Autor: Ibáñez, Juan G.. 
 Mitterrand trajo a Madrid el proyecto de la europeización. 
 Socialistas franceses y comunistas españoles analizaron la crisis mundial     
 
 Diario 16.    17/05/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

2 NACIONAL

Mitterrand trajo a Madrid el proyecto de la «euroizquierda»

Socialistas franceses y comunistas españoles analizaron la crisis mundial

El Partido Socialista Obrero Español, en el contexto de la Internacional

Socialista, y el Partido Comunista de España dialogarán con diversas fuerzas

progresistas europeas para apoyar conjuntamente una salida pacífica a la crisis

internacional.

François Mitterrand (PSF) se desplazó ayer a Madrid para conversar con Felipe

González sobre la posible mediación del PSOE en la crisis norteamericano-iraní y

tantear a Santiago Carrillo sobre la preparación de la Conferencia de Seguridad

de Madrid.

Madrid (JUAN G. IBAÑEZ) — El secretario general del PCE, al tiempo que se

distribuía un comunicado conjunto de la reunión, quiso participar con Mitterrand

en una rueda de prensa para subrayar que el objeto de la entrevista que acababa

de celebrar era «establecer ciertas bases previas para que la Conferencia de

Seguridad y Cooperación de Madrid no sea un campo de agramante donde se

enfrenten posturas radicales».

Los dirigentes del PSF y PCE manifestaron en el comunicado conjunto que «se ha

considerado conveniente qué iniciativas puedan ser adoptadas en favor de la

distensión, y particularmente para contribuir a preparar en las mejores

condiciones la Conferencia de Madrid sobre la Seguridad y la Cooperación

Europea».

Carrillo se mostró satisfecho del encuentro —en el comunicado se afirmaba que

había «confirmado la utilidad y la importancia de desarrollar el diálogo y las

confrontaciones entre partidos que pertenecen al movimiento obrero europeo»-,

pero se expresó con cautela respecto a los posibles resultados.

«No debo aventurar una opinión sobre la proximidad de los resultados -declaró el

secretario general del PCE—. La esperanza es que haya resultados. Si no, no nos

reuniríamos.»

En contraste con esta valoración positiva, aunque matizada, de la reunión,

fuentes próximas a la ejecutiva federal del PSOE, que se habían reunido con

Mitterrand pocas horas antes en un almuerzo de trabajo,

aseguraron a este periódico que el líder socialista francés se entrevistó con

Carrillo por motivos fundamentalmente electorales y .de imagen pública.

Según la versión de una fuente autorizada socialista, Mitterrand se reunió con

el líder comunista español para «justificar» su política de unidad de la

izquierda en Francia y su tesis de la «euroizquierda».

La Internacional buscará apoyo de otras fuerzas

Los mismos medios, que restaron alcance al encuen-tro Miterrand y Carrillo,

reconocieron que la Internacional Socialista dialogará con otras fuerzas

progresistas europeas —entre las que obviamente deberán encontrarse Partidos

Comunistas— para defender una salida propia a la crisis internacional.

Mitterrand y los dirigentes socialistas españoles en su reunión del mediodía

valoraron positivamente las últimas manifestaciones de la Unión Soviética, que»

interpretaron como gestos de buena voluntad para impedir la guerra.

Los dirigentes del PSOE, según uno de los asistentes al almuerzo, subrayaron la

preocupación de los socialistas españoles por el cobijo que siguen encontrando

en Francia algunos terroristas vascos, quienes desde ese lado de la frontera

planean sus acciones armadas y encuentran refugio tras perpetrar los atentados.

Fuentes autorizadas del PSOE atribuyeron la ausencia de un comunicado conjunto a

«la frecuencia de contactos entre ambos partidos».

PCE: Búsqueda de convergencia

Santiago Carrillo, en la rueda de prensa que celebró tras casi dos horas de

entrevista con Mitterrand, resaltó que «hay que buscar formas y terrenos de

diálogo para ver si de ello se desprenden formas de colaboración entre los

partidos del movimiento obrero europeo para garantizar la paz y aportar

soluciones de progreso a la crisis económica internacional».

Carrillo se apresuró a precisar que «las conversaciones no afectan a las

relaciones que tenemos con los camaradas del Partido Comunista francés». Los

comunistas franceses protestaron recientemente con energía al conocer la

entrevista mantenida entre el secretario general del PC italiano, Enrico

Berliguer, y el líder socialista francés.

El secretario general del PC presentó la entrevista con Mitterrand como algo

casi fortuito —«me he enterado hace horas de que quería hablar conmigo»—, pero

poco después lo desmintió involuntariamente al precisar que determinado tema no

estaba en la «agenda» de la conversación.

Carrillo relacionó el encuentro, celebrado en un hotel, con la mencionada

entrevista de Mitterrand con Berlinguer, así como con los contactos que él mismo

tuvo el pasado fin de semana con este último en Madrid.

El secretario general del PCE subrayó las coincidencias de su partido con el

PSOE en temas de política internacional —aseguró que se trata de coincidencias

en las cuestiones esenciales—, recordó la reciente reunión del secretario de

relaciones internacionales de su partido, Manuel Azcárate, con políticos del

Partido Laborista en Londres y lamentó «estar esperando desde vísperas de Semana

Santa una entrevista con Felipe González».

 

< Volver