Felipe González pidió serenidad     
 
 Mundo Obrero.     Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Felipe González pidió serenidad

Felipe González volvió a tomar la palabra, después de las doce, defendiéndose de

las acusaciones de no haber presentado alternativas, aduciendo que no era ésta

la cuestión, sino que se trataba de discutir el programa del Gobierno.

Dio repaso a todas las controversias del debate, ya que prácticamente cerraba el

mismo. Tras resaltar que no se había referido a la política internacional porque

no figuraba ninguna alusión en la comunicación del Gobierno, pasó a comentar la

política autonómica, que el líder socialista amplió también a la autonomía

municipal.

«La dinámica de las comunidades autonómicas —dijo— exige un doble tipo dé

negociación, entre las fuerzas políticas de la propia comunidad autónoma y otra

dinámica de negociación global.» En relación con la autonomía andaluza, señaló

que podría haber sido un magnifico ejemplo para el país, apero la dinámica de

los acuerdos auto-, nómicos se rompió porque la UCD cambió suposición en

Andalucía».

Comentó a continuación la política seguida con las comisiones de transferencias

y negó que cuando hablaba de racionalización se referia a racionamiento.

«El derecho a la igualdad —señaló— pasa por el derecho a la diferencia»,

diferencia que recoge la

Constitución. «La igualdad de tratamiento —añadió—es que no haya

discriminaciones, una vez que una comunidad, ha optado por alguna de las vías.»

Se refirió a continuación a que la propia Constitución reconoce que lo que

atentó a las libertades fundamentales está derogado y «aquí ha habido atentados

contra las libertades fundamentales».

Tras él cerró la intervención el portavoz de UCD, Antonio Jiménez Blanco, tras

el cual se levantó la sesión.

 

< Volver