Elecciones generales. 
 Máxima alerta policial para la seguridad en las elecciones     
 
 ABC.    22/06/1986.  Página: 27. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ELECCIONES GENERALES

Máxima alerta policial para la seguridad en las elecciones

Madrid

Todo el personal del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil estará en máxima alerta desde

medianoche hasta que finalice el escrutinio electoral, informaron fuentes de la seguridad del Estado.

Los cien mil agentes del orden entrarán en servicio en el marco de la «operación Aurora», preparada por

la Seguridad del Estado para la protección institucional y la garantía de la seguridad ciudadana durante las

elecciones.

El dispositivo de seguridad, similar al establecido para anteriores consultas electorales, incluye también la

colaboración de las Policías Municipales y retenes para situaciones de emergencia en los Cuerpos de

Bomberos, sanitarios y otros servicios públicos.

Para la protección de centros neurálgicos y estratégicos, la «operación Aurora» señala la colaboración de

las Fuerzas Armadas, que sustituirán en esos lugares a los policías que han de proteger los colegios

electorales y tener mayor presencia visible en la calle.

El plan especial de seguridad para las elecciones se inició el 31 de mayo, fecha del comienzo oficial de

campaña, e incluye, en fases distintas, la jornada de reflexión, la de votación y el escrutinio.

Durante ayer, sábado, día de reflexión, la actuación de las fuerzas del orden se centró en evitar actos de

propaganda y en la protección de locales y material electoral que permitan el inicio de la votación a la

hora y en las condiciones previstas.

La «operación Aurora» prevé máxima alerta a partir de las cero horas del domingo para los Cuerpos de

Seguridad, cuya misión fundamental en esta fase será la vigilancia de colegios electorales, con protección

de los componentes de la mesa, interventores y electores, así como impedir actos de propaganda o

captación de voto y evitar coacciones cerca de los electores.

La protección se mantendrá durante el escrutinio y el traslado de las actas de votación hasta las Juntas

electorales, que corresponde a la cuarta y última fase del plan especial de seguridad.

Durante toda la vigencia de la «operación Aurora» se extreman las medidas de vigilancia y protección en

instalaciones de carácter estratégico y neurálgico, así como en aeropuertos, estaciones de autobuses y

ferrocarriles, sedes de partidos y sindicatos y centros militares y policiales.

 

< Volver