Autor: Guindal, Mariano. 
 Tele-reporter. El relevo en RTVE. 
 Guerra     
 
 Diario 16.    10/12/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

"Yo pido al nuevo equipo que las cláusulas abusivas de indomnización no se

paguen.

Pido que los ministros salgan nonos, y ovando no sean noticia que se les ignoro.

Que RTVE deje de ser noticia y que dé noticias veraces y puntúalos."

Mariano GUINDAL, Cover/Diario 16

Madrid — El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, ha aprovechado el acto

de toma de posesión del nuevo director general de RTVE, José María Calviño, para

pronunciar un duro discurso, con el que ha salido al paso de una serie de

rumores, informaciones e inquietudes que han circulado los últimos dias. El

vicepresidente empezó diciendo que todo el mundo conocía su afición por la

estética y su escaso gusto por el protocolo, «por eso voy a ser muy breve». Dijo

que el Gobierno socialista quiere una radiotelevisión del Estado, que no esté al

servicio del Gobierno, sino de los ciudadanos, «por eso hemos propuesto como

director general del ente público a un hombre que conoce el medio y que no

milita en el PSOE, porque pensábamos que esto era una garantía del

funcionamiento interno de este medio.»

Alfonso Guerra siguió diciendo: «Yo pido a los nuevos responsables de

Radiotelevisión Española que no caigan en la tentativa de utilizarla como un

instrumento de propaganda política. Ustedes tienen que saber que se encuentran

protegidos por el estatuto de RTVE y que el Gobierno no tiene ninguna

competencia en ese órgano autónomo. Por favor, yo les pido que tos ministros

salgan menos y, cuando no sean noticia, que se les ignore.»

Aclarar

Guerra añadió: «Que Radiotelevisión deje de ser noticia por su corrupción y por

sus irregularidades, y que empiece a dar noticias, que nos den primicias, tanto

nacionales como internacionales; que desaparezcan los bustos parlantes; que

potencien la información en directo; que se regule la publicidad, sobre todo la

que va dirigida a los niños con ese torrente de anuncios de juguetes a que les

están sometiendo en los últimos días; que se regule el derecho al acceso a

televisión de todos los grupos sociales, políticos y religiosos; que se regule,

el derecho de rectificación y réplica; que sea una televisión plural y

profesional; qué no se permitan contratos con cláusulas abusivas; que las

cláusulas con indemnizaciones abusivas que se han firmado en estos últimos meses

no se paguen, y si alguien cree que no es •legal, que recurra a los tribunales.»

Duro discurso del vicepresidente del Gobierno en RTVE

«Que se acabe la corrupción y haya claridad en las cuentas»

Los nuevos responsables

Madrid — El director general de RTVE, José María Calviño, comunicó al consejo de

administración del ente público los primeros nombramientos que llevará a cabo

dentro de Radiotelevisión Española.

Ente público

— Secretario general: Luis Castro Fernández.

— Director de recursos, comercialización y publicaciones: José María Otero

Timón.

— Director económico-financiero: José María Blanco López.

— Director de relaciones internacionales: Tristán de la Rosa Ball-Llovera.

— Director del instituto oficial de RTVE: Tomás Bethencourt.

— Delegado de la Orquesta y Coro de RTVE: Miguel Ángel Coria.

— Jefe del gabinete de planificación: Ricardo Visedo.

— Jefe del gabinete técnico del ente público: José Luis Rodríguez Fraguas.

— Jefe del gabinete de prensa y relaciones externas: Carlos Luis Alvarez,

«Cándido».

Televisión.

— Director: Antonio López García.

— Director de programas: Ramón Gómez Redondo.

— Director de servicios informativos: José Luis Balbín.

Radio Nacional

— Director: Fernando González Delgado.

Radio Cadena

— Director: Ramón Criado Margaretto.

Para una posterior reunión del consejo de administración de RTVE, probablemente

el lunes, día 13, se prevé —según las mismas fuentes— que el director general-

comunique otros nombramientos, entre los que estarían los siguientes:

— Director de la Primera Cadena de TVE, Gonzalo Vallejo.

— Directora de la Segunda Cadena de TVE, Clara Isabel Francia.

El señor Guerra insistió en que era necesario desgubernamentalizar TVE: «El

Gobierno socialista espera de ustedes lo mismo que espera el pueblo español, es

decir, que se aclare la situación de corrupción denunciada en el seno de RTVE.

Quiero aprovechar esta oportunidad para rendir un homenaje a los medios de

comunicación que publicaron la auditoría sobre RTVE y quiero revelar aquí que

fuimos los socialistas, concretamente Baldomero Lozano, quien filtró esos

documentos a la prensa.»

Alfonso Guerra terminó diciendo que la postura que los socialistas habían

mantenido en la oposición seguirá siendo la que mantengan desde el Gobierno,

«por eso hemos querido que el control parlamentario de RTVE esté presidido por

Carmen Llorca. Es decir, por un miembro de la oposición. Nosotros pedimos a los

prefesionales del medio, coherencia y respeto a los ciudadanos que se esfuercen

por dignificar a su profesión -y a su medio, que elaboren un nuevo esquema de

programas, que se potencie la cultura española, el cine español, el teatro y

que, sobre todo, cumplan con su conciencia profesional».

Trabajar

A la toma de posesión ha asistido todo el consejo de administración; el equipo

saliente; el ministro de Cultura, Javier Solana; el ministro de la Presidencia,

Javier Moscoso, así como altos cargos de la Administración. Tras el juramento

del nuevo director general, su predecesor, Eugenio Nasarre, tomó la palabra

para expresar su agradecimiento al anterior presidente de Gobierno, Leopoldo

Calvo-Sotelo, y a todo el equipo de colaboradores quele habían apoyado. A

continuación, fue el propio señor Calviño quien tomó la palabra para

afirmar que es un enorme reto el que «asumimos al tener que hacer el cambio

que el Gobierno ha prometido. Algunos ya empiezan a airear el desencanto, esto

no nos preocupa, porque sabemos que son posturas pequeño-burguesas. No nos van

a desanimar fas posturas derrotistas, porque pensamos trabajar desde la lealtad

a la Constitución y al Rey, sabiendo que estamos haciendo un servicio al Estado.

Para esto tendremos que renovar la política que se venía haciendo, las

estructuras y a los hombres. Lo vamos a hacer con prudencia, ya que la prudencia

es revolucionaria, pero también con firmeza y responsabilidad.

 

< Volver