Autor: Sánchez Martínez, Alfonso. 
   Una campaña electoral sin imaginación     
 
 Informaciones.    02/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

MI COLUMNA

Por Alfonso SÁNCHEZ

Una campaña electoral sin imaginación

El dueño del quiosco de la Gran Vía en que suelo hacer mi suministro de Prensa abre los brazos ante su

coacciona fachada de papel:

No sabe usted e; bajón que ha dado ¿a venta de todo esto desde que se fue

La pregunto si se debe a fatiga por esa lectura o a la cuestión económica:

Pues a las dos cosas, pero observo que la gente tiene cada vez menos interés por el barullo político.

He pasado dos semanas sin leer Prensa española. Llega a La Croisette, pero con; tres y cuatro días de

retraso, lo que no entiendo. pues incluso la escrita en lengua hebrea llega puntual. Me choca a! regreso el

lenguaje soez que con frecuencia aparece en nuestras publicaciones, sin excluir las diarias. Ni una frase,

ni siquiera una palabra de ese tipo he leído durante estas dos semanas en la Prensa francesa e italiana.

Tampoco las he oído en las películas Sólo el último día, ROY HILL nos sorprendió con el porno lenguaje

exacerbado de "Slap Shot", pero lo hace para burlarse de la violencia que el deporte alcanza en Estados

Unidos. ¿Qué se proponen con un lenguaje que aquí es excepción? Quizá el exhibicionismo de su

libertad, ya que no de su talento. CAMILO J. CELA puede engarzar en su prosa una palabra fuerte, pero

lo hace con gracia literaria y con inteligencia, ambas cosas ausentes de esos escritos. Allá en la paz de La

Croísette, CARLOS FUENTES hablaba de sus preocupaciones por el idioma:

Ahora me esfuerzo en. ampliarlo incorporándole palabras y giros anteriores a la llegada de los españoles y

que aún conservan • familias residentes en lugares apartados.

El año pasado hablábamos con VARGAS LLOSA, que también era miembro del Jurado, sobre el idioma.

Cuando estos escritores de la otra orilla procuran dar esplendor y viveza a nuestro idioma, aquí se

derrocha la estupidez progresiva. Todo .o malo se contagia y hasta JOSÉ MARÍA GIL-ROBLES. hijo, ha

soltado en un mitin una frase soez, con la agravante de querer ser ingeniosa. Pagaría en la tertulia del

patio de vecindad, pero´ dicha en vin mitin parece que su autor más que aspirar a líder politico propone su

candidatura a dialoguista de las películas españolas de: "destape", que no es un cargo para orgullo de su

titular. Yo creo que esto es una consecuencia del "isidrismo" democrático que cúnele por el país. Más o´ie

democrático, es demagógico. El otro día un periódico francés tomaba a broma el asunto. Su corresponsal

en Madrid anotaba en ¡a crónica:

"En España reina tal demagogia que todo e; mundo rechaza airado que !e califiquen de derechas."

¿Por qué? En Francia, donde tienen una democracia seria, los que son de derechas lo confiesan sin que

ocurra nada En España, según telegrafiaba otro enviado francés, el único de derechas ahora es

SANTIAGO CARRILLO. Porque les digo, amigos, que la campaña electoral inspira bromas a los

observadores extranjeros. Me preocupan poco esos observadores, pero en esta ocasión reconozco que

tienen razón Lo de Santiago Carrillo y .sus cantaradas ya es para tomarlo a humor. Así lo toman mis

queridos murcianos, que ya han puesto en circulación lo de "Real Partido Comunista Español".

Espero que Carrillo patrocine una exposición en cualquier galería madrileña de ANDY WARHOL.

El sofisticado pintor acaba de exponer en Nueva York sus últimos cuadros, todos con el.mismo tema:

variaciones sobre la hoz y el martillo. Otro observador francés abandona la broma para comentar que con

tanto hablar de democracia a Santiago Ca-rrillo se le ha olvidado democratizar su partido.

El primer contacto con la campaña electoral defrauda bastante. Se advierte una total falta de imaginación

y de eficacia para orientar a los solicitados electores. Los carteles se suelen limitar a poner apellido a la

democracia, que todos pretenden convertir en una exclusiva suya. Un candidato toma un altavoz portátil y

pregona sus propuestas a las treinta o cuarenta personas que cruzan por la calle peatonal. No piensa que la

democracia no es un juguete para el nene y la nena, sino algo para mayorcitos: JOAQUÍN RUIZ

GIMENEZ tuvo, a su debido tiempo, la sensatez de pedir juego limpio a los candidatos y eludir los

ataques directos. Le hacen poco caso, según veo. CARMEN DIEZ DE RIVERA es objeto de un golpe

bajo tirado hacia una diana más alta. Incluso un hombre del rigor intelectual de JOSÉ MARÍA DE

AREILZA cae en la tentación de la facilidad para atacar a sus rivales

El 12 de mayo, aplazada la inauguración del festival de Cannes, tuve oportunidad de contemplar el duelo

televisivo entre BARRE y MITERRAND, jefes, respectivamente, del Gobierno y de la oposición. Ni un

ataque personal, ni una insinuación agresiva.

En otra crónica enviada desde Madrid —perdonen la reiteración en la referencia ,pero durante dos

semanas me he enterado de lo que pasa en mi país por la Prensa extranjera—, el corresponsal, tras dar

cuenta del comienzo de la campaña electoral, deslizaba: "Los españoles no han reparado e´n la breve

noticia publicada en sus periódicos informando de que la inflación ha aumentado en 1,5 por 100."

Con ese porcentaje, nuestra inflación supera el 25 por 100, algo alarmante. Y el dólar ha rebasado las 70

pesetas. Y en el garaje encuentro el aviso: "A partir del 1 de Junio suben los precios un 11 por 100,

aprobados por la Comisión Sindical de Precios." Todo esto se enmascara en una campaña electora i de

verbena, pero en cuanto se destape va a ser ella. A.—n no podremos comprar un filete ni aun por el

sistema CONDT.

 

< Volver