Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
 100 días. Defensa. 
 Ejercer la autoridad     
 
 Diario 16.    11/03/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

DEFENSA

Ejercer la autoridad.

Fernando Reinlein.

Narcis Sena, treinta y nueve años, un catalán con barba que" no hizo la mili,

lleva tres meses ejerciendo el mando. Y tres meses para mandar, son pocos, sobre

todo cuando se siguen consignas concretas que optan por la «penetración suave» y

dejan para «las ocasiones» la política de "gestos de autoridad».

Los soialistas son conscientes —y así se desprende de su programa— de que la

reforma de las Fuerzas Armadas pasa por plantamientos a corto, medio y largo

plazo, que vienen a coincidir con la intervención en los nombramientos y reforma

de los servicios de información en primer lugar, la aprobación de un paquete

legislativo que permita la adecuación de las Fuerzas Armadas en un periodo

aceptable de tiempo en segundo lugar y, por último, la reforma de la enseñanza

militar.

Involución

Evitar las tentaciones involucionistas, proporcionar el instrumento legal para

la modernización de los Ejércitos y apostar por el futuro sería la traducción de

esa planificación a corto, medio y largo plazo. Es pronto para emitir un juicio

en tan delicado campo, pero algunas cosas se han apuntado, aunque, la verdad, no

puede decirse que muchas.

La política de nombramientos, la más inmediata, ha sido también la más polémica.

Mientras se han producido ascensos que han sorprendido a la opinión pública,

conocedora de las relaciones de los ascendidos (de algunos de ellos), con

quienes atentaron contra el sistema el 23-F, también se han producido «saltos»

en el escalafón. Todo con una exquisita relación con los Consejos Superiores del

Ejército, que comiedan a aplicar criterios de cualificación en lugar de los más

elementales de simple antigüedad. Dato este último que hay que colocar sin dudas

en el haber del nuevo Gobierno, al tener el coraje de ponerlo en práctica. En el

terreno de los servicios de información solamente se ha anunciado una

potenciación del CESID, lo que no descarta, sin embargo, una reforma profunda de

toda la inteligencia del Estado.

En cuanto al paquete legislativo, Serra anunció los proyectos de ley sobre el

Servicio Militar, Defensa y Organización Militar, Retribuciones y Estructuración

de plantillas y Justicia Militar, apartado este último en el que la introducción

de un régimen disciplinario para los Ejércitos reviste especial importancia.

Reforma

Claro que se parte de algo ya en marcha. El propio Serra tuvo que ser justo ante

la Comisión de Defensa y reconoció que «no partimos de cero». Este paquete

legislativo —con las correcciones que se quieran— no es mas que la herencia de

la anterior Administración.

La reforma de la enseñanza es más compleja. Se estudia, no hay duda, pero habrá

de pasar algún tiempo antes de que se pueda ni siquiera atisbar por dónde va el

nuevo Gobierno. Serra quiere caminar con los pies en el suelo y sacando partido

de la experiencia. Para muestras, un botón: el nombramiento del general Juan

Cano Hevia en la Escuela Superior del Ejército. Uno de los más claros exponentes

del militar preocupado por la enseñanza y defensor de la Constitución en un

puesto clave. Toda una novedad.

Algo es algo.

 

< Volver