Autor: M. J. R.. 
 Santiago Alvarez en la FIM. 
 El PCE tras la derrota de la república     
 
 Mundo Obrero.    22/05/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Jueves, 22 Mayo 1980

Santiago Alvarez en la FIM

El PCE tras la derrota de la República

Dentro de los actos que la Fundación de Investigaciones Marxistas viene

dedicando a conmemorar el sesenta aniversario de la fundación del PCE, y en el

ciclo «El partido bajo la dictadura franquista», ha intervenido Santiago

Alvarez, miembro del Comité Ejecutivo del PCE, desarrollando el tema «El

repliegue, la lucha guerrillera y el cambio de táctica».

M. J. R.

El conferenciante se refirió al régimen político que se instauró en España a

partir de 1939, como la vuelta al poder, no de la clase burguesa española, sino

de La oligarquía bicéfala -financiera y terrateniente-, que Impuso un régimen

corporativista de corte fascista, apoyándose en el terror.

Este terror lo calificó Santiago Alvarez, no como un arma de intimidación al

servicio del régimen dictatorial, sino como un medio, planificado y preparado

hasta sus últimos detalles, de exterminio físico de los principales cuadros de

las organizaciones sindicales y políticas. Para llevar a cabo estos asesinatos,

el franquismo se sirvió de todo tipo de argucias, pretendidamente legales, que

permitían, por ejemplo, acusar a ciudadanos de grave pasividad, con lo cual

podia ser condenado cualquier español que hubiese vivido en la zona republicana

durante la guerra. Con éstos y otros medios parecidos, el fascismo acabó con los

dirigentes obreros y demócratas de tres generaciones españolas.

El PCE en la posguerra

En esta situación, el PCE, cuya dirección en España quedó organizada

clandestinamente con la ayuda de Palmiro Togliatti, antes de que éste abandonase

España el día 29 de marzo de 1936, dedicó todos sus esfuerzos a mantener una

presencia, organizada en el interior de nuestro país y en el interior de las

cárceles franquistas, organizando y recabando la solidaridad internacional con

las continuas víctimas de la represión.

Una época poco conocida

Santiago Alvarez señaló repetidamente a lo largo de su exposición que ésta es

una época histórica del PCE estudiada deficientemente y cuyo análisis debe ser

emprendido por los investigadores a la mayor brevedad posible. Hizo, asimismo,

referencia a la lucha guerrillera que propiciaron los comunistas en nuestro país

de forma autocrítica, opinando que la diáspora a que se vio obligada, la

dirección del PCE —hubo momentos en que el Comité Central se encontraba

repartido por tres continentes— dificultó en muchas ocasiones la toma de

decisiones que estuvieran acordes con la realidad política española.

La acción política de las Fuerzas españolas democráticas en el exilio se vio

dificultada, según Alvarez, por la profunda brecha que había abierto en el

Frente Popular la acción de la Junta de Casado, acción que supuso en demasiadas

ocasiones la entrega a las tropas franquistas de buen número de comunistas.

Es después del final de la segunda guerra mundial, cuando las fuerzas

democráticas se convencen de que los aliados en ningún momento van a poner en

peligro el régimen franquista, cuando el PCE abandona la lucha guerrillera y

traza una política de entrenamiento en las organizaciones legales franquistas,

venciendo, después de muchos esfuerzos, los recelos de muchos militantes ante

una actividad que significaba, en muchos casos, moverse dentro de estructuras

corporativistas y reaccionarias.

 

< Volver