Los cien días del gobierno. Autonomías. 
 Concluído el mapa territorial     
 
 ABC.    11/03/1983.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Autonomías

Concluido el mapa territorial

LA política autonómica del Gobierno socialista en sus cien primeros días ha

seguido, por inercia, la diseñada por el anterior Gabinete, que tuvo su origen

en los pactos suscritos en julio de 1981 por Unión de Centro Democrático y el

Partido Socialista Obrero Español, en un intento de racionalizar el proceso de

descentralización del Estado iniciado cinco años antes.

El último trámite que quedaba para completar el mapa autonómico se ha realizado

en estos tres meses, y no ha sido más que el debate por las Cortes Generales de

los proyectos de Estatuto pendientes (los de Castilla-León, Baleares,

Extremadura y Madrid), que en el pasado mes de febrero salieron adelante con

escasa oposición.

Fuera del aspecto meramente legislativo, se ha podido apreciar un

recrudecimiento de las posiciones «localistas» que han tenido su máximo reflejo

en la intención de algunos sectores leoneses de segregar esa provincia de

Castilla-León; en los intentos de frenar la integración de Segovia en ese mismo

ente, o en la oposición de Cáceres a la representación parlamentaria que el

Estatuto le concede en la Asamblea extremeña, por poner algunas ejemplos. Estas

maniobras «provincianas» han encontrado un escaso eco en la opinión pública, que

además ha venido mostrando una cierta frialdad ante el hecho autonómico.

La sustitución de los titulares institucionales de las distintas comunidades

autónomas, a tenor de los resultados de las elecciones generales del pasado 28

de octubre, se ha ido realizando también sin grandes sobresaltos, y la mayoría

han pasado a manos de miembros del PSOE. En cuanto a transferencias de

competencias, las previstas inicialmente para el 1 de enero por el anterior

Ejecutivo, han tenido que retrasarse algún tiempo hasta que la maquinaria

administrativa se puso en marcha tras el relevo de poderes.

 

< Volver