Autor: Castro, José. 
 Balance electoral. CP hace aguas tras el fracaso en las legislativas. 
 Alzaga asegura que el PDP nunca romperá los pactos firmados con Coalición Popular     
 
 Diario 16.    25/06/1986.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

25 de junio-86

BALANCE ELECTORAL

NACIONAL

CP HACE AGUAS TRAS EL FRACASO EN LAS LEGISLATIVAS

Aliaga asegura que el PDP nunca romperá los pactos firmados con Coalición Popular

El presidente del Partido Demócrata Popular, después del fracaso electoral. No obstante, en el se-Oscar

Alzaga, niega que ellos vayan a romper los no de la coalición el malestar es evidente por la ac-pacto

electorales firmados con Coalición Popular, titud democristiana.

José Castro/D-16

MADRID.—El presidente del Partido Demócrata Popular, Osear Alzaga, no informó a los otros dos

presidentes de la Coalición Popular, Manuel Fraga por Alianza Popular y José Antonio Segurado por el

Partido Liberal, de la decisión que había tomado de poner su cargo a disposición de la comisión ejecutiva

de su partido tras los malos resultados obtenidos por CP en las elecciones, a pesar de haber estado

reunidos el lunes por espacio de casi una hora.

Alzaga sorprendió a sus coaligados con una nota oficial de su partido, el lunes por la tarde, en la que

ponía de manifiesto su decisión de poner su cargo a disposición del partido, cuya comisión ejecutiva se

reunirá el próximo fin de semana para estudiar el resultado electoral y el hecho de que el PDP haya

perdido un diputado y dos senadores de los que les correspondían en la proporción pactada al firmarse la

coalición.

El detonante que ha puesto en marcha la posible ruptura de Coalición Popular ha sido los bajos resultados

obtenidos por CP en las elecciones generales celebradas el domingo y, fundamentalmente, el hecho de

que el PSOE logró de nuevo la mayora absoluta.

Discrepan en este punto los tres presidentes de CP al hacer el balance de estos comicios. Fraga piensa que

aunque los resultados no han sido los más óptimos, Coalición Popular ha logrado mantener su presencia y

su influencia en el pueblo español frente al fiasco socialista, que ha perdido 18 diputados.

Y añade en su análisis que si

EFE

a Coalición Popular, que sólo ha perdido un diputado, se le suman los logrados por el Partido Aragonés

Regionalista y por Unión Valenciana, que en estas elecciones se han presentado fuera de la coalición y

han restado posibilidades tanto a CP como a sus propios candidatos regionalistas, la unión nacional de

AP, PDP y PL hubiera sobrepasado el número de diputados obtenidos en 1982. Es justamente esta

obcecación de Fraga, que sigue haciendo el mismo análisis ante sus coaligados en la intimidad de la

reflexión poselectoral, lo que ha puesto a Alzaga en pie de guerra. Eso y el que él no quiere que el PDP

sea un sub-grupo dentro del Grupo Parlamentario Popular, donde su poder de respuesta en los plenos es

muy limitada.

En Alianza Popular se responde a esa postura con la afirmación de que si bien Fraga es respetuoso con

aquellos compromisos que ha adquirido, en el aparato del partido se piensa que si el PDP ha logrado 21

diputados y 11 senadores se ha debido a que han ido coaligados con un partido fuerte que arrastra votos a

mansalva. «Y si no —dicen—, ¿quién ha llenado plazas de toros, cines y teatros?»

Y añaden en Genova, 13, que si Alzaga está pensando en proponer la reforma del reglamento del

Congreso para poder tener grupo parlamentario propio, tendrá que contar primero con la anuencia de los

socialistas y después con la de Fraga, que no está dispuesto a consentirlo. «Y además, hay que tener en

cuenta que eso aún no se ha planteado. Y es más, cuando Fraga lo ha preguntado, Osear Alzaga le ha

negado que esté en su ánimo hacer esa proposición.»

Llegados a este punto, en Alianza Popular se cree que lo que Osear Alzaga pretende es: primero, hacerse

notar y darse autobombo; segundo, tratar de forzar una presencia más fuerte suya o de su partido en el

Grupo Parlamentario Popular; tercero, forzar una mayor distribución para el PDP en los pactos que

habrían de firmarse en breve, de no romperse el acuerdo, de cara a municipales, autonómicas y europeas

que se celebrarán dentro de un año.

Por su parte, el presidente del Partido Liberal, José Antonio Segurado, tercero en la discordia, tampoco se

muestra satisfecho de los resultados obtenidos, máxime cuando auguró más de ciento cincuenta diputados

para Coalición Popular.

Pero en cambio, y ante los hechos consumados, Segurado es más objetivo y no culpa sólo a Fraga del

fiasco: «Algo ha fallado —dice—, porque el programa era verdaderamente bueno, pero en cualquier caso,

somos corresponsales los tres líderes de Coalición Popular.»

 

< Volver