Las minorías ratificaron sus intenciones de voto     
 
 Diario 16.    31/05/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

DIARIO 16/31-mayo-80

NACIONAL

TERMINO EL SUSPENSE DEL VOTO DE CENSURA

las minorías ratificaron sus intenciones de voto

El debate parlamentario sobre la moción de censura había comenzado a las cuatro

menos diez de la tarde, con una segunda ronda de intervenciones de los grupos

políticos, quienes ya ratificaron sus intenciones de voto.

Madrid — Rojas Marcos, del PSA, manifestó su voto a favor; Solchaga, de los

socialistas vascos, también; Roca Junyent, de la minoría catalana, se ratificó

en sus posiciones del día anterior; Fraga insistió en la abstención de CD; Gómez

de las Roces, del Partido Regionalista Aragonés, se decantó a favor de la

abstención; Andrés Fernández, hoy en el grupo mixto y antiguo militante del

PSOE, dio su voto a favor, mientras el centrista Molins, también del grupo

mixto, prefirió la abstención. Por último, Ernest Lluch, de los socialistas

catalanes, apoyó la propuesta del PSOE.

Alejandro Rojas Marcos insistió en los. argumentos ya conocidos de su grupo,

anunció que iban a votar sí a la moción de censura y pidió «al candidato Felipe

González que cuando llegue a la presidencia del Gobierno no se olvide que es

andaluz».

Solchaga y Lluch contestaron a los ministros

Los representantes de los grupos socialistas vasco y catalán, Carlos Solchoga y

Ernest Lluch, utilizaron sus intervenciones para defender el programa de

gobierno presentado por Felipe González y responder a los ataques que el día

anterior le hicieron el ministro de Comercio y Turismo, Luís Gámir, por un lado,

y el secretario general de la UCD Calvo-Ortega, por otro.

Solchaga, que recordó a Gámir como alumno suyo, en la misma promoción que su

antecesor en el Ministerio Juan Antonio García Diez, pero rebatió dos argumentos

y terminó su intervención señalando que si en los próximos meses no se dota de

contenida a las instituciones vascas la vía institucional habrá fracasado.

En la misma linea que su compañero estaría el socialista catalán Ernest Lluch

que atacó a Adolfo Suárez, «que no ha defendido su programa por qué no sabe», a

Calvo Ortega y al ministro de Economía, José Luis leal.

Cita al informe de la OCDE

Lluch empleó el último informe de la OCDE sobre España para defender el programa

económico presentado por el POSE y abundar en las diferencias existentes entre

éste y el programa del actual Gobierno.

El diputado catalán mencionó expresamente la no comparecencia de Adolfo Suárez

ante la Cámara así como las frecuentes y repetidas ausencias del presidente del

Gobierno del hemiciclo durante las distintas intervenciones. Cuando tan sólo

había transcurrido una hora de sesión, Adolfo Suárez se había ausentada del

hemiciclo en cuatro ocasiones, por más de cuarenta minutos.

El primer incidente surgió entre el presidente del Congreso, Landelino Lavilla,

y el ex ministro de Comercio y diputado de UCD, García Diez. Este, que pidió la

palabra por haber sido aludido por el socialista Solchaga, no pudo hablar al

señalarle Lavilla que «no ha sido aludido, sino mencionado». El presidente de la

Cámara se. puso serio y señaló que el debate tenia que terminar ayer.

Intervino a continuación, desde su propio escaño, Miguel Roca Junyent, en nombre

de la minoría catalana, que su un minuto explicó que «a nadie tengo que replicar

ni rectificar, ya que nadie nos ha replicado, por lo que nos reafirmamos en

nuestra postura de ayer».

Fraga quiere gobernar

Manuel Fraga fue mucho más explícito y tras ratificarse en la abstención de su

grupo señaló que no podía apoyar al Gobierno ni al candidato socialista y

aprovechó los diez minutos de su intervención para lanzar un auténtico mitin

electoral de cara a los próximos meses y pidiendo parte en el Gobierno.

El aragonés Hipólito Gómez de las Roces se pronunció por la abstención tras

señalar que el discurso «del señor González Márquez me ha gustado porque ha sido

un discurso pensando más en España que en su propio partido».

El leonés Andrés Fernández, que sustituyó en el escaño al fallecido diputado

socialista Baldomcro Lozano y que se encuentra en el grupo mixto por haber sido

suspendida su militancia en el PSOE durante cinco años, centró toda su

intervención en ataques al Gobierno, mientras crecían los murmullos en el

hemiciclo, para terminar dando su voto a la moción de censura.

El catalán Joaquín Molins, que precisó que en el programa de Felipe González

encontraba muchas coincidencias y algunas discrepancias de fondo, se decantó por

la abstención, tras, declararse en la misma línea ideológica de la UCD y

precisar que «el PSOE no tiene la capacidad necesaria para llevar adelante su

programa de Gobierno».

 

< Volver