Autor: Moreno Nieto, Luis . 
   Que no se confunda la democratización de la enseñanza con un disimulado totalitarismo  :   
 Conferencia del cardenal primado sobre el momento actual de la educación religiosa en España. 
 ABC.    14/12/1976.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC. MARTES 14 DE DICIEMBRE DE 1976. PAG. 33.

la Iglesia en el mundo de hoy

((QUE NO Si; CONFUNDA IA DEMOCRATIZACIÓN DE LA ENSEÑANZA CON UN DISIMULADO

TOTALITARISMO»

Conferencia del cardenal primado sobre el momento actual de la educación

religiosa en España

Toledo, 13. (De nuestro corresponsal.) El cardenal primado, monseñor González

Martín, pronunció en la Caja Rural de Ahorros una conferencia sobre el momento

actual de la enseñanza religiosa en España. He aquí un resumen de su

disertación, que fue escuchada por los padres de familia y educadores que

llenaban la sala:

La confusión que reina en tantos aspectos de la vida española empieza a

manifestarse también en el campo de la enseñanza.

Sería enormemente lamentable que las correcciones necesarias en orden a una

mejor y más adecuada socialización de la misma con las naturales exigencias de

extensión .y participación degenerasen en polémicas adversas y sectarias, con

peligro de Introducir otra vez en la sociedad española divisiones excluyentes,

capaces de originar una innecesaria turbación de los espíritus de consecuencias

imprevisibles.

Cuanto se diga sobre la democratización de la enseñanza y sobre el pluralismo

legítimo de la sociedad no justificará nunca que se arrebate a los padres el

derecho que tienen a elegir el tipo de educación que quieran para sus hijos. Y a

eso equivalen ciertas planificaciones difundidas por argunas entidades

profesionales que en los últimos meses se han propuesto en España como remedio —

dicen— para lograr la gratuidad, la extensión generalizada v la libertad de

enseñanza.

Es triste volver otra vez a los viejos tópicos del laicismo o del estatismo

socialista, superados en la mayor parte de las naciones de Europa y

evidentemente atentatorios de la dignidad humana.

La Iglesia tiene el derecho de velar por la educación de la fe donde quiera que

haya bautizados • que se eduquen para ser hombres cristianos; tiene derecho a

una presencia que asegure la armonía entre enseñanza y educación, ya que la

primera está indisolublemente unida con la segunda.

Lo peor que podría ocurrir es que, como consecuencia de la confusión, poco a

poco fuese haciéndose un lavado de cerebro en los padres de fámula, y unos por

inercia, otros por la presión del ambiente y no pocos por un falso concepto de

la libertad religiosa, fueran cayendo en la Indiferencia. Ello daría origen a

una descristianización de nuestro pueblo en pocos años.

Evidentemente la familia, la parroquia y las instituciones pastorales naturales

son las primeras que deben preocuparse por la educación de la fe v de su

transmisión.

Pero también la- escuela debe hacerlo, digan lo que digan ciertos pastoralistas.

Todo puede lograrse, la gratuidad y la extensión en los niveles en que económica

y socialmente sea posible, y los colegios de la Iglesia son los primeros que

están dispuestos a ello. Pero que no se confunda jamás la democratización de la

enseñanza con un disimulado totalitarismo.

— Luis MORFNO NIETO.

 

< Volver