Elecciones generales. 
 Carrillo insistió, durante su final de campaña en Madrid, en sus ataques a Izquierda Unida     
 
 ABC.    21/06/1986.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Carrillo insistió, durante su final de campaña en

Madrid, en sus ataques a Izquierda Unida

Madrid

Santiago Carrillo, presidente de la Mesa para la Unidad de los Comunistas (MUC) y

candidato número uno de esta formación por Madrid, dijo ayer, en un encuentro con

periodistas, que el secretario general del PCE, Gerardo Iglesias, «es un gilipollas»,

porque, entre otras cosas, «hay que serlo para decir que él tiene que ser el jefe de la

oposición». Carrillo volvió a calificar a Izquierda Unida de ser «una iniciativa de la

derecha económica para destruir la mayoría del Partido Socialista y el Partido Comunista».

Afirmó también que IU había gastado más de mil millones de pesetas en su campaña electoral,

y volvió a acusar a una persona cercana a Ramón Tamames de haberle ofrecido quinientos

millones para hacer una pinza con la derecha que restase votos al PSOE. Estas

manifestaciones fueron ratificadas por Julián Ariza. Carrillo se mostró convencido

de obtener un resultado «honorable» en los presentes comicios; esto significaría obtener

diputados por Madrid, Valencia «y alguna provincia más». Su posterior plan de trabajo

será reconstruir el PCE «auténtico» para convertirlo en la tercera fuerza del país y

luego en la primera. En caso de no alcanzar la representación parlamentaria,

«seguiremos luchando desde fuera por la unidad comunista». Carrillo cerró su campaña

electoral con un acto celebrado en el estadio del Rayo Vallecano. Ante unas doce mil

personas dijo que «aquí estamos los que no ocultamos nuestro rostro, los que no hemos

dejado en el trastero la bandera roja con la hoz y el martillo».

 

< Volver