Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   Llamada a la moderación     
 
 Informaciones.    27/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Llamada a la moderación.

Por Abel HERNÁNDEZ

El gobernador civil de Madrid, don Juan José Rosón, viene recibiendo desde ayer e» su despacho, uno por

uno a los representantes de todos los partidos y coaliciones que compiten en las elecciones. Hoy

concluye esta ronda en el Gobierno Civil, El señor Rosón, uno de los hombres que, silenciosamente, más

está colaborando a la implantación de IB democracia en el pats, ofrece a los dirigentes políticos su total

neutralidad en la campaña electoral y les pide moderación.

Se pretende, por encima de todo, que la campaña electoral y el día de las urnas sean un modelo de

comportamiento civilizado, sin agresiones mutuas ni encrespamiento cié los ánimos. Parece que muy

pronto se hará un llamamiento público en este sentido. Las autoridades gubernativas quieren que

tengamos la fiesta de* la democracia en paz, sin dar pie a los extremistas a que recurran a la violencia.

Pero, sobre todo, se desea que los ciudadanos, en un clima de paz social, elijan libremente —sin

coacciones morales y sin confusión— la opción política que juzguen oportuna.

Hasta ahora, tanto las fuerzas políticas como las sindicales están dando un alto ejemplo de

comportamiento cívico y democrático. Fuentes cercanas al Gobierno Civil han confesado a este cronista

que la respuesta de cada uno de los dirigentes políticos —ayer, el señor Rosón se entrevistó, entre otros,

con el Frente de Izquierdas, el P.S.O.E. y Alianza Popular— es muy positiva. Todos están dispuestos a

colaborar en esta campaña de moderación y de respeto a los demás. Parece que el gobernador, una vez

celebrados los encuentros individuales, tiene el propósito de mantener una reunión conjunta con los

representantes de todas las formaciones políticas. Al mismo tiempo se están extremando las diligencias

para impedir que comandos locos» de extrema derecha lleven a cabo agresiones en la calle, como viene

sucediendo.

También se ha reforzado la vigilancia policial a las sedes de los partidos y a loa principales líderes

políticos. Más de trescientos policías se ocupan de éste menester.

Las primeras elecciones libres en España en cuarenta. años bien merecen la colaboración de todos para

que la transición a la democracia un sea trauma tica.

INFORMACIONES

 

< Volver