ANEPA (que quiere ser partido político), contra la idea de un Frente Nacional     
 
 Informaciones.    09/04/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ANEPA (QUE QUIERE SER PARTIDO POLÍTICO), CONTRA LA IDEA DE UN FRENTE

NACIONAL

MADRID, 9. (INFORMACIONES y agencias.)

CREO que no sería hábil de momento llegar a la creación y de un denominado Frente Nacional», ha

declarado el presidente de la asociación política Anepa, don Enrique Thomas de Carranza, en una reunión

con informadores políticos. A la misma asistieron también el vicepresidente, don José Ramón Alonso y

Rodríguez Nadales, y el secretario, don Pedro Pérez de Alhama. «Este Frente Nacional —añadió— sería

un buen pretexto para la oposición, y además sería fácil de combatir. Si el Frente se realizara, no quiere

decir que lo capitaneara don Gonzalo Fernández de la Mora. Podrían surgir otros, como, por ejemplo, don

Alejandro Rodríguez de Valcárcel.»

En otro momento dijo el presidente de A.N.E.P.A. que «en España no hay izquierda moderada ni derecha

moderada. Lo que necesita España en este momento —agregó— es una larga transición para llegar a una

democracia. Actualmente se ha apoderado del país una psicosis de crítica y de peticiones que antes no se

habían dado». «Pero —dijo también— me temo que vamos a la ruptura democrática. Si la hay, será vio-

lenta.»

Al ser preguntado por el Partido Comunista, dijo: «Desde mi punto de vista personal, y creo que interpre-

to las líneas generales de A.N.E.P.A., sería un gravísimo error legalizar el Partido Comunista, porque de

este modo se le daría una doble plataforma de actuación: desde la legalidad y desde la ilegalidad, ya que

es un partido totalitario y no renunciaría a socavar los cimientos del sistema actuando clandestinamente,

aun existiendo legalmente. No hay hipertrofia en la exageración del Partido Comunista. Su fuerza —agre-

gó— no le viene dada por el número de sus miembros. Ellos mismos han dicho que sus bazas son dos: la

mística de su actuación y una plataforma de prospección, que da mucho más dinero que la C. I. A.,

convencida de que España es un punto esencial para el dominio del Mediterráneo y, por tanto, de la VI

Flota norteamericana.» Por su parte, el vicepresidente de A.N.E.P.A., señor Alonso, manifestó sobre el

mismo tema: «El que por ahora no se reconozca al P. C. no quiere decir que no se haya de hacer más

adelante. Lo que deseamos todos es una España posible y moderada.»

Al hablar del señor Fernández de la Mora, dijo que «es un fenómeno arrollador de la derecha española,

que ha encontrado en él un polemista válido en cualquier circunstancia». Añadió que era el «líder político

de la derecha integrista». Al hacer referencia a la «Platajunta», dijo que «la izquierda ha cometido un

error al unirse y no responder al diálogo con el Gobierno, porque de este modo lo ha dejado a merced de

la derecha».

LOS PROBLEMAS DEL GOBIERNO

El señor Thomas de Carranza dijo respecto a la situación del Gabinete Arias: «El Gobierno es

absolutamente sincero en su reforma, y esto es lo que le está creando problemas. Con la derecha, porque

la estima excesiva; con la izquierda, porque la considera insuficiente. En este momento está sufriendo un

proceso de aislamiento. No está suficientemente en contacto con las fuerzas reales del país.» «En este

sentido —agregó—, el referéndum es absolutamente necesario.» A esto añadió el señor Alonso que el

referéndum se debe hacer cuanto antes, ya que los días que pasen será tiempo perdido.

Respecto a la aportación de A.N.E.P.A. a la situación política actual, dijo el señor Thomas de Carranza

que quieren aportar la reflexión y crear un gran partido moderado. «Nuestro partido apoyaría a la

participación democrática la justicia social y no sería partidario de ningún privilegio económico. Sería

más democrático que liberal, porque esto supone una inhibición del Estado a favor del capitalismo.»

9 de abril de 1976

 

< Volver