Opiniones sobre un discurso. 
 Suárez se viene abajo     
 
 El Socialista.     Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

El discurso pronunciado por Adolfo Suárez en el pleno del Congreso ha tenido la

característica de haber sido elaborado por seis ministros :

Abril Martorell, García Añoveros, Pérez-Llorca, Diaz-Ambrona y Rosón Pérez.

Estos, son: los juicios que ha merecido

Opiniones sobre un discurso

Suárez se viene abaje

"Vulgar y gris" (Gregorio Peces-Barba)

"El discurso del presidente del Gobierno, que ha titulado ´Planteamiento y

balance de la acción de Gobierno, ha sido vulgar y gris. En el tema de las

autonomías no ha aclarado en absoluto cuál es la posición del partido del

Gobierno. Ha dicho que cada comunidad autónoma tendrá el nivel de instituciones

que quiera, pero no ha explicado cuál es la posición de UCD, como partido, para

impulsar el acceso a la autonomía en cada región o nacionalidad, ni tampoco ha

explicado si en cada región va a haber Asamblea Legislativa, Consejo de

Gobierno, etcétera. Por consiguiente, ha dicho algo que ya sabíamos, y es que la

Constitución permite que cada comunidad autónoma siga una vía determinada, pero

no nos ha dicho cuál es la postura de UCD ante las autonomías. Y cuando Suárez

dice que, por ejemplo, en Andalucía, pueden tener Asamblea Legislativa y Consejo

de Gobierno si lo desean, se puede entender que en las demás comunidades

pudieran no tener estos organismos.

Creo, por otra parte, que determinados puntos del discurso de Suárez

distorsionan la Constitución. El Gobierno podría encontrar numerosos conflictos

si de una forma u otra intentara ahora, por mayoría automática y mediante

determinadas leyes orgánicas, recortar la autonomía, tas competencias y las

transferencias reconocidas en los Estatutos ya aprobados".

"Los trabajadores pueden esperar muy poca cosa" (Nicolás Redondo)

"Creo que el responsable del Gobierno ha hecho un discurso abstracto en general,

a excepción de en el punto de las autonomías; pero, en realidad, a nivel del

problema económico y el problema social, ha sido muy ambiguo, y para salvar esa

ambigüedad se ha tenido que referir varias veces al Acuerdo Marco, porque en

realidad es la única política económica que se ha seguido en este país y no

precisamente a iniciativa de este Gobierno. Tampoco nos preocupa excesivamente

que Suárez lo intente rentabilizar, ni que cualquiera lo quiera hacer, si es que

va en beneficio de la clase trabajadora. Lo que es innegable es que el Acuerdo

Marco ha supuesto un gran esfuerzo y una gran capacidad por parte de la UGT.

Los trabajadores, de! Discurso inicial del presidente, pueden esperar muy poca

cosa. Nada. Lo que haría falta sería un programa, un cambio sustancial en el

comportamiento y en la línea de este Gobierno, y a través de su discurso, me

parece que no se va a originar ese cambio.

Consiguientemente, en cierta medida habría que hacer abstracción de las personas

y estar en función de los programas. Creo que ni el programa del Gobierno ni su

línea de actuación van a variar, con lo que no va a dar solución a los problemas

que tiene este país".

"Ha satisfecho al país" (Calvo Ortega)

"Creo que el discurso ha satisfecho, porque ha dado respuesta a todos los

problemas, y a mí no me importa la crítica, porque un discurso de un presidente

siempre tiene que ser acogido por la oposición en un tono crítico. Esto ocurre

en todos los Gobiernos y en todos los Parlamentos. Creo que el discurso ha

satisfecho al país y ha dado respuesta a las demandas que tenía el país, que

quería un análisis profundo, sincero y realista, de manera que sin caer en

dramatismos y sin incurrir en exageraciones, le expusiese el momento en que se

encuentra nuestra sociedad y los medios con los que se va a salir de esta

situación.

El hecho de que en su discurso el presidente haya citado el Acuerdo Marco creo

que se debe a que el Acuerdo Marco ha supuesto un gran paso en las relaciones

industriales. Yo lo dije ya entonces como ministro de Trabajo, y no hay que

extrañarse de que algo que ya entonces fue positivo, el presidente lo haya

recogido ahora en su discurso. Creo que es lógico y normal".

"Miedo al diluvio" (Sánchez Montero)

"En materia económica, el presidente del Gobierno no ha dicho nada. Ha hecho

referencia a la política de cooperación que supusieron los pactos de la Moncloa.

Esos acuerdos, incumplidos en lo que a la derecha no le interesó cumplir, han

quedado rotos y la política económica del Gobierno no anuncia en absoluto la

posibilidad de una cooperación ni solución alguna.

Respecto a las autonomías, creo que el remitir, como se ha hecho, todas las

elecciones al año 1983, es un intento de impedir que se repita lo que ha

ocurrido en Cataluña, en el País Vasco y en Andalucía, y de utilizar, como ya se

hizo en 1979, el alibi del miedo y el diluvio que puede venir detrás dé él, para

que la gente vote a favor de UCD".

"Enfoque erróneo" (Roca Junyent)

"Yo sigo creyendo que hay un enfoque erróneo. El problema hoy no es el de la

política energética, esto no es verdad, esto es una cosa cierta, pero lo

importante es comprobar que países industrializados europeos en estos momentos

no están sufriendo las tasas de desocupación que estamos sufriendo nosotros, por

ejemplo. Y tampoco es que haya un planteamiento económico equivocado en su día,

sino que lo que ocurre es que no se está aplicando la política económica, no se

está aplicando ni el programa económico del Gobierno.

Esto, Suárez no lo ha reconocido, ni ha dado unas medidas que los sectores

económicos del país tienen deseos de oir. Faltan medidas concretas y

operativas".

"Tanto hablar para nada" (Tierno Galván)

"Sobre e! discurso inicial del presidente del Gobierno, me confirmo en mi idea.

Hemos obligado al presidente a una hora y media de discurso para repetirnos lo

que ha hecho y decirnos que va a seguir haciendo lo que estaba haciendo, en el

mismo sentido y en la misma dirección, y no me parece mal, porque hay que ser

consecuentes con los programas. Para esto no hacía falta tanto hablar ni tanto

protestar. Mi idea es que ahora que suena el timbre (de las Cortes) va a empezar

a tener sentido esta sesión, porque hasta ahora no ha habido debate, sino

exposición de criterios y fundamentos desfundados del presidente. Es un discurso

en el que no hay nada nuevo, o muy pocas cosas. Se insinúan algunas novedades

sobre las autonomías, quizá un frenazo. Se han repetido las cosas que se sabían.

Para este viaje no hacían falta alforjas.

A los alcaldes que estamos aquí nos ha dejado no una decepción, pero sí una

sensación de alarma, porque nos estamos preguntando esa ausencia de atención a

los municipios, a los problemas municipales, de la que Suárez ha hecho alarde,

qué alcance y qué significado tienen. No quiero ser pesimista ni sembrar en los

lectores la idea de que aquí estamos perdiendo el tiempo, porque hay que ser

optimistas, pero yo estoy preocupado porque detrás de esa ausencia hay algo, y

el algo no lo veo".

 

< Volver