Autor: Aradillas, Antonio. 
   Provincias eclesiásticas     
 
 Pueblo.    17/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

POR razones pastorales y étnicas ha sido solicitada recientemente al Papa, por

el obispo de San Sebastián, la creación de una provincia eclesiástica, .petición

que presentimos será atendida pronto jerárquicamente.

Los condicionamientos políticos españoles, que favorecieron la desmembración

eclesiástica de las diócesis vascas, adscribiéndolas a provincias distintas,

tienen ya hoy corta vigencia . en nuestro país,, y todo parece estimular el

desarrollo de los sanos regionalismos, y más en unas zonas patrias en las que la

idea religiosa fue siempre tan activa en los planteamientos dé la región como

unidad básica para la convivencia.

- Lógicamente, nosotros no podremos oponernos a la regionalización eclesiástica

solicitada, ^por lo que el presente comentario nunca podrá ser interpretado como

en contraposición con la dinámica que inspire´ hoy la deseada descentralización,

borrando del mapa administrativo absurdos, ilógicos y monstruosos desconciertos

e incoherencias. El pueblo vasco, por constituir una unidad, tiene derecho a

convertirse también en una provincia eclesiástica, e importante es que se tomen

cuanto antes las medidas oportunas para alcanzarlo, sin más compromisos y

reivindicaciones que los puramente pastorales y eclesiásticos.

- Eso sí, Extremadura, .Andalucía, las Canarias... constituyen también unidades

pastorales y étnicas bien definidas, y no sería procedente que fuera atendida la

petición de unas diócesis con mayor capacidad de reivindicación —también en lo

eclesiástico—, dejándose pasar, la feliz ocasión actual de una reestructuración

nacional, tan deseada por ellas mismas. Aún más, me atrevería a asegurar que,

teniendo en cuenta los desbordantes movimientos migratorios que ha padecido

España en los últimos años, Extremadura, Andalucía... se nos ofrecen como

unidades mucho más homogéheas que las de las otras zonas más desarrolladas de.

España, en algunas de las cuales hasta el sesenta por ciento de su población no

es nativa.

- Por poner un ejemplo de reivindicación eclesiástica regional, no atendida

hasta el presente, el pueblo, la parroquia y el monasterio de la Virgen de

Guadalupe, Patraña de Extremadura, no pertenece a ninguna de las ´diócesis

extremeñas —Cáceres, Plasencia y Badajoz—, sino que, por privilegios antiguos y

por presiones primaciales modernas, pertenece a la de Toledo, y mientras que las

dos diócesis cacereñas corresponden a esta provincia, la de Badajoz pertenece a

la de Sevilla, con el agravante de que. un par de los arciprestazgos de la

provincia pacense también son de Toledo, cuya capitalidad se encuentra a

kilómetros mil...

Al menos, la reestructuración eclesiástica debería ser ejemplarmente justa,

teniendo sólo en cuenta el bien de la comunidad pastoral y rechazando cualquier

otro tipo de intereses. Esta proporción no parece, hoy por hoy, salvarse, si

actualizamos el dato de que a Cataluña, Valencia, País Vasco-..., les están

nombrando obispos nativos, siendo allí impensable el nombramiento de un obispo

foráneo, mientras que a Extremad u r a, Castilla, Andalucía... también se les.

coloniza eclesiásticamente con- obispos procedentes de regiones más

desarrolladas, como pudieran ser Vasconia, Cataluña, Valencia...

Antonio ARADILLAS

 

< Volver