Autor: S. N.. 
 Elecciones generales. 
 Suárez: Vamos a terminar con la arrogancia del presidente del Gobierno  :   
 El CDS consiguió llenar la Plaza Mayor de Madrid. 
 ABC.    21/06/1986.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

22 / ABC

ELECCIONES GENERALES

Suárez: «Vamos a terminar con la arrogancia del presidente del Gobierno»

El CDS consiguió llenar la Plaza Mayor de Madrid

Madrid. S. N.

Adolfo Suárez llenó ayer por la noche la Plaza Mayor de Madrid. Un público exultante que gritaba

«presidente», «presidente» casi a cada frase del candidato centrista. «Hemos dado la sorpresa en esta

campaña electoral. Vamos a conseguir terminar con la arrogancia y la prepotencia del presidente del

Gobierno; vamos a hacer que el señor Guerra vea colmado su deseo de abandonar la política, porque el 22

de junio tendrá que irse.»

La fiesta-mitin del CDS comenzó poco después de las diez de la noche. Summer y Salas presentaron el

festival con su peculiar estilo de humor y dieron paso a las actuaciones contratadas: El último sello,

Bravo, Las Viudas y Los del Río intentaron con mediano éxito caldear a un público que, realmente, había

acudido a oír a Suárez.

Y fue apoteósico. A los sones de la pieza «Así habló Zaratustra», de Richard Strauss, que popularizara

«2001, una odisea en e! Espacio» y, más recientemente, un anuncio de televisores, se apareció Suárez, sin

corbata, rodeado de todos los candidatos por Madrid. El público, incondicional, se deshizo er aplausos,

vivas y hasta piropos, mientras el candidato centrista trataba de tomar la palabra y pedía perdón por su

evidente afonía.

«Ha sido una campaña sorprendente -dijo-, en la que hemos dado la sorpresa. Ha sido una campaña que

se ha vuelto contra el PSOE. La han hecho coincidir con los Mundiales de México para que pasara de

puntillas y no tuvieran que rendir cuentas. Pero aquí estamos.»

Adolfo Suárez hizo un resumen de su programa, acentuando sus propuestas respecto al servicio militar y a

la Banca. «La Banca -dijo- ha querido, en este período de reconversiones, jubilarme. Pero vamos a ganar.

Yo he vencido a Felipe González en dos ocasiones y puedo hacerlo una tercera. Yo lo que prometo lo

cumplo, y eso González no lo puede decir. Vamos a hacer una España en la que nadie se sienta

perseguido, no importa el carné político que Heve entre los dientes.»

En Valladolid

Por la tarde, Adolfo Suárez había hecho si último recorrido electoral por la región de Castilla y León. En

Valladolid repitió su ya conocido mensaje de que «el único adversario del CDS es el Partido Socialista y

ellos se han dado cuenta, a tenor de cómo han llevado la campaña».

Se refirió a las crispaciones de la campaña electoral, con duras palabras para Guerra y Felipe González, a

quien responsabilizó de cuanto «hace o dice el vicepresidente, pues, en su día, reconoció que Guerra dice

cuanto él quiere». En este sentido hizo alusiones a la polémica sobre el comportamiento de diferentes

políticos durante los acontecimientos del 23-F, afirmando que «debe hablarse lo menos posible de

aquello, aunque no debe olvidarse lo ocurrido, para evitar que pudiera repetirse». Por ello rechazó toda

capitalización política en relación con el frustrado golpe.

Durante el acto aseguró que, de ganar el GDS las elecciones, «llevaremos a cabo el cambio que los

socialistas prometieron y no han cumplido. De la misma forma que fui capaz de realizar el cambio

político y de instaurar el sistema democrático, me propongo la construcción del cambio socio-económico

y de las estructuras culturales que la sociedad demanda y que Felipe González no ha sabido o no ha

querido poner en marcha». Sus ataques al socialismo gobernante no estuvi-ron exentos de un

pronunciamiento de respeto hacia el secretario general de los socialistas, «en tanto en cuanto es presidente

del Gobierno, presidente de todos los españoles, pero no como un candidato que no nos respeta».

También descalificó la operación reformista que encabeza Miguel Roca, definiéndola como «un proyecto

mal concebido e ininteligible para el pueblo español». Si el CDS no ganara las elecciones, Suárez aseguró

«que su labor será de verdadero ejercicio de oposición para evitar que se siga abusando del Poder». En

esta línea, denunció lo que considera «institucionalización de la campaña» por entender que «se intenta

identificar al PSOE con el Estado y esto es muy grave, porque suena a concilio de Trento. No olvidemos

que la Inquisición llegó precisamente después de este Concilio».

Después de haber intervenido durante la mañana en Zamora y Salamanca, se mostró muy optimista ante

la respuesta que, según dijo, está obsteniendo la opción centrista del CDS en esta Comunidad autónoma,

en la que durante las pasadas elecciones obtuvo dos procuradores por Avila, y aseguró que «el centro

progresista que significa el CDS tenrá mucho que decir a la hora de formarse el próximo Gobierno

regional», después de realizar un claro desmarque de su partido con respecto a otras fuerzas de centro o

de centro-derecha.

 

< Volver