Autor: Duque, José Carlos. 
 Campaña electoral 22-J. Los candidatos reformistas recorrieron Madrid. 
 El Gobierno ha engañado a los electores con las promesas incumplidas, dice el PRD     
 
 Diario 16.    20/06/1986.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

NACIONAL

CANDIDATOS REFORMISTAS RECORRIERON MADRID

«El Gobierno ha engañado a los electores con las promesas incumplidas», dice el PRD

José Carlos Duque /D16

MADRID.—Los candidatos al Congreso y al Senado en las listas del Partido Reformista Democrático por

Madrid, recorrieron ayer las calles madrileñas y recabaron de los electores sus impresiones sobre los tres

años y medio de la gestión socialista.

Los tres primeros candidatos en las listas al Congreso, Federico Carlos Sainz de Robles, Antonio

Garrígues y Juan Antonio García Díez, coincidieron en señalar que los españoles «se sienten defraudados

con el funcionamiento de la Administración socialista, que no ha solucionado los problemas, y con el

Gobierno, que ha engañado a los electores con el incumplimiento de su programa».

Los candidatos reformistas realizaron un maratón por Madrid para comprobar «in situ» la reacción de los

administrados. Para ello se trasladaron a diversos centros, a la Ciudad Sanitaria La Paz, al Hospital Asilo

San Rafael, a una oficina de Empleo, al Mercado de Maravillas, a una Delegación de Hacienda, e

igualmente hicieron un recorrido por distintos comercios del centro de la capital de España.

«En La Paz, hemos podido comprobar cómo una estructura monstruosa donde trabajan seis mil personas

no es capaz de satisfacer adecuadamente la atención hospitalaria de los pacientes. Los médicos se quejan

del mal ambiente de trabajo y los atendidos están desesperados. Mientras tanto, en el Hospital de San

Rafael existe una gran preocupación porque les han quitado los conciertos que tenían con la

Administración y no saben si el centro podrá subsistir. En estos lugares hemos podido comprobar los dos

sistemas sanitarios, la ineficacia del primero y la falta de ayuda estatal en el segundo», afirmó Juan

Antonio García Diez.

«En la Oficina de Empleo visitada, que mueve doscientos cincuenta mil casos al año, se ha puesto de

manifiesto la situación dramática de escasez de medios para poder resolver los problemas que se plantean

a quienes no tienen un puesto de trabajo o se les ha acabado el seguro de desempleo», agregó

«En la Delegación de Hacienda —indicó— un caballero nos decía excitado que lleva tres años esperando

que le restituyan el dinero de su declaración negativa, para lo que le piden una y otra vez los mismos

papeles que ya ha presentado. Mientras tanto, otro administrado se queja del terrorismo fiscal que está

padeciendo».

«Todo esto indica que la Administración no funciona y que está peor que en 1982. De vez en cuando, los

ministros tendrían que darse un paseo por los hospitales, las oficinas de empleo, los registros de los

Ministerios, para darse cuenta de la situación. A mí me pueden reprochar que no lo haya hecho cuando he

sido ministro, pero es así», dijo García Diez.

Por su parte, Sainz de Robles afirmó que «basta con salir a la calle para ver reaccionar a los ciudadanos

ante el engaño socialista».

(En la Administración —añadió— no han hecho nada. Y, además, el pueblo se da cuenta de las promesas

incumplidas. El Gobierno engañó con la promesa de la creación de los ochocientos mil puestos de trabajo

y lo volvió a hacer cuando dijo que las elecciones no serían adelantadas. Las adelantó para hacerlas

coincidir con los Mundiales, como si este país fuera tercermundista. El Gobierno no ha acelerado la

concesión de las pensiones, cada día más recortadas, y ha dicho que habría televisión privada, aunque no

hay nada. También dijo que España iba a salir de la OTAN y luego se arrepintió, y prometió igualdad,

cuando aquí el poderoso sigue siéndolo».

Para Sainz de Robles los socialistas no han hecho la reforma de la Justicia, que se encuentra sin medios, y

lo único que han tocado son los vocales del Consejo General del Poder Judicial y la jubilación de jueces y

magistrados.

Antonio Garrigues achacó a los socialistas el triple planteamiento falaz de que los problemas de España

son los mismos que los de otros países, que han hecho todo lo posible para solucionarlos y que no existe

ninguna fuerza que lo hiciera mejor que el PSOE. (Esto es una tomadura de pelo», agregó.

 

< Volver