Pérez-Llorca: El PSOE no ha ofrecido un programa económico  :   
 Los ministros de Administración territorial, Pérez-Llorca, y el de Comercio, Luis Gámir, criticaron el programa socialista en materia autonómica y económica. 
 Diario 16.    30/05/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Diario 16/30-mayo-80 NACIONAL

EL LARGO PLENO DE LA MOCIÓN SOCIALISTA

Gámir dijo que con los socialistas aumentaría el paro

Pérez-Llorca: «El PSOE no ha ofrecido un programa económico»

Los ministros de Administración .Terrítorial,Pérez-Llorca,y el de Comercio,Luis

Gámir,criticaron el programa socialista en materia autonómica y económica.

Madrid — «El apoyo comunista —dijo Pérez-Llorca— a las medidas autonómicas de

Felipe González es contradictorio, porque tales medidas encierran en sí grandes

contradicciones. Les falta una concepción global. Se parte de que la soberanía

está en la Constitución y no se dice nada nuevo, salvo cuando se trata de

incurrir en contradicciones.»

Para el ministro, el tratamiento socialista de la autonomía andaluza no debe

considerarse aisladamente en un artículo de la Constitución, sino que requiere

una visión de política global y una solución generalizada.

Censuró, asimismo, el miembro del Gobierno el mapa autonómico dibujado en el

programa socialista, diciendo que es «más bien una excursión por la geografía

española, pero estableciendo distinciones entre las regiones».

«Lo mismo pasa con el calendario defendido por Felipe González», añadió el

ministro. «Se contemplan los peligros existentes entre un permanente proceso

electoral o retrasar todas las elecciones hasta el año 1983. Y la solución que

se propone se resume en una frase: La economía electoral. Yo no veo por ningún

lado un programa», concluyó Pérez-Llorca.

Nota por el banco azul

Mientras tanto el vicepresidente económico Abril Martorell hacía correr a través

de todo el banco azul una nota dirigida al ministro de Comercio y Turismo, Luís

Gámir, quien intervendría al término de la réplica que tuvo lugar al acabar

Pérez-Llorca su intervención.

El ministro de Administración Territorial habló en su discurso de que el

proyecto de Gobierno socialista impone determinados «corsés organizativos» en la

construcción del Estado de las autonomías, y respecto al texto leido el día

anterior por Felipe González, Pérez-Llorca señaló que en el tema de las

competencias el Gobierno lo tiene prácticamente resuelto en la actualidad.

Aludiendo a ¡a censura socialista, que acusaba al programa expuesto la semana

pasada por el presidente de copiar el texto de un catedrático de Derecho

Administrativo en la configuración y desarrollo del Estado de las autonomías,

Pérez-Llorca respondió que en la exposición llevada a cabo por Felipe González

con la creación de la Comisión de Desarrollo Interregional, los socialistas

deberían pagar derechos de autor a otro profesor.

El ministro concluyó su exposición lenta, monótona y aburrida, afirmando que

«aquí no ha habido más alternativa que la del Gobierno en el tema autonómico y

tengo la seguridad de que gobierne quien gobierne habrá de utilizar el programa

expuesto hace una semana por el presidente Suárez».

Respuesta a la oferta económica

Luis Gámir, ministro de Comercio intervino en el debate, tras una indicación del

vicepresidente Fernando Abril Martorell, para rebatir el planteamiento económico

del programa de Gobierno de Felipe González.

Afirmó el ministro que el PSOE presume de ser una alternativa de poder, pero que

no lo es y señaló que se ha producida un cambio «copernicano» en materia de

inflación y en el sector público. En cuanto al paro, afirmó que si hubiésemos

tenido un Gobierno socialista, «el paro hubiese sido mayor».

Luis Gámir analizó más tarde todo lo referente a las cifras de déficit de

nuestra balanza exterior y su evolución a lo largo de los últimos tres años.

Dijo que se tiende a lograr una diferencia cero con la OCDE.

«Lo importante es la tasa comparativa.»

Atacó duramente la teoría de financiación del déficit expuesta el miércoles por

Felipe González, y dijo que se trataba de una forma curiosa de economía. Ironizó

diciendo que el líder socialista había confundido unas cifras de la OCDE o que

no había colocado bien una coma.

 

< Volver