Monseñor Tarancón en su serie Los cristianos y la política. 
 La Iglesia no puede estar ligada a ningún régimen político     
 
 El Alcázar.    27/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Monseñor Tarancón en su serte "Los cristianos y la política"

LA IGLESIA NO PUEDE ESTAR LIGADA A NINGÚN RÉGIMEN POLÍTICO

• La comunidad política y la Iglesia son independientes y autónomas.

• Dentro dé la fidelidad al Evangelio caben soluciones distintas y hasta

divergentes.

MADRID, (Cifra).—"La Iglesia como tal —el cristianismo— no puede estar ligada a

ningún régimen político,´y menos, evidentemente, a una tendencia política", dice

el cardenal Vicente Enrique y Tarancón en su carta cristiana de este domingo que

corresponde a la serie "Los Cristianos y la Política" y que trata el tema .de

los partidos políticos cristianos.

Tras señalar que existen en Europa y en España partidos políticos que se llaman

cristianos, el arzobispo de Madrid dice que comprende las razones que movieron a

los católicos y aún a los obispos a promoción partidos políticos confesionales

en determinadas circunstancias concretas para indicar a continuación que lo que

pudo ser lícito en un momento histórico puede no ser conveniente en- otra época

histórica o en otro clima social o en una coyuntura especial de un pueblo

determinado.

Después se pregunta el cardenal Tarancón si en el año 1.976, después del

Concilio Vaticano y en la situación actual de España es conveniente que exista

un partido con el apellido de cristiano, y dice que el Concilio propone un

principio claro y terminante: "La comunidad política y la Iglesia son

independientes y autónomas". "l¿o cual significa —señala el cardenal— que la

Iglesia como tal —e! cristianismo— no puede «¡star ligada a ningún régimen

político, y rnsnos, evidentemente, a uri^ tendencia política que ineludiblemente

ha de ser germen de división".

También pertenecen a la mencionada carta los siguientes párrafos:

"Los españoles, en su inmensa mayoría, son alérgicos actualmente a la

intervención de la Iglesia en el campo político, porque creen que la Iglesia se

ha valido del poder para defender sus intereses específicos.

También dice el concilio,. hablando de las opciones temporales de los

cristianos, que "a nadie le está permitido reivindicar en exclusiva, a favor «de

su parecer, la autoridad de la Iglesia", ya que dentro de la fidelidad al

evangelio caben soluciones distintas —y hasta divergentes— para los problemas

temporales.

Y un partido que se presenta como confesional —cristiano—, siempre ofrece el

peligro de que sea considerado como portavoz de la jerarquía como la expresión

genuina del Evangelio, la . cual sería sencillamente funesto.

En España, además, aún les no practicantes se sienten impulsados por

sentimientos cristianos, casi sin darse cuenta, por .fuerza, de ••• tradición

plunse>*"-! cantes,- dificlmnente ;s´ ponen de acu^do en las soluciones

políticas. La Iglesia, no dibe dar. !a impresión de que se vincula a un

determinado partido ni que ambiciona .el poder para imponer a todos sus

postulados evangélicos".

 

< Volver