En vísperas de la moción de censura. 
 UCD confía en que PSOE y CDU se queden solos     
 
 Diario 16.    27/05/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

UCD confía en que PSOE y PCE se queden solos

Madrid — Los diputados de UCD creen firmemente que el voto de censura del PSOE

no prosperará en el Pleno del Congreso.

Esta opinión es unánime entre los representantes de las distintas tendencias del

partido gubernamental, aunque los apoyos a una y otra opción son vistos de

manera muy diferente.

Un sector de UCD opina que el PSOE se adelantó en la presentación de su voto y

que debió esperar a que el debate finalizara para forzar al presidente a un voto

de confianza.

Tal y como señalaron fuentes del sector progresista de la UCD, del debate del

miércoles caten dos lecturas: la primera es que se juega con el apoyo a un

Gobierno social-comunista, representado en la moción de Felipe González; la

segunda se basa en los votos que obtenga UCD, es decir, los noes, que en

principio serán una muestra de la credibilidad de Suárez desde el voto de

investidura de hace un año hasta hoy.

Para un destacado dirigente del partido gubernamental, el secretario general del

PCE apoyó demasiado rápidamente la moción del PSOE, lo cual podría restar votos

a los socialistas.

Reconoció, sin embargo, que la presentación de la moción de censura ha dado un

protagonismo absoluto durante estos días al primer partido de la oposición y a

su secretario general. Añadieron las mismas fuentes que cada vez se ve más clara

la necesidad de un tercer partido, que haga de ballesta entre UCD y PSOE, pero

reconocieron las dificultades para organizar esta fuerza política.

UCD considera muy importante la distribución de los votos nacionalistas —tal y

como indicaron a DIARIO 16—, que piensan se decantarán por la abstención en los

casos de las minorías vasca y andaluza y por la no asistencia al Parlamento de

los vascos.

En principio, según las mismas fuentes, será el secretario general del partida,

Calvo Ortega, el encargado de contestar a Felipe González, mientras el

presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, se reservará para intervenir el juevas,

con el margen de veinticuatro horas de reflexión sobre las propuestas

socialistas.

Por último, Joaquín Garrígues desmintió ayer cualquier contacto con

representantes del PSOE en estos días.

 

< Volver