Autor: Cernuda, Pilar. 
 Managua se entiende con Madrid. 
 El sandinista D´Escoto, contento con Felipe     
 
 Diario 16.    06/07/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Managua se entiende con Madrid

El sandinista D´Escoto, contento con Felipe

Pilar CERNUDA. Lid/Diario 16

Madrid — El presidente del Gobierno ha recibido en la Moncloa al canciller de

Nicaragua, Miguel d´Escoto, de visita oficial en España. En el encuentro, de

casi dos horas de duración, los dos políticos analizaron la situación en

Centroamérica y principalmente la de Nicaragua, que sufre ataques de somocistas

y guerrilleros capitaneados por uno de los líderes de la revolución sandinista,

Edén Pastora. Al finalizar su entrevista con el presidente, D´Escoto declaró que

Felipe González era una de las personas que mejor conocían la problemática

centroamericana y que él le había solicitado que continuase su apoyo a las

gestiones del «grupo Contadora». Asimismo, el canciller criticó muy duramente a

Estados Unidos, de quien dijo que apoyaba la acción de los somocistas que

intentan derrocar a la Junta sandinista con Honduras como

base de su cuartel general.

Según D´Escoto, quienes atacan desde Honduras son aquellos que no se resignan a

que «el sandinismo haya puesto fin a una pesadilla de setenta años impuesta por

Estados Unidos». En esas declaraciones al salir de la Moncloa, el canciller negó

que hubiera extranjeros luchando al lado del Ejército sandinista.

Más tarde, en el palacio de Santa Cruz mantuvo una reunión de trabajo con el

ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Moran, a la que siguió un almuerzo, y

por la tarde el canciller se entrevistó con el presidente del Instituto de

Cooperación Iberoamericana, Luis Yáñez, fi-

nalizando el día con una recepción en la Embajada nicaragüense.

El Ministerio español de Exteriores hizo pública una nota en la que resaltaba la

cordialidad y franqueza de la reunión mantenida y decía que los temas tratados

habían sido las relaciones bilaterales —asistió también el ministro nicaragüense

de Comercio— y la evolución de la situación de Nicaragua, así como la tensión en

la zona.

El Gobierno español, según la nota, desea que la revolución nicaragüense

mantenga intactos los principios que la inspiraron

 

< Volver