Encuesta de Tecnia para Informaciones. 
 El ama de casa, conservadora en el hogar y centro-izquierda en pólitica     
 
 Informaciones.    01/06/1977.  Página: 22-24. Páginas: 3. Párrafos: 28. 

INFORMACIONES

(Tablas)

MAS DE LA MITAD DEL CENSO ELECTORAL ESPAÑOL

QUE piensa el ama de casa sobre la sociedad, la política y la libertad? Qué opción política, de las que

concu-yen en las próximas elecciones, va a propiciar su voto? ¿Constituye el ama de cassa un cuerpo

social uniforme o, por el ntrario, existen grandes diferencias en composición? La realidad es que a estipo

de mujer se le desconoce en su profundidad.Sólo se conoce de ella lo peyorativo (la mujer en su casa y

con la pata quebrada, la sierva, la «parienta»). Casi siempre que se habla de ella se hace bajo el prisma de

un ser sacrificado, a vueltas con el presupuesto familiar, pendiente de los hijos y del marido y tam-bién

del serial radiofónico o de la novela en televisión. Y poco más. Sin embargo, el voto del ama de casa

puede ser decisivo en estas elecciones. La mujer representa el 52 por 100 del censo, y muchas de ellas son

amas de casa. Ni más ni menos...

Es un tema que preocupa a INFORMACIONES —quizá también a los candidatos políticos— y para

penetrar en él, y desmenuzarlo ante sus lectroes, ha solicitado un estudio solvente, panorámico, .sobre el

ama de casa desde el punto de vista de ella misma. La empresa que ha, realizado el trabajo es Tecnia, una

entidad con fuertes relaciones con los mas prestigiosos institutos de estudios de mercado y opinión

pública internacionales, bajo la dirección de Ricardo Maroto de Luis Socio-tecnia es una de las divisiones

de Tecnia, que se dedica exclusivamente a la sociología aplicada y encuestas de opinión pública.

El estudio se ha efectuado entre tres mil amas de casa en 144 núcleos de población, con entrevistas

realizadas directamente en los hogares. Los resultados ofrecen un 95 por 100 de .probabilidad con un

error de muestreo del más-menos 1,7 por 100.

La encuesta se ha montado sobre las, siguientes cuestiones básicas:

1) ¿Limpia el hogar, cría hijos o se integra en la sociedad?

2) ¿Se encuentra desasistida por el Ayuntamiento?

3) Política y sexo en la escuela.

4) El sexo en política y preferencias de partido.

5) Maternalismo y libertad.

6) Las peripecias económicas de la familia.

INTEGRACIÓN EN LA SOCIEDAD

Para la primera cuestión se han planteado dos preguntas, que se recogen con sus encuestas en la tabla 1.

Venios que el cuidado del hogar ocupa el primer puesto en el. pensamiento del ama de casa, seguido del

deseo de integrarse más en la sociedad, aunque no todas las edades responden igual. Así, hasta los

cuarenta y cuatro años lo que más interesa es una mayor integración social, predominando esta tendencia

en los grupos sociales mejor dotados económica y culturalmente y en las regiones con mayor nivel de

desarrollo. En el área metropolitana de Madrid el porcentaje alcanza una mayoría importante.

Mayoritariamente también, el ama de casa piensa que teniendo un trabajo fuera del hogar la integración

sería mayor, Y esto es válido sin distinción de edades, clases sociales o regiones.

Cabe señalar como resumen que el ama de casa desea integrarse en la sociedad, sobre todo las más

jóvenes y las de mayores -ingresos. Barcelonesas y madrileñas son las más interesadas, aunque el

centralismo de Madrid determina una mayor concien-ciación del papel del ama de casa en la sociedad

actual. El hecho es que quieren trabajar fuera del hogar y encontrarse con voz y voto en las asociaciones.

LA CIUDAD NO ES PARA ELLAS

¿Se encuentra o no se encuentra ´desasistida el ama de casa por el Ayuntamiento? La tabla 2 es bien

explícita. La mayoría opina que casi nunca o nunca el Ayuntamiento de su ciudad le informa sobre los

problemas ciudadanos. A mayor juventud mayor sensación de fal-ta de información. Las clases modestas

son las que estiman en mayor porcentaje que nunca se las informa, mientras en la clase alta-esto es menos

acusado. ¿Mayor capacidad de entendimiento más despreocupación por el tema? En cuanto a si el ama de

casa se siente asistida o desasistida, la mayoría se inclina por lo segundo, siendo esta sensación más

acusada en la juventud y en las clases modestas y menos en las clases alta y media. No cabe duda que el

barrio en donde se habita ejerce una gran influencia en esta apreciación. El hecho es que los

Ayuntamientos no informan al ama de casa de aquellos temas por los que ella se interesa. Podríamos

decir, parafraseando una conocida comedia, que la ciudad no es para ellos.

POLÍTICA Y SEXO EN LA ESCUELA

La enseñanza de la política en los colegios y la convivencia de sexos son temas que por afectar

directamente a los hijos interesan sobremanera al ama de casa. La mayoría cree que es necesaria la

enseñanza de la política actual en los colegios, como se pone de manifiesto en la tabla 3. La mayor

concienciación de las amas de casa más jóvenes, pertenecientes a las clases más altas y en regiones más

poltizadas inclinan el porcentaje-hacia esta aceptación. El mayor porcentaje de no respuestas está en

Andalucía, lo que no deja de ser un índice bien significativo.

La enseñanza mixta también obtiene mayoría y también son las más jóvenes quienes propugnan la

coeducación. Sólo las personas mayores, de menor poder adquisitivo y que viven en regiones no

plenamente desarrolladas cultural o económicamente, rompen este promedio. Las clases modestas, en

todo caso, no están por- las clases para niños y niñas juntos.

ANTE LAS ELECCIONES

El papel de la mujer en la política y sus preferencias son analizados en la tabla 4. A la pregunta de si la

política es un problema exclusivamente de los hombres, la mayoría, al margen de la edad, clase social o

región, se inclinan por la afirmativa. De todos modos, lo cierto es que las amas de casa sí quieren

participar en política y para demostrarlo ahí están las respuestas de las de cuarenta y cinco años para

abajo y de las que tienen mayor poder adquisitivo. La clase modesta todavía está a tenor de lo que diga el

hombre. Y como siempre, barcelonesas y madrileñas son las que se aprestan a la igualdad de derechos.

Los movimientos feministas,´ impuestos por la dinámica de las grandes ciudades, parece que han creado

una conciencia más firme del papel de la mujer.

En cnanto a su posición ante las elecciones (hay que señalar que la encuesta ha sido elaborada con ante-

rioridad a la campaña electoral propiamente dicha), "el saldo es favorable a un centro izquierda. Los

menores porcentajes, en la totalidad de la muestra, corresponden al Movimiento y a comunistas.

Movimiento y Falange no son ni contemplados por las menores de veinticuatro años, quienes, por otra

parte, son más favorables dentro de un índice bajo— al comunismo. De todas formas, el porcentaje de

quienes no saben todavía a quién votar es muy elevado, predominando esta tendencia en los grupos de

edad superiores a cuarenta y cinco años, señal de que su grado de politización es menor, haciéndose aún

más acusado en las clases modestas y en las regiones poco desarrolladas. Hay que señalar también el

factor de conservadurismo personal representado por el famoso «no contestan».

MATERIALISMO Y LIBERTAD

¿Qué predomina en el ama de casa respecto a sus hijos: la idea del mater-nalismo tradicional o la de la

libertad? La tabla 5, en el marco de las dos preguntas que plantea, es significativa. La inmensa mayoría de

las madres no dejaría que sus hijas menores de edad solviesen a casa a las dos de la madrugada.

Evidentemente, las amas de casa jóvenes son más tolerantes y mucho menos las mayores de cincuenta y

cuatro años. Lo mismo sucede en la clase alta en relación con la modesta y en las regiones más

desarrolladas respecto a las menos. siendo ste un común denominador que se observa a lo largo de toda la

encuesta. Sin embargo, la flexibilidad en permitir a las hijas que salgan un fin de semana con los amigos

responde más a la preocupación en mantener el buen orden en el hogar que al riesgo sexual. Las amas de

casa más jóvenes son más tolerantes, bien es verdad que hablan en hipótesis y que no saben con exactitud

lo que harán cuando sus hijas les planteen el tema de los fines de semana.

El hecho es que el conservadurismo del ama de casa tiene en este punto una fuerte manifestación. La

marginación en la que han vivido y los condicionamientos sociales y religiosos determinan un fuerte

rechazo a la libertad individual y a abandonar el maternalismo a ultranza,

LA ECONOMÍA FAMILIAR

La pregunta que se plantea en la tabla 6 va enfocada a matizar cómo ve el ama de casa la economía

familiar. La mayoría encuentra este problema difícil de. solucionar, siendo las grandes urbes, Madrid y

Barcelona, las que alcanzan valores superiores a la media, seguidas de Galicia y Andalucía. El concepto

muy fácil» prácticamente ni se considera y un importante porcentaje piensa que en el momento actual la

economía de una familia es muy difícil. Poco optimismo, pues.

LA POLÍTICA NO ES SOLO «COSA DE HOMBRES»

HASTA LOS CUARENTA Y CUATRO AÑOS LO QUE MAS INTERESA ES UNA MAYOR

INTEGRACIÓN SOCIAL CONCLUSIONES

A. la vista de los resultados numéricos de la encuesta, pueden elaborarse unas a modo de conclusiones

generales y otras más específicas referidas a grupos de edad, clase social o región en que se habita.

Vamos a resumirlas en una serie de puntos:

1) El ama de casa es sustancialmente conservadora. No está mentalizada en política ni se decide a

expresar lo que verdaderamente desea. Esto es menos acusado en las clases altas y en las más jóvenes.

Hay una tendencia a «ver qué pasa». Sin embargo, se pone de manifiesto también una apetencia a

participar más acusadamente en política, con una inclinación centrista.

2) Las amas de casa de edad más avanzada, clase social más modesta y situadas en regiones menos

desarrolladas tienden a describir su papel como cuidadoras del hogar y los hijos. Las más jóvenes, de

clases más altas y_en zonas más desarrolladas, aspiran a una mayor integración social, esencialmente a

través del trabajo fuera del hogar.

3) En general, consideran que los Ayuntamientos no les informan suficientemente, encontrándose

además desasistidas por este organismo.

4) En materia educacional, son favorables a la enseñanza de ¡a política actual y —al menos entre las

jóvenes, de clases más elevadas y zonas desarrolladas— a la coeducación en los colegios, cosa que no

ocurre entre las amas de casa de edades más alfas, de clases más modestas y en regiones menos

desarrolladas o rurales.

5) Predomina en ellas un concepto maternalísta en detrimento de la libertad individual de los hijos. Es

evidente que, pese a sus deseos de participación activa en la sociedad, cuando el tema les toca muy de

cerca reaccionan de forma conservadora.

Tal es, a grandes rasgos, la situación. Casi nueve millones de amas de casa van a pronunciarse en Isas

urnas dentro de unos días. Viven en un mundo dual, el del entorno familiar y el del trabajo o el de la

apetencia al trabajo, conservadoras por un lado, y avanzadas por otro, inseguras y escépticás. Muchas de

ellas carecen todavía de una opción política clara y, sin embargo, su voto puede ser decisorio. ¿Por cuál se

inclinarán?

1 de junio de 1977

 

< Volver