Autor: Dávila, Carlos. 
 Fraga toca techo, mientras el CDS, Izquierda ---unida y HB consiguen importantes aumentos. 
 El PSOE pierde un millón de votos pero conserva la mayoría absoluta     
 
 Diario 16.    23/06/1986.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Diario 16

Fraga toca techo, mientras el CDS, Izquierda Unida y HB consiguen importantes aumentos

El PSOE pierde un millón de votos pero conserva la mayoría absoluta

Carlos Dávila/D-16 Corresponsal político

MADRID.—Con un cuarenta y cuatro por ciento de los votos y ciento ochenta y cuatro escaños, el PSOE

ha repetido la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados en las elecciones generales celebradas

ayer en toda España. Ello significa la pérdida de, aproximadamente, un millón de votos respecto al 82. La

participación ha sido esta vez ligeramente superior al setenta por ciento y en el censo se han incorporado

dos millones de nuevos votantes. A las once y media de la noche, el secretario general de PSOE, Felipe

González, compareció en el hotel donde su partido, ganador en las urnas, celebraba el resultado de las

elecciones. González hizo una breve declaración en el que se felicitó por la continuación de su «proyecto

de progreso», acentuó al tiempo su espíritu, que llamó de «diálogo, acuerdo y colaboración» e hizo,

finalmente, un llamamiento a todos los partidos y sectores sociales, un llamamiento que los observadores

políticos interpretan como un signo de que se puede modificar sustancial-mente las formas de gobernar

del PSOE en el próximo cuatrienio.

Junto con la victoria, no tan arrolladura como en el 82 del PSOE, las notas características de las cuartas

elecciones democráticas, han sido éstas: el descenso ligero de la Coalición Popular, el espectacular

aumento del número de escaños del partido de Adolfo Suárez, el Centro Democrático y Social, los siete

escaños obtenidos por el conglomerado de Izquierda articulado en torno al Partido Comunista, la subida

de Herri Batasuna que, por primera vez obtiene votos fuera del País Vasco, en Navarra y el fracaso total

del Partido Reformista de Miguel Roca.

Sin embargo, una de las formaciones coaligadas con el PRD, Convergencia i Unió, ha obtenido en su

ámbito territorial, Cataluña, grandes resultados; concretamente ha logrado seis escaños más con relación a

los comicios generales del 82.

El otro partido territorial, Coalición Galega, no ha confirmado las expectativas que levantó en las

elecciones autonómicas y no ha podido obtener un escaño. Fracaso, pues, total del PRD y personalización

del voto del centro en el partido de Suárez que, incluso, ha superado en Madrid los pronósticos más

optimistas, con cinco escaños, que hacen de nuevo parlamentario a Raúl Morado, procedente del PSP de

Tierno Gal-ván.

Pero si asombrosa ha sido la recuperación de Suárez, que logra diecisiete escaños más que hace cuatro

años, la obtención de cinco plazas parlamentarias por parte del partido, recientemente legalizado, Herri

Batasuna, supone, por un lado, la confirmación del ascenso de la oferta radical abertzale en el País Vasco;

por otra, su casi equiparación electoral con el PNV, que ha perdido dos escaños respecto al 82 y, en tercer

lugar, la aparición fuera del País Vasco, de esta fuerza política, en una región como Navarra que nunca,

hasta ahora, había tenido un representante abertzale en Madrid.

 

< Volver