Mientras el PNV seguía las incidencias desde un piso franco. 
 Los nacionalistas, ni con Suárez ni con Felipe     
 
 Diario 16.    30/05/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

NACIONAL

EL LARGO PLENO DE LA MOCIÓN SOCIALISTA

Mientras el PNV seguía las incidencias desde un «piso franco»

Los nacionalistas, ni con Suárez ni con Felipe

Con la ausencia del PNV, que no intervino en el debate y que siguió las

incidencias desde un «piso franco», a través del transistor, según se contestó a

los periodistas, el resto de los nacionalistas del Congreso no estuvieron ni con

Suárez ni con Felipe.

El portavoz del grupo parlamentario andalucista, Alejandro Rojas Marcos, se

pronunció ayer a favor de la censura al Gobierno de Suárez y contra la

investidura del candidato socialista Felipe González.

Tras constatar que en estos momentos se registra la cota más baja del presidente

Suárez, atacó la iniciativa socialista, que, dijo, «impide a los otros grupos

presentar mociones sobre hechos concretos de la gestión del Gobierno de UCD».

Respecto al modelo autonómico presentado por el Gobierno en la semana anterior,

Rojas Marcos indicó que responde más bien al modelo querido por las

multinacionales y el capital. Pidió también que el presidente aclarase sus

viajes a los Estados Unidos y la vinculación del mismo con el cambio de política

autonómica.

Su negativa al candidato socialista la resumió Rojas Marcos en la pregunta:

«¿Cómo vamos a votar a un Gobierno de izquierdas que no cuenta con todo el apoyo

parlamentario de la izquierda?»

Criticó el programa socialista porque no concreta la forma de cómo pretendía

gobernar el PSOE y destacó que existen pocas diferencias con el modelo expuesto

la semana anterior por la UCD. Terminó su intervención afirmando que sería bueno

que de este debate surgiera un Gobierno de mayoría y una oposición auténtica.

Roca: La censura constructiva

El representante de la minoría catalana, Miguel Roca Junyent, dejando un poco en

penumbra su ulterior pronunciamiento sobre la moción de censura, aprovechó los

25 minutos de su intervención en explicar su postura constructiva en interés de

la política del Estado.

Tras reconocer, con palabras del propio Felipe González, que la moción de

censura tenía una «fuerza moral» con lo que «obligaba a los demás grupos a

pronunciarse». Roca distinguió entre la censura, «que es sólo un antecedente», y

la votación del candidato, «que es la esencia del debate».

«Nuestro grupo se asienta en la voluntad de hacer gobernable el país», dijo el

líder catalán, y añadió: «No tratamos de ser ni de hacer una oposición,

sistemática. Constituimos un grupo obsesionado por evitar los enfrentamientos de

las dos Españas y defendemos los intereses catalanes. El Estado de las

autonomías tendrá en nosotros a unos entusiastas en la medida en que la

solidaridad interregional no sea administrada con criterios centralistas.»

El parlamentario catalán puso el énfasis en que la voluntad de su grupo estriba

en que la dimensión de la actuación política sea asumida por todos sus

destinatarios y en la necesidad de crear un ambiente de confianza y de

expectativas positivas para devolver la ilusión a todos los ciudadanos.

«Hay que gobernar y dar la imagen ante la opinión pública de que, efectivamente,

se gobierna», concluyó el dirigente catalán.

 

< Volver