La Investidura. Las Cortes debatieron el programa socialista. 
 Roca: La LOAPA no es sólo un problema jurídico, sino también político  :   
 El programa socialista no sirve para solucionar con eficacia los problemas del país. 
 La Vanguardia.    02/12/1982.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

LA INVESTIDURA.

Las Cortes debatieron el programa socialista.

Roca: «La LOAPA no es sólo un problema jurídico, sino también político»

«El programa socialista no sirve para solucionar con eficacia los problemas del

país»

«Nuestra abstención quiere abrir, desde la discrepancia, un margen de confianza

a la gestión socialista.

No compartimos el programa, pero sí la ilusión»

El portavoz de Minoría Catalana, Miqüel Roca, señaló en su intervención que «la

oposición no nos conducirá ni a la erosión sistemática, ni a la descalificación

global, ni al alarmismo, ni a la demagogia».

Anunció igualmente la abstención de su grupo.

Roca comenzó resaltando cómo en los últimos días, después del 28 de octubre,

«hemos quedado sorprendidos al contemplar cómo personas y entidades que hasta

aquel mismo día auguraban toda suerte de desgracias al país de producirse* una

victoria socialista, se han apresurado a señalar las excelencias de este

resultado y de sus protagonistas, tildados escasos días antes de incompetentes e

irresponsables». Tras asegurar que harán una oposición leal, Roca señaló que «su

programa de Gobierno no contribuye a despejar inquietudes ni e tranquilizar la

inseguridad».

Añadió el portavoz de Minoría Catalana que «no se ha hecho referencia ni a los

medios humanos, técnicos y financieros que van a instrumentarse para cubrir los

objetivos de su programa, por lo tanto, la inquietud permanece si la inseguridad

no se desvanece». Se preguntó si las medidas que propone el PSOÉ permitirán la

creación de 800.000 puestos de trabajo en cuatro años, señalando que no se podrá

luchar contra el paro sólo con medidas de política de empleo.

Preguntó también si las medidas propuestas reducirán la inflación. «Nos tememos,

dijo, que

las medidas propuestas en el programa repercutan negativamente en el coste de la

vida». Preguntó también sobre el tema de las pensiones, señalando que, los

salarios se han revisado, pero la pensiones siguen igual. Inquirió igualmente si

la política autonómica iba a seguir los cauces marcados por los acuerdos

autonómicos de la anterior legislatura.

Respecto a la LOAPA, dijo que a su juicio el problema no era sólo jurídico, sino

que es un problema político, por lo que debe ser resuelto polítícamente. En este

sentido, subrayó que no debería aplicarse aquí la frase de un parlamentario

francés de que «jurídicamente tenemos* la razón porque políticamente tenemos la

mayoría».

En otro momento se preguntó que "lo importante es saber si dentro de uno o dos

años habrá más o menos parados, si habrá más o menos inflación, si las pensiones

habrán mantenido su capacidad adquisitiva.

Razonando la abstención de su grupo maifestó que «el programa socialista no

sirve para solucionar con eficacia los problemas que tiene e! país». Justificó

la abstención en tres razones: en manifestación de respeto hacia la voluntad

popular; por abrir, desde la discrepancia, un margen de confianza a su gestión,

y «porque nos resulta difícil olvidar tantos años de sufrimiento en común

luchando por la causa de la libertad, del progreso y de la democracia en

España». Terminó pidiendo al señor González la composición de su Gobierno.

El candidato, tras agradecer las palabras de Miquel Roca, dijo que interpretaba

la abstención de Minoría Catalana como una cooperación a la gobernabilidad del

Estado. Manifestó su voluntad de ir revalorizando las pensiones y evitar que el

pensionista sea un marginado.

Tras añadir que jamás utilizará el argumento de que «jurídicamente tendremos la

razón porque políticamente tenemos la mayoría», añadió que entendía y

consideraba respetable la abstención de Minoríá Catalana. En turno de réplica,

Roca agradeció las palabras del candidato y le pidió de nuevo la lista de

Gobierno, a lo que contestó Felipe González leyendo los miembros del nuevo

Gabinete.

Landelino LaviIla.

«No salen las cuentas en el plan económico»

Durante su intervención, Landelino Lavilla hizo un análisis y desglose del

discurso de investidura de Felipe González, análisis que calificó dé «pulido de

aristas».

Primeramente se refirió al tema de la lucha contra el paro como objetivo

prioritario del futuro Gobierno y manifestó su acuerdo en el establecimiento de

esta preferencia por «la dimensión humana y social del tema», aunque en materia

económica, dijo que «sus cuentas no coincidían con las del PSOE».

La parte más dura y crítica de la intervención sosegada de Landelino Lavilla fue

en la que se refirió al tema de la libertad de enseñanza y de la familia, así

como el del pluralismo cultural.

«El candidato citó ayer en su discurso el tema de la libertad de expresión tal y

como se recoge en la Constitución, pero consideró inoportuno que se olvidase del

precepto, también constitucional de la libertad de enseñanza», declaró Landelino

Lavilla. Más adelante, añadió: «Parece como si el PSOE quisiera establecer una

pedagogía particular ante los estudiantes de la escuela pública». Felipe

González, en el turno de réplica, dijo que el modelo de política económica

propuesta por el Gobierno socialista tío era de estabilización, ni monetarista,

como se había mencionado, sino que estaba basado en un crecimiento del Producto

Nacional Bruto. En cuanto al tema de la libertad de enseñanza, el señor González

reafirmó su voluntad en favor de la libertad de los centros privados.

Marcos Vizcaya (PNV)

La LOAPA, obstáculo básico para votar sí.

Previamente había ocupado la tribuna de oradores el representante del Partido

Nacionalista Vasco, Marcos Vizcaya, quien destacó la distancia que separa a su

partida del PSOE en materia autonómica, por lo que difícilmente podemos votar a

un partido protagonista del mayor atentado al Estatuto de Guernica», con lo que

indicaba que se abstendrían en la votación de investidura.

Aunque señaló las coincidencias en voluntad democrática y de superación de la

crisis económica, expresó sus reservas en materia económica, exterior y

autonómica, a la vez que pidió medidas políticas que acompañen a las policiales

y jurídicas para erradicar la violencia del País Vasco. Pidió claridad en la

renegocíación del Tratado con EE.UU., así como no retardar el referéndum sobre

la OTAN y la firma del Tratado de no proliferación de armas nucleares.

En su réplica, el candidato afirmó que la Ley Antiterrorista se subsumirá en la

reforma del Código Penal.

Sobre las medidas económicas informó que se desarrollará una planificación

acordada para la lucha contra el paro, atendiendo siempre a la solidaridad entre

los pueblos que componen España y al necesario equilibrio entre ellos.

Insistió en la congelación de las negociaciones con la OTAN, así como que, en

principio, estaba de acuerdo en la firma del Tratado no nuclear. Se entró

después en una serie de réplicas en las que el señor Vizcaya se manifestó contra

la LOAPA mientras el candidato sé remitió al Tribunal Constitucional.

 

< Volver