Autor: Polo, José H.. 
 Aragón. 
 Muchos electores, decepcionados e indiferentes     
 
 Informaciones.    01/06/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

ARAGÓN

MUCHOS ELECTORES, DECEPCIONADOS E INDIFERENTES

ZARAGOZA, 1 (INFORMACIONES., por José H. Po-lo).—-¿Qué piensa el hombre de la calle ante las

elecciones que se avecinan? El hombre de la calle en general» el que habla en los bares y comenta ´ en los

grupos de amigos, no sabe bien lo .que pensar.La propaganda electoral desatada en los últimos tiempos,

con profusión de mítines y de publicidad, no parece haber aclarado las ideas; son mudaos los que afirman

que ellos no votarán o que lo harán en blanco. Es frecuente escuchar opiniones de que «todos son iguales

y todos van a lo suyo». Esto se puede deber por una parte a la falta de. hábito electoral; por otra, se-

guramente también a la semejanza de los propósitos proclamados por cada partido. A. todos les ha dado

por llenarse la boca hablando de Aragón y de "la autonomía. Nadie deja de echar su cuarto -a espadas en

contra del centralismo y en decirse a sí mismo más aragonés que el vecino, y el hombre de la calle, con

razón o sin ella, insisto, ye en. esto mucho oportunismo y no poca falsedad.

Entre las edades medias se dan los pareceres más sensatos y meditados, y aquí es donde no se concede

gran cosa a los extremos. Bastantes se inclinan por el centro, bien por Unión de Centro Democrático más

suarista, bien por la llamada «Independiente» que encabeza el ex presidente de la Diputación. La Demo-

cracia Cristiana Aragonesa, cuya lista para el Congreso, la comanda un catedrático de prestigio, suena, sin

duda, bastante, y hay quien le da dos y hasta tres escaños probables de los ocho de la provincia. IFraga, a

juzgar por su reciente mitin, mantiene a los suyos —en el mitin había muchos caballeros bien vestidos y

abundantes señoras enjoyadas—, pero cada -vez es más atacado por todos los demás. Puede haber

sorpresas amargas para Alianza Popular. En los socialismos, .puede llevarse bastantes votos la

candidatura Unidad Socialista con el Partido Socialista Aragonés y el P.S.P., que parece representar con

ventaja los afanes regionalistas, y el P.S.O.E. tiene indudable fuerza, sobre todo en el Senado, con otra

figura prestigiosa, bien arropada por sus compañeros en una.. candidatura conjunta de socialistas y co-

munistas. Estos, por su parte, podrían constituir otra sorpresa, en este caso positiva para ellos, y a nadie

extrañaría que alcanzasen al menos un escaño. Pero lo cierto es que ese- hombre de la calle aludido al

principio se muestra —y así seguirá de no cambiar las cosas— entre decepcionado e .indiferente.

ÍNFORMACIONES

 

< Volver