Autor: ;Ródenas, Virginia. 
 Elecciones generales. 
 Afluencia masiva y tranquilidad, notas dominantes en la capital de España  :   
 Algunos colegios retrasaron su apertura por falta de papeletas. 
 ABC.    23/06/1986.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

IV/ABC

ELECCIONES GENERALES

23 junio-1986

Afluencia masiva y tranquilidad, notas dominantes en la capital de España

Algunos colegios retrasaron su apertura por falta de papeletas

Muchas personas no pudieron votar por registrarse errores en las listas del censo

Madrid. Angeles del Pozo y Virginia Rodenas

Los madrileños acudieron a votar masivamente entre las once y las dos de la tarde. La tranquilidad fue la

nota dominante aunque en algunos lugares papeletas de varios partidos desaparecieron, y en otros éstas se

entregaban marcadas con los candidatos socia-Pstas al Senado. La mayor dificultad para los electores fue

a la hora de votar tos candidatos a esta Cámara ya que no se ha informado, a través de las campañas

publicitarias, como efectuar esta elección. Algunas personas no pudieron votar por no figurar en el censo

pese a haber recibido en su domicilio la tarjeta que le designaba en un colegio.

Los más madrugadores fueron los que a la vista del buen tiempo reinante decidieron salir de la capital no

sin antes acudir a las urnas, así como los más ancianos que formaron largas colas en tos colegios

electorales del distrito Centro. Frente a los pronósticos que anunciaban un gran porcentaje de abstención,

a primeras horas de la tarde la participación llegaba al cincuenta y cinco por ciento del electorado.

El suelo de las cabinas donde con el mayor secreto algunos ciudadanos elegían a sus preferidos quedó

cubierto de papeletas. Sobre todo las de tos partidos denominados «Verdes» fueron calificadas de

«camuflaje» y de «disimulo», ya que muchos votantes escogían éstas junto con las del grupo elegido.

Esto sucedía de una manera continua en el colegio Francisco de Quevedo del distrito de Retiro. Mientras,

en San Blas la sede de Alianza Popular recibía numerosas denuncias indicando que en algunos solares

abandonados se estaban quemando las listas que contenían a- los candidatos al Parlamento por la

Coalición Popular.

La elección al Senado originó tos mayores problemas para (os votantes, algunos de tos cuales pretendían,

tras romper el trozo de papel correspondiente a su opción política, introducirlo en el sobre destinado a

ello. Las papeletas con los candidatos a esta Cámara también recibieron su calificativo: «Sábana de

matrimonio». Los agentes de la Policía Municipal y Nacional actuaban como directores del

procedimiento y se vieron en la mayoría de los casos asediados por el público.

En la noche del sábado se autorizó a apoderados e interventores a mostrar sus distintivos durante su

estancia en los centros electorales, hecho éste que creó discordancia entre los representantes de los

diversos grupos políticos, puesto que a la de acudir a los colegios en el día de ayer existieron oposiciones

a que se mostrasen este tipo de credenciales. En algunos lugares se mantuvo lo decidido; en otros se

rechazó.

La jornada electoral en la capital de España se decidió por distritos:

Centro. Esta zona se caracterizó por la avanzada edad de sus electores, quienes en su mayoría

desconocían cómo elegir a los políticos. La anécdota surgió en el colegio San Isidro, donde a un hombre

que entregó la fotocopia de su documento nacional de identidad, le fue requerido el original, ante lo que

respondió que lo guardaba en su ropa interior. Ante la insistencia del interventor, el votante se desabrochó

los pantalones, llegándoselos a bajar, para extraer el DNI, ante el asombro de los que se encontraban a su

alrededor.

Arganzuela. Muchas de las personas que acudieron a las urnas lo hacían por primera vez. Esto podía

resultar emocionante. «Creo que es necesario votar para exponer nuestras ideas políticas», manifestó una

muchacha de dieciocho años a su salida del colegio público Joaquín Costa.

Retiro. En el colegio Calvo Sotelo la televisión alemana cumplía su trabajo. «Esto es interesante, la gente

no saluda a la cámara, parece que esto ya no afecta», dijo el apoderado del Partido Socialista Obrero

Español, quien además comentó que tan sólo se había registrado una pequeña incidencia por parte de un

presidente de mesa que se negaba a decir a los interventores el nombre de los votantes. En el patio del

colegio el candidato al Senado por el Partido Socialista, Sócrates Gómez, comentó que «la asistencia ha

sido enorme, sin comparación con el referendum sobre la OTAN en el "que existía una situación de

corrfrontamiento distinta.»

Salamanca. El colegio Beatriz Galindo abrió sus puertas pasadas las nueve de la mañana al faltar las

papeletas de Falange Española. A la una y media de la tarde apareció el candidato número dos por la

Coalición Popular, Osear Alzaga, quien se vio sorprendido a la puerta por un grupo de electores que le

pidieron su autógrafo. Alzaga declaró que «el veintidós de junio es un día esperanzador y grato dentro de

un clima cívico, que es inmejorable.» A continuación conversó con el presidente de la Junta municipal de

este distrito para pasar inmediatamente a depositar su voto. A este mismo centro acudieron don Carlos

Zurita, duque de Soria, esposo de su alteza real la infanta doña Antonia Margarita y el Defensor del

Pueblo, Joaquín Ruiz Giménez. La presidente de Alianza Popular en esta zona, Cándida OShea, denunció

que las papeletas de! Partido Socialista fueron colocads preferentemente.

Chamartín. Rafael Termes, presidente de la Asociación Española de Banca Privada, acudió al colegio

Ramiro de Máeztu pasadas un minuto las nueve de la mañana. Ramón Tamames, candidato por Izquierda

Unida, fue menos madrugador que el primero, también entregó su voto en este centro. La afluencia de

público disminuyó al llegar las tres de la tarde, hora en que el porcentaje de votantes superaba el cuarenta

por ciento.

Tetuán. En este distrito la jornada transcurrió con normalidad, aunque en el colegio Ortega y Gasset

desaparecieron varios lotes de papeletas de Coalición Popular, que inmediatamente fueron reclamadas por

el apoderado de esta formación política, siendo repuestas a la una y media de la tarde. Juan Arespaco-

chaga, candidato a) Senado por Coalición Popular, y el concejal popular Enrique Villoría, votaron en el

distrito.

Chamberí. A las once de la mañana se registraba un índice de participación del diez por ciento. El colegio

de la Institución Libre de Enseñanza abrió sus puertas una hora y media más tarde de lo previsto por

carecer de las papeletas de Izquierda Unida. Muy madrugador fue el candidato número dos por el Partido

Reformista Democrático, Federico Sainz de Robles, que depositó su voto minutos después de la apertura

del centro. Este colegio se caracterizó por la afluencia de un electorado de religiosas.

Fuencarral. El apoderado de Centro Democrático y Social, que se había colocado detrás de la mesa de las

papeletas «para ordenarlas», te decía a la apoderada del Partido Socialista: «A ver si quitáis a Guerra». La

mujer respondió: «Pues no te creas, trabaja catorce horas, lo que pasa, eso sí, es que no tiene modos».

Tras la advertencia de los demás responsables de otros partidos, el agente de la Policía Municipal que se

encontraba en el vestíbulo indicó al representante del partido centrista que se retirara de la mesa. Este se

justificó añadiendo que «si no llevo distintivo del grupo, ¿cómo voy a influir?». «Usted deje que la gente

vote lo que quiera», le recriminó el policía.

Moncloa. Por las escaleras del patio interior que lleva a las aulas del colegio Sagrados Corazones, en la

calle Martín de los He-ros, avanzaba lentamente una fila de personas que protestaban por la lentitud con

la que se realizaba el voto. Un niño gritó que su mamá había votado a Adorlo Suárez y la señora le iba

agarrando por los petos; al mismo tiempo, la abuela del pequeño, que era ayudada a bajar las escaleras,

repetía sonriente: «Yo también, yo también.»

Latina. Los colegios María de Molina y Francisco Ardanaz registraron largas filas media hora antes de su

apertura. La presencia de pancartas de Izquierda Unida hizo que varios presidentes de la mesa mostraran

su rechazo en el colegio Amadeo Vives, tras lo cual fueron retiradas. A las cuatro de la tarde la

participación se había incrementado, llegando a un cincuenta por ciento.

Carabanchel. La sede de Alianza Popular en esta zona denunció que Jos presidentes de las mesas

electorales del colegio Miguel Servet iban a prohibir votar a los interventores, aunque presentaran su

debida acreditación. Trasladados a este lugar, la situación se resolvió sin ningún percance. El porcentaje

de participación a primeras horas de la tarde ascendía al sesenta y cuatro por ciento del electorado

esperando que se incrementara hasta un setenta por ciento al final de la jornada.

En el resto de tos distritos de la capital el día transcurrió con normalidad. A las ocho de la noche, una vez

cerrados tos colegios se inició el escrutinio de votos.

 

< Volver