Campaña electoral 22-J. En acción la segunda fase de la Operación Aurora. 
 Movilizadas la Policia y la Guardia Civil desde la medianoche de ayer hasta el domingo     
 
 Diario 16.    21/06/1986.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

CAMPAÑA ELECTORAL

EN ACCIÓN LA SEGUNDA FASE

Movilizados la Policía y la Guardia Civil desde la medianoche de ayer hasta el domingo

A las cero horas de hoy entró en vigor la segunda fase de la denominada «Operación Aurora», que tiene

como objetivo la protección institucional y la seguridad ciudadana durante el tiempo electoral. La

«Operación Aurora», que en Madrid se complementa con la «Operación Bosque», puesta en marcha en

prevención de acciones terroristas, presta especial atención a los servicios de información policial.

MADRID.—Las Fuerzas de Seguridad del Estado entraron en la pasada medianoche en la segunda fase

de alerta, prevista en la «Operación Aurora», para la protección institucional y la seguridad ciudadana

durante el tiempo electoral.

Desde las cero horas del domingo hasta que finalice el escrutinio, las fuerzas policiales estarán en máxima

alerta, informaron a Efe fuentes de la Seguridad del Estado.

El plan especial de actuación policial, cuya primera fase coincide con la campaña electoral, moviliza a

todo el personal del Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil y, de alguna manera, a la Policía

Municipal, bomberos, personal sanitario y otros servicios públicos.

En la «Operación Aurora» se incluye también la colaboración de las Fuerzas Armadas en tareas de

protección y vigilancia de centros estratégicos y neurálgicos, que es solicitada a los gobernadores

militares por los civiles.

La adscripción de personal militar se hace para sustituir o reforzar a las Fuerzas de Seguridad del Estado,

que estarán más visibles en las calles y protegerán los colegios electorales.

La «Operación Aurora», que en Madrid se suma a la «Operación Bosque», puesta en marcha contra

actuaciones terroristas, especialmente de ETA, presta especial atención a los servicios de información

policial.

Estos procesan toda la información sobre personas y locales potencialmente objetos de atentados, tanto

para detectar situaciones de peligro como para actuar preventivamente con eficacia.

La posibilidad de acciones, terroristas se acentúa siempre en estas fechas, como ha demostrado el

atentado del pasado martes, pero fuentes policiales subrayaron a Efe que «se investiga todo como mera

precaución, pero con el rigor e intensidad que todos los días del año». Con carácter general a las cuatro

fases del proceso electoral, la «Operación Aurora» prevé que en las instalaciones, de carácter estratégico

y neurálgico se extremen las medidas de vigilancia y protección, así como en los aeropuertos, estaciones

de autobuses y ferrocarriles, sedes de partidos y sindicatos y centros militares y policiales. Los rastreos y

controles periódicos en las redes del subsuelo de las ciudades y en las inmediaciones de puentes que unen

importantes vías de comunicación se intensifican en los días que dura el dispositivo y se harán más

rigurosas en las horas inmediatas a la jornada de votación.

 

< Volver