El pesimismo histórico de Abril     
 
 Mundo Obrero.    22/05/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Jueves, 22 Mayo 1980

POLÍTICA

Debate en el pleno de las Cortes

El pesimismo histórico de Abril

La réplica del Gobierno al líder socialista corrió a cargo del vicepresidente

segundo, Abril Martorell, que recurrió nuevamente al milenarismo para

justificar la falta de realizaciones concretas. Curiosamente, tras negar que

estuviera abordando la política económica con fatalismo, dijo que «Estamos en el

año séptimo de una crisis mundial, y un comité presidido por Willy Brand ha

señalado que nos quedan dos décadas que podrían ser funestas para la Humanidad».

A continuación añadió que el programa del Gobierno era para cuatro años y que

>no se pueden sacar imcumplimientos de nueve meses».

Acto seguido se. refirió a las empresas públicas, de las que dijo, «No

cumplieron sus responsabilidades de 1974 a 1978». El señor Abril Martorell culpó

de la situación a la «política permisiva durante estos cuatro años» y aclaró que

«estamos bajando el déficit, porque la empresa pública ha acomodado sus

actitudes».

Posteriormente, se refirió a un diálogo «Norte-Sur», dentro de nuestras

fronteras, en términos territoriales.

«Hay un diálogo Norte-Sur en términos territoriales. Vamos a asumir todas,

nuestras responsabilidades, pero no vamos a permitir conductas irresponsables.

Cuando en unas partes del norte de España se formulan convenios colectivos para

administración local por encima de la media nacional, nosotros no vamos a asumir

las consecuencias de ello.»

Más adelante, e insistiendo en el mismo tema del «diálogo Norte-Sur», se refirió

al déficit de empleo y solicitó la voluntad decidida de la Cámara de no volver a

asumir ninguna iniciativa que comporte gasto público. Abundando en el tema

económico, Abril Martorell hizo una dura crítica a tos partidos que censuran la

subida de la compra y al mismo tiempo están protestando por la política de

inflación. «Se quiera o no se quiera —dijo—, el análisis global de los problemas

en términos de inflación, paro, déficit, rentas y precios, y la evolución de ¡a

balanza de pagos , hay que asumirlo.»

A continuación Abril Martorell provocó murmullos en la sala cuando dijo que «un

país no progresa atascando los Juzgados de querellas criminales». Y a esto

precisamente, a la única posibilidad que ha tenido la oposición de hacer frente

a la corrupción administrativa, imputó el vicepresidente económico el mal

funcionamiento de la Administración, tras haber prometido, una vez más, que el

Gobierno iba a reformar la Administración Pública.

 

< Volver