Autor: Quintero, Rafael. 
 Campaña electoral 22-J. Iglesias descarta cualquier futuro apoyo al PSOE. 
 Ante las calumnias de Guerra sólo cabe el Juzgado o el desprecio y la indiferencia     
 
 Diario 16.    20/06/1986.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NACIONAL

ELECTORAL

IGLESIAS DESCARTA CUALQUIER FUTURO APOYO

Ante los calumnias de Guerra sólo cabe el Juzgado o el desprecio y la indiferencia»

Rafael Quintero/ D-16 Enviado especial

VALENCIA.—«Ante las calumnias de Alfonso Guerra sólo cabe el Juzgado o el desprecio y la

indiferencia. Yo opto por lo segundo, porque lo primero parece que no funciona ahora en un plazo

rápido». De esta manera respondió ayer en Valencia el presidente de la coalición Izquierda Unida,

Gerardo Iglesias, a las últimas manifestaciones del vicepresidente Alfonso Guerra.

Iglesias desmintió cualquier posible apoyo a los socialistas en un futuro inmediato. En este sentido dijo

que «es muy poco probable que Izquierda Unida apoye una gestión fraudulenta de gobierno y a un

programa de derechas como es el socialista».

No obstante, el líder de IU afirmó que «izquierda Unida no va a ser nunca un factor que no contribuya a

la gobernabilidad del país. El día veintitrés hablamos».

En cuanto a las incógnitas que, a su juicio, presentan las elecciones de pasado mañana, el líder de IU

señaló que «la gran incógnita para mí está despejada. La gran cuestión es si se rompe o continúa el

bipartidismo, y eso ya está claramente despejado. El próximo Parlamento va a ser más plural, aunque tras

las elecciones todavía habrá un Parlamento que no va a ser un reflejo total de la sociedad, pero sí vamos

en ese camino».

El secretario general del PCE afirmó en este sentido que «parece que por la izquierda va a haber un grupo

parlamentario y por el centro-derecha también lo cual es alentador». Descartó Iglesias una posible

coalición poselectoral con el Centro Democrático Social de Adolfo Suárez.

El presidente de la coalición de izquierdas siguió la tónica mantenida a lo largo de toda la campaña en el

sentido de rehusar responder a cualquier pregunta sobre el anterior secretario general del PCE y actual

líder de la Mesa para la Unidad de los Comunistas, Santiago Carrillo.

En esta ocasión, Iglesias, ante la insistencia de los informadores, dijo que el asunto de Carrillo era de

segunda importancia y que «no voy a seguir la vía de los desmentidos de quienes están mintiendo

continuamente».

 

< Volver