Los cien días del Gobierno. Cultura. 
 Proyectos, promesas y baile de cargos     
 
 ABC.    11/03/1983.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Los cien días del Gobierno.

Cultura

Proyectos, promesas y «baile» de cargos.

LA gratuidad en los museos nacionales, el cambio de director en el Museo del

Prado y los viajes del señor ministro han sido los «grandes temas» del

Departamento de Javier Solana en estos cien días. Ciertamente, en el ámbito

estrictamente cultural sólo puede hablarse de proyectos, promesas y «baile» de

altos cargos.

Las realizaciones son, de momento, un futuro esbozado en el discurso ante el

Congreso de los Diputados, en el que se mezclan sueños, buenas intenciones y un

vasto programa de reformas legales aún en estudio.

Hay que advertir que no incluimos en el capítulo de realizaciones del Ministerio

las magníficas exposiciones de estos últimos meses —Turner, expresionistas

alemanes y Los Iberos— por tratarse de parte de la herencia de los últimos

Gabinetes, especialmente la de Los Iberos, que empezó a prepararse hace dos

años.

Sí es obra exclusiva del equipo Solana, sin embargo, el establecimiento de la

gratuidad en los museos nacionales. La medida aseguraba al Departamento un

principio de acogida popular, y aunque parece excesivo tildarla de demagógica

hay que reconocer —como lo hizo el propio ministro en dos de sus últimas

intervenciones públicas— que para algunos museos ha supuesto un importante

aumento de sus dificultades y de los riesgos de conservación y mantenimiento de

los fondos expuestos. Sin duda, la gratuidad en los museos es deseable, pero

siempre que la infraestructura administrativa, económica y de servicios de los

mismos pueda hacer frente a las inmediatas consecuencias.

El cese de Federico Sopeña como director del Museo del Prado y su sustitución

por Alfonso Pérez Sánchez ha sido una de las decisiones que más sorprendieron en

los medios culturales. Parecían abrirse unas expectativas de cambio para la

primera pinacoteca nacional que, hasta ahora, se han quedado en eso: en

expectativas. Así, continua en el aire el contenido del proyecto de autonomía

para el Prado, aunque los indicios permiten suponer un recorte en las

prerrogativas del Real Patronato del Museo; tampoco se ha vuelto a hablar de la

ampliación de la pinacoteca y de la adquisición del edificio que deberá

albergarla, si bien el ministro reconoció que se trataba de una medida urgente.

Sobre la ampliación del Prado y el palacio de Villahermosa como lugar Idóneo

para la misma, el Ministerio no ha querido pronunciarse, incluso cuando los

medios de comunicación revelaron la existencia de conversaciones entre Defensa y

Cultura, en las que, se discutían cesiones y compras de edificios como el

Hospital de San Carlos, el propio de Villahermosa y la actual sede del

Departamento de Solana.

Cronológicamente, las primeras actividades del titular de Cultura fueron sus

visitas de cortesía a personalidades de la vida artística y cultura) española.

Se trasladó a Málaga para conversar con Jorge Guillen, cambió impresiones con

Vicente Aleixandre y fue hasta México para reunirse con Buñuel. Esta última

visita tuvo una segunda parte controvertida en las conversaciones entre Javier

Solana y Fidel Castro durante la escala del ministro español en La Habana.

Todavía se ignora la razón cultural de este encuentro.

La última intervención importante de Solana fue la presentación del programa

cultural del Gobierno ante las Cortes. El discurso defraudó en general, pero se

adelantaba la serie de leyes que iban a ser sometidas a revisión «a corto

plazo». Así, el ministro anunció la preparación de disposiciones para las

siguientes materias: Patrimonio histórico-artístico, archivos, propiedad

intelectual, bibliotecas, cinematografía, Consejo de Juventud e Instituto de la

Mujer, deportes y Prensa.

No parece que debamos terminar este comentario de los primeros cien días de

Cultura sin mencionar el escándalo del Ateneo. Porque es insólito que un

ministro recibiera a una Junta «golpista» antes que a la legítimamente

constituida.

 

< Volver