El secretario de UCD calificó de contradictorio el programa del PSOE     
 
 Diario 16.    30/05/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

NACIONAL

EL LARGO PLENO DE LA MOCIÓN SOCIALISTA

30-mayo-80/Diario16

Réplicas y contrarréplicas entre el secretario general de UCD, Rafael Calvo

Ortega, y el líder socialista Felipe González cerraron la maratoniana sesión

parlamentaria de ayer, pasada la una y media de la madrugada. Había durado diez

horas. Extenuados los diputados, el presidente de la Cámara levantó la sesión,

que se reanudará hoy, a las tres y media de la tarde, para votar la moción de

censura socialista al Gobierno.

El secretario de UCD calificó de contradictorio el programa del PSOE

Madrid — El secretario general de UCD_y ex ministro de Trabajo, Rafael Calvo

Ortega, empleó una hora para analizar punto por punto el programa presentado por

Felipe González, que lo calificó de contradictorio respecto a los textos del

PSOE.

Antes de abordar las críticas a la moción socialista, rechazó las injerencias y

las alusiones del diputado socialista Peces-Barba dentro de UCD.

Señaló inmediatamente a continuación las características de un programa de

gobierno y los cuatro requisitos necesarios para juzgarlo: credibilidad,

coherencia, concreción temporal y concreción global del mismo.

En lo referente a la credibilidad matizó las diferencias entre programa de

partido, programa electoral y programa de gobierno, que, señaló, «son

diferencias de intensidad, de táctica, pero que no pueden ser diferencias de

fines, ya que éstos son consustanciales al programa».

Rafael Calvo Ortega pasó después a enumerar las contradicciones que, a su

juicio, presentaba el programa del PSOE respecto a anteriores documentos

socialistas, y enumeró también las deficiencias que el mismo presentaba sobre

autonomías, situación económica, situación internacional, modificación fiscal,

sindicatos, pequeña y mediana empresa y paro. Dio varias razones para que se

produzcan en estos momentos 1.000 parados diarios: crisis industrial y

reconversión industrial internacional que nos devuelve a miles de emigrantes.

En este tema el secretario general de UCD cosechó grandes aplausos del Gobierno

y de los diputados del partido centrista al afirmar que «UCD es también un

partido de los trabajadores, ya que si no cómo se podrían explicar los seis

millones y medio de votos que obtuvo en las últimas elecciones».

Habló después. Calvo Ortega, del paro como responsabilidad social, de la falta

de financiación en estos momentos para reducir la edad de jubilación, el

pluriempleo como un tema vidrioso y de la ley de Empleo como un tema «impopular,

pero los Gobiernos tienen que ser impopulares a veces», para afirmar que la ley

acababa con varias y manifestas injusticias.

Pasó después el diputado centrista a analizar lo que denominó «el gran tema: la

reconversión industrial».

Reconversión industrial que, junto al tema de productividad —señaló Calvo

Ortega— pueden producir miles de despidos. Los últimos minutos de su

intervención los empleó el secretario general del partido centrista en señalar

la falta de un programa en materia de seguridad ciudadana por parte del PSOE,

«programa que esperaba —señaló Calvo Ortega— tras las fuertes críticas que el

candidato (Felipe González) realizó la semana pasada al programa presentado por

Adolfo Suárez».

Precisó que la concreción temporal de un programa era necesaria, «porque sin

tiempo un programa de gobierno es papel mojado», y que es necesaria una

concepción global del mismo dado que hay que decir a qué modelo social sirve,

pues «un programa de gobierno no es un fin en sí mismo sino un medio».

Anunció por último que UCD votaría «no» «al programa y a la candidatura del

señor González», lo que fue acogido con grandes aplausos por parte de los

miembros del Gobierno y de los diputados centristas, que le felicitaron.

 

< Volver