Mañana entrarán en vigor. 
 Medidas de incompatibilidades en el sector público     
 
 ABC.    31/12/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Mañana entrarán en vigor.

Medidas de incompatibilidades en el sector público.

MADRID. La oficina del portavoz del Gobierno facilitó a las diez cuarenta y

cinco de anoche unas medidas provisionales de incompatibilidades en el sector

público, mediante una nota que es la siguiente: «El 1 de enero próximo entrará

en vigor la ley 20/1982, de 9 de junio, de incompatibilidades en el sector

público, que será susceptible de normas que la desarrollen reglamentariamente..

En tanto se dictan dichas normas se considera necesario adoptar medidas

provisionales que posibiliten, su cumplimiento, sin que esto suponga restricción

alguna en los derechos del personal al servicio de la Administración. Ello sin

perjuicio de las modificaciones que pudieran introducirse en el régimen de

incompatibilidades, cuya revisión figura entre los objetivos prioritarios del

programa político del Gobierno, y con estricto respeto de las competencias de

las comunidades autónomas en la materia.

En consecuencia, el Ministerio de la Presidencia ha establecido las siguientes

normas

Primera. 1. En el plazo de tres meses, contados a partir de 1 de enero de 1983,

el personal a que se refiere la norma quinta de esta disposición que en aquella

fecha perciba más de un sueldo con, cargo a los Presupuestos de las

Administraciones públicas y de los organismos y empresas de ellas dependientes o

con cargo a los de los órganos constitucionales deberá comunicar dicha

circunstancia al subsecretario del Departamento o, en su caso, al director del

organismo o empresa en que preste servicios, con especificación de los puestos

de trabajo desempeñados, precisión de horarios, dedicación, nivel de complemento

de destino y localidad donde presta servicios.

2. Dicha comunicación se acompañará, en su caso, del documento acreditativo de

la autorización concedida o referencia concreta a la norma de compatibilidad.

Segunda. 1. De acuerdo con lo previsto en el artículo 4, apartado 1, de la ley

20/1982, de 9 de junio, el personal a que se refiere la norma quinta de esta

disposición deberá declarar que en el plazo de tres meses, contados a partir de

1 de enero de 1983, las actividades lucrativas profesionales, laborales,

mercantiles o industriales que venga ejerciendo en aquella fecha fuera de las

Administraciones públicas.

Tercera. 1. Con independencia de lo dispuesto en la norma anterior, el personal

sanitario a que se refiere el apartado 1 de la disposición transitoria de la ley

20/1982 formulará, en el plazo de tres meses, contados desde el 1 de enero de

1983, declaración detallada de todas las actividades profesionales que

desarrolle al servicio de las Administraciones públicas, Seguridad Social,

sociedades estatales y otras del sector público y centros con ellos concertados,

con precisión de horarios, dedicación, nivel de complemento de destino y

localidad donde presta servicios.

2. Al exclusivo efecto de lo previsto en el párrafo 2 del apartado 1 de la

disposición transitoria aludida, y con referencia al período transitorio de tres

años a que hace alusión, la declaración deberá precisar, en su caso, en qué

puesto desea recibir la remuneración ordinaria y en cuál de ellos la

gratificación.

Cuarta. 1. En el plazo máximo de diez días, los órganos de personal de los

departamentos, organismos o empresas públicas correspondientes remitirán a la

Comisión Superior de Personal copia autorizada de las comunicaciones o

declaraciones a que se refieren las normas anteriores.

Quinta. Las normas anteriores son de aplicación:

a) Al personal civil al servicio de la Administración del Estado y de sus

organismos autónomos, entendiendo por tanto a los funcionarios de carrera o

empleo como al personal contratado en régimen de derecho administrativo o

laboral.

b) Al personal que ostente la condición de funcionario al servicio de la

Seguridad Social, y

c) Al personal que presta servicios en empresas en que la participación de

capital del Estado o de una entidad estatal autónoma sea, al menos, mayoritaria.

Con relación al régimen de incompatibilidades conviene recordar que se están

elaborando dos proyectos de ley, uno sobre incompatibilidades de altos cargos de

la Administración y empresas públicas y otro que afecta a diputados y

senadores.»

Considera que el PSOE quiere mantener sus pactos con el PCE

AP rechaza el mantenimiento del sistema de elección del alcalde

MADRID. En opinión del secretario general adjunto de AP, responsable de política

municipal, el primer partido de la oposición valora de manera «sumamente

negativa» el mantenimiento del actual sistema de elección de alcaldes para las

próximas elecciones locales.

José María Aznar —cuya Secretaría General difundió ayer una dura nota

informativa al respecto— declaró: «La postura de AP es de estupefacción. No se

han atrevido a cambiar el sistema por deseos de mantener los pactos municipales

con el PCE.»

«Los argumentos esgrimidos —continúa el señor Aznar— por el Gobierno para

justificar su decisión de mantener el actual sistema electivo de alcaldes son

risibles, de auténtica traca.»

José María Aznar manifestó más adelante: >Creemos que, siguiendo el espíritu, e

incluso la letra, de la Constitución, es mucho más democrático que sea elegido

alcalde el candidato de la lista más votada.» Al Opinar que esta medida del

Gobierno puede" tener repercusiones importantes en la campaña y en el resultado

de las elecciones locales, Aznar subrayó que esto «afectará, a derecha e

izquierda, a la política de pactos». «No tendría sentido —concluyó el

responsable de AP en los temas autonómicos y de Administración Local— tomar esta

medida si el PSOE no estuviera dispuesto a mantener su política de pactos con el

PCE.»

 

< Volver