatro mil personas en el mitin de cierre de campaña del PRD. 
 ABC.    21/06/1986.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SÁBADO 21-6-86

ELECCIONES GENERALES

Roca dice que González pide la mayoría absoluta por su «registro totalitario»

Cuatro mil personas en el mitin de cierre de campaña del PRD

Madrid. Angel Collado

Miguel Roca cerró anoche la campaña electoral del Partido Reformista con un mitin en el auditorio del

Parque de Atracciones, donde expuso, ante unas cuatro mil personas que no llegaron a Henar el recinto,

sus diez «medidas urgentes de gobierno». Horas antes, en la clausura de la campaña andaluza del PRD,

había dicho que Felipe González pedia la mayoría absoluta «para dar satisfacción a los registros

totalitarios del PSOE».

Roca cambió el orden de su decálogo de medidas de gobierno que ya había presentado el día anterior en

el cierre de la campaña de Convergencia y Unió. El primer lugar que en Barcelona ocupaba el inmediato

traspaso de las competencias que tiene pendientes las comunidades autónomas fue sustituido en Madrid

por «el fin de la duplicidad de las Administraciones». El candidato de Convergencia y Unió y el Partido

Reformista a la Presidencia del Gobierno repitió el mensaje con el que ha recorrido toda España: su

opción es la única que representa el europeísimo. Anoche añadió que los partidos que le apoyan «no son

los más, pero sí los mejores» y calificó de «irreversible» su compromiso con «los amigos reformistas».

Antes de que Miguel Roca interviniera en e) acto, el presidente del PRD, Antonio Garrigues, y el cabeza

de lista por Madrid, Federico Carlos Sainz de Robles, también dirigieron unas palabras a tos

simpatizantes dei reformismo. El ex presidente del Consejo General del Poder Judicial dijo que habían

ganado ya porque han conseguido acabar con el bipartidismo, afirmación que repitió Roca durante toda la

campaña.

«Sólo pactaremos con vosotros y con nadie más», dijo el candidato de CiU, PRD y Coalición Gallega a la

Presidencia del Gobierno después de criticar las llamadas al «voto útil» que han hecho durante toda la

campaña socialistas y populares. Para Roca, como ha repetido con gran insistencia, las dos opciones

mayoritarias se apoyan mutuamente. «Felipe González debía avergonzarse por pedir el voto para Manuel

Fraga», dijo Roca, muy molesto, porque el candidato socialista repita que sólo hay dos opciones políticas:

la suya y la de Coalición Popular; afirmación en la que coincide el presidente de AP.

Antes de acudir al cierre de campaña del PRD, Miguel Roca hizo lo propio para apoyar el último acto de

los reformistas andaluces que compiten en las elecciones autonómicas. En Sevilla dirigió duras críticas

contra los socialistas -«Felipe González sólo pide la mayoría absoluta para dar satisfacción a los registros

totalitarios del PSOE»-, pero también fue especialmente ambiguo al ser preguntado por las posibilidades

de pacto pose-lectoral con otras fuerzas políticas. «Si Fraga acepta ya nuestras condiciones para gobernar,

es mejor que nos voten a nosotros directamente; es el camino más corto», comentó al respecto.

Suárez con Arafat

El candidato reformista y convergente, tanto en Madrid como en Sevilla, se mostró muy satisfecho por el

apoyo público a su carrera electoral que había recibido de dirigentes políticos liberales de toda Europa,

como Simone Veil, Giscard d´Estaing y Cavaco Silva, que se han prestado a salir juntos en una foto

proclamando su apoyo al PRD. En la capital andaluza las ironías de Roca contra Adolfo Suárez fueron

por el lado de las relaciones internacionales. Hizo referencia a lo difícil que sería encontrar a «los

amigos» del CDS en Europa, aunque inmediatamente sacó el nombre del dirigente palestino Yasser

Arafat como político «homologable» y en la línea del ex presidente del Gobierno.

Miguel Roca, además de ratificar de nuevo su convicción de que en estas elecciones se romperá el

bipartidismo, exhibió un gran optimismo cuando anunció a sus simpatizantes, no numerosos, pero que le

expresaron con entusiasmo su admiración, que «se aproximan las mieles de la victoria».

 

< Volver