Autor: Cuadra Fernández, Bonifacio de la. 
 La investidura del nuevo presidente del Gobierno.. 
 Duro enfrentamiento dialéctico entre Fraga y Felipe González     
 
 El País.    02/12/1982.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Duro enfrentamiento dialéctico entre Fraga y Felipe González

BONIFACIO DE LA CUADRA

Madrid

El momento más tenso del debate parlamentario con motivo de la investidura de

Felipe González se produjo cuando el líder de la oposición, Manuel Fraga,

terminó la réplica a Felipe González señalando que cuando, a causa del

terrorismo, "corre la sangre de españoles, él Gobierno debe preferir tener

sangre en sus manos en lugar de agua como en las manos de Pilatos". Los

diputados del Grupo Popular aplaudieron intensamente las palabras de su

portavoz, a quien inmediatamente el líder socialista contestó recordando que en

algunos países hermanos que actúan con ese criterio "también corre la sangre de

españoles". El diálogo parlamentario entre Manuel Fraga y Felipe González estuvo

cargado de dureza.

Fraga llegó a afirmar que felicitaba a Felipe González por su prudencia en

cuanto al tema de la OTAN, pero que la no participación militar de España en la

Alianza Atlántica "será pésima, en estos momentos de transición en la URSS, para

la tranquilidad de Occidente, y el primer éxito del señor Andropov", el máximo

dirigente soviético. Murmullos en la izquierda y aplausos en la derecha

acogieron estas palabras, a las que el candidato a presidente del Gobierno

respondió asegurando que no tiene nada que ver con Andropov ni tampoco con otros

países que desean establecer misiles con cabeza nuclear en Europa.

Las críticas de Fraga al programa económico del PSOE y la afirmación de que el

programa electoral de AP es mucho mejor, fueron desmontadas por el candidato a

presidente del Gobierno, quien enfrentó las ofertas electorales de AP, de

realización imposible por contemplar simultáneamente la disminución de los

ingresos del Estado y el incremento de las inversiones y los servicios públicos.

Fraga recordó que no era su programa el que se discutía, a lo que González

contestó que tenía que analizarlo, ya que se había ofrecido como alternativa al

suyo.

El líder de la oposición vinculó la regulación de la televisión privada a la

existencia de libertad de expresión. Felipe González recordó que existen países

con televisión privada que no son ejemplo de ejercicio de libertades, mientras

que en otros con televisión pública, como el Reino Unido, existe plena libertad

de expresión. Añadió que su Gobierno se compromete a que la televisión pública

sea pluralista. Fraga contestó que una sentencia del Tribunal Constitucional,

intérprete supremo de la Constitución, reconoce el derecho para establecer

cadenas privadas y, mientras no se pueda ejercer tal derecho, se está

conculcando el artículo 20 de la Constitución.

 

< Volver