Autor: Ayala, Fernando. 
 Votos de censura y Gobiernos en el mundo occidental. 
 Ningún gobierno cayó por un voto de censura     
 
 Ya.    29/05/1980.  Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Ningún Gobierno cayó por un voto de censura

ROMA. Fernando Ayala

La historia del voto de censura en la vida del Parlamento italiano corre

paralela con los grandes escándalos políticos y económicos del país. En Italia

hay que distinguir entre voto de censura y voto de confianza. Nada menos que 34

veces han tenido que recurrir al voto de confianza los 39 gabinetes que se han

ido sucediendo a lo largo de la historia de la República. De las 34 ocasiones en

que los Gobiernos han tenido que recurrir al vota de confianza, cinco han nacido

por la presentación del voto de censura por parte de la oposición; las restantes

han sido pedidas por los propios gabinetes.

La más clamorosa tuvo lugar el 3 de febrero de 1959. Fanfani era jefe de

Gobierno. El gabinete no conseguía hacer aprobar unas leyes. A pesar de todo,

Fanfani se negaba a presentar la dimisión del gabinete; el presidente de la

República, De Nicola, invitó repetidas veces a Fanfani a presentar su dimisión o

a someter a! Gobierno al voto por la humillación y consiguió esquivar el voto de

censura, presentado en el ultimó momento su dimisión. La moción de censura fue

presentada por comunistas, socialistas y demoproletarios. No se llegó a la

votación por la astucia de Fanfani.Una ocasión clamorosa tuvo lugar en julio de

1974. Era el cuarto Gobierno de Rumor. La tensión en el país había llegado a la

ruptura. Se habló entonces de un ejército paralelo preparado por el Partido

Comunista. Varios atentados habían sembrado de muertos las calles de Milán,

Brescia y Roma. Eran los tiempos del juego a los opuestos extremismos. El

gabinete, compuesto por democristianos, socialistas y republicanos, se disgregó.

Sin embargo, Rumor trataba de mantener la barca como fuera. Volvió de nuevo la

temida moción de censura. Esta vez firmada por algunos democristianos. La crisis

que se aproximaba amenazaba con arrastrar al mismo Partido Democrístiano. Rumor

decidió presentar la dimisión. Nuevo golpe de escena. El presidente Leone se

negó a aceptarla y exigió la votación en el Parlamento. En el último momento

aceptó la dimisión de! Gobierno. Otra vez la votación pública quedó abortada.

La última ocasión clamorosa tuvo lugar en diciembre pasado: el obstrucionismo de

los radicales impedía la aprobación de las leyes contra el terrorismo. Cossiga

se vio obligado a presentar el voto de confianza y así consiguió ver aprobadas

sus leyes.

 

< Volver