Autor: Freijanes, Víctor F.. 
 Galicia. 
 Posible abstención en las zonas rurales     
 
 Informaciones.    01/06/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

GALICIA

POSIBLE ABSTENCIÓN EN LAS ZONAS RURALES

VIGO, 1 (INFORMACIO-NES, por Víctor F. Freixa-nes)—A lo largo de los últimos días las diferentes

candidaturas y alternativas electorales que se presentan en las cuatro provincias gallegas vienen utilizando

todas sus posibilidades humanas y económicas en crear un estado de opinión y vencer, de alguna manera,

el silencio y la honda desinformación política de la mayoría del electorado. Las zonas rurales, sobre todo,

padecen los más altos grados de desinformación y confusionismo político ante tanto nombre (la mayor

parte de ellos des-conocidos), siglas y candidaturas, Sondeos de opinión ofi-ciosos señalan el

desconcierto actual de un 60 por 100 de la (población, aproximadamente, e incluso especulan con la po-

sibilidad de que, si se mantiene la situación, se produzcan porcentajes de abstencionismo a tener en

cuenta.

Carteles, publicidad en medios informativos, mítines y conferencias llenan la geografía gallega estos días.

Ha habido partidos (el Partido Comunista de Galicia) que llegaron a dar 26 mítines en un solo día, en la

provincia de Pontevedra y a medida que se acerca la fecha del 15 de Junio la inflación aumenta. Aun así

parece imposible vencer esa desinformación histórica que se radicaliza en las áreas campesinas,

diseminadas, de difícil acceso para los partidos y, al mismo tiempo, fácilmente controlables por los

llamados "poderes fácticos", de carácter caciquil. Han sido varios los partidos que denunciaron las

actuaciones de Alianza Popular, apoyándose en su presencia en Alcaldías- e incluso en alguna

Diputación, aunque Fernández de la Mora, el domingo, en Vigo. desmintió las acusaciones calificándolas

de infundios.

Cualquier anuncio de resultados es aventurado. Hay muchos sectores incógnitas, pero hay también

grandes diferencias económicas que son subrayadas sobre todo desde la

izquierda. Mientras la Unión de Centro Democrático dispone sólo para la provincia de Pontevedra (y es

un ejemplo) de 12 millones de pesetas de presupuesto (además de propaganda programada a nivel de

Estado, etc.), Alianza Popular puede disponer de diez millones e incluso la Federación del P.S.O.E.

cuenta con un presupuesto semejante, los partidos galleguistas o de izquierda no pueden disponer de más

de un- millón (en el mejor de los casos) por provincia: la mayor parte de ellos en torno a las quinientas

mil.

"Esto, unido a la estructura misma del Estado, que fomenta la inercia centralizadora, nos pone en franca

desventaja", decían a este corresponsal nombres del Partido Socialista Galego (P.S.G.), Unión de Centro

Democrático, Partido Socialista Obrero Español, Partido Comunista, Alianza Popular... son los que más

suenan Junto con la Democracia Cristiana; ya en un segundo término, el P.S.G, y el bloque nacional-

popular (promovido por A. N. P. G. y U. P. G,). "Nuestro objetivo no pueden ser los escaños, sino

exponer unas ideas que tienen que germinar por el futuro no muy lejano", dicen los nacionalistas, que

baten de un modo especial el voto rural y proponen un Gobierno gale-go. "Gobernemos nos a nosa térra,"

Desde la izquierda, además, se habla de un nuevo objetivo importante: las municipales.

Por lo demás, hay que hablar de un clima electoral sin incidentes. Salvo algún pequeño problema en

mítines de Alianza Popular, no ha habido en la gran cantidad de actos que se vienen realizando ni

enfrentamientos ni problemas. El factor decisivo es_ en estos momentos los altos niveles de

desinformación y, sobre todo, el rural Un 68 por 100-de la población gallega habita en estos momentos en

entidades de población de meaos de dos mu habitantes.

 

< Volver