En León y Logroño. 
 Desaparece el peligro de la guerra de la patata  :   
 Representantes de los productos se reunieron con los ministros de Agricultura y Comercio. 
 El Alcázar.    24/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

En León y Logroño

DESAPARECE EL PELIGRO DE LA "GUERRA DE LA PATATA"

• Representantes de los productos se reunieron con los ministros de Agricultura y Comercio

MADRID. (Cifra). Los representantes de los productores de patata de las provincias de León y

Logroño se entrevistaron durante la tarde y noche de ayer con los ministros de Comercio y

Agricultura.

Ocho representantes de Logroño y siete de León, junto con los gobernadores civiles de las

citadas provincias, mantuvieron una entrevista con el titular del Ministerio de Comercio desde

las cinco a las siete y media de la tarde.

Posteriormente, y hasta las once de la noche, se reunieron con el ministro de Agricultura. A la

salida de la entrevista, los productores manifestaron a los periodistas que tenían esperanzas de

solucionar sus problemas.

Según sus declaraciones se van a conceder más licencias para la exportación de patatas; el

FORPPA se hará cargo de los excedentes y el ministro de Agricultura visitará, en los próximos

cuarenta días, León y La Rioja.

El jueves se celebrará una reunión entre representantes del FORPPA y productores para

estudiar estos problemas.

ASEGURAR UN PRECIO JUSTO

Relacionado con este tema es probable que no se exporten patatas, mientras no exista

evidencia de que el mercado interior esté suficientemente abastecido con precios que no

superen las 20 pesetas el kilo.

Todo parece indicar que la exportación de patatas no se va a producir, y mucho menos en la

cantidad apuntada por los productores de alcanzar las 100.000 toneladas.

Hasta ahora se ha ejercido una gran presión para conseguir este objetivo, sin resultado alguno.

Según indican fuentes allegadas al Ministerio de Comercio, se ha querido plantear una

situación similar a la del año pasado, en la que, después de una fuerte retención de este

tubérculo por parte de los almacenistas, se autorizó la exportación de patatas, alcanzando

como consecuencia, en el mercado interior, precios de hasta 50 pesetas el kilo. En este año los

tenedores son los propios agricultores, quienes han pretendido retener el producto ante la

expectativa de conseguir la exportación, objetivo que sólo se ha logrado en 30.000 toneladas.

 

< Volver