Terminó el suspense del voto de censura. Felipe con periodistas y sin televisión. 
 Si la moción sale se habría generado una mayoría solidaria     
 
 Diario 16.    31/05/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Felipe, con periodistas y sin televisión

Si la moción sale se habría generado una mayoría sólida

Felipe González, sin cámaras de TVE, afirmó a los periodistas que, de haber

prosperado la moción de censura, «en el plazo de pocas semanas se habría

generado una mayoría sólida, que es lo que necesita el país».

Tras los debates, que concluyeron con el insuficiente apoyo parlamentario a la

moción de censura contra el Gobierno por iniciativa del grupo socialista, el

candidato Felipe González indicó a los periodistas que se endurecerán las

posiciones en la Cámara.

El dirigente socialista, al finalizar la sesión plenaria, se reunió, en uno de

los salones del Congreso, con los representantes de los medios de comunicación.

Fraga sacó partido

El presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, mantenía en otra sala de la Cámara

Baja una rueda de prensa con la presencia de las cámaras de televisión, que no

asistieron a la cita de Felipe González con los periodistas.

El jefe de la oposición destacó que Manuel Fraga había sacado todas las

posibilidades a su alcance en el debate. Anunció que la renegociación de la

derecha era inevitable.

«Nuestra iniciativa — puntualizó— ha sido coherente porque éramos el único grupo

que lo podíamos hacer. Fraga quiere gobernar con UCD y por eso ha aprovechado

inteligentemente la moción de censura para pedir que el presidente del Gobierno

se someta al voto de confianza de la Cámara.

El dirigente socialista se manifestó contrario a la política de

nacionalizaciones. «La sacralización de las nacionalizaciones —afirmó— es casi

tan peligrosa como la sacralización del mercado. Por eso, en nuestro programa,

sólo hemos hablado expresamente de la nacionalización de la red de alta tensión

y no nos hemos referido a la Banca, a la sanidad, ni a otros sectores cuya

nacionalización no pretendemos hacer.»

Analizó la ausencia de los parlamentarios vascos en la Cámara a pesar de

permanecer estos días en un hotel madrileño próximo al edificio del Congreso.

Felipe González reconoció que la situación del PNV era muy difícil. Seguramente

habrían hecho un cálculo de posibilidades, tras el cual habrían adoptado la

resolución de que su actitud no iba a ser decisiva para el resultado del debate.

Positivo Rojas Marcos

El dirigente socialista evaluó positivamente el cambio de postura adoptado, en

las últimas horas, por el grupo andalucista de Rojas Marcos quien, tras

pronunciarse el día anterior por la abstención, dio ayer

su apoyo a la moción de censura propuesta por los socialistas. Respecto a la

abstención del ex ministro y antiguo miembro de UCD Manuel Clavero, el líder de

la oposición la justificó explicando que el diputado andaluz tenía su propio

programa que desarrollar. Felipe González explicó la abstención de la minoría

catalana diciendo que tienen el Gobierno de Cataluña.

Gobierno sin programa

El candidato a la jefatura del Gobierno no encontró «nada válido en el

programa ofertado por el presidente del Gobierno la semana pasada».

«No me ha gustado —dijo— el plan autonómico, ésa no es la Constitución que

tenemos.Hay que aplicar la Constitución que tenemos, pero en un sentido

dinámico.» Con relación a la imagen que los dos partidos mayoritarios de la

Cámara hubieran dado ante la opinión pública de haberse producido el

enfrentamiento querido por Felipe González, éste dijo escuetamente «bien, bien».

No se ha producido —matizó— y no se

puede juzgar. Y eso me parece lamentable. Sobre la intervención de Adolfo Suárez

en la tarde de ayer, Felipe entendió que el discurso del líder centrista estaba

preparado: obedecía al pronunciamiento de los técnicos del presidente, que

juzgaron que en eso debía consistir su intervención ante el Congreso, según su

criterio de marketing político.

La información sobre el debate parlamentario fue realizada por Raúl Heras y

Francisco J. Gil.

 

< Volver