Autor: Contreras, Lorenzo. 
 La campaña, al trasluz. 
 Algo más que palabras     
 
 Informaciones.    03/06/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

LA CAMPAÑA, AL TRASLUZ

ALGO MAS QUE PALABRAS

Por Lorenzo CONTRERAS

MADRID, 3.

LA campaña electoral discurrió ayer, en lineas generales, con la tónica acostumbrada, pero en el terreno

de los síntomas la situación empeoró, porque Ja violencia asomó con cierta seriedad su feo rostro.

Falangistas hedillistas y militantes de Fuerza Nueva resucitaron la dialéctica de los puños y las pistolas.

El choque registrado entre ambos grupos en la confluencia de Goya con Núñez de Balboa arrojó un

notable número de heríaos, aunque no graves. Hubo tiros. Circula gente armada todavía.

Una refriega de comunicados sucedió al enfrentamiento callejero. Acusaciones reciprocas, notas del

Gobierno Civil y de la Jefatura Superior de Policía, un tono desafiante en las reacciones de los protago-

nistas y un rotundo éxito de la irracionalidad, han configurado el balance. «Hemos tenido el honor de

recibir una embajada del Partido Comunista», ha sido la ocurrente conclusión del señor Guinea Gau-na,

candidato senatorial por Fuerza Nueva. En los locales de esta organización extremista se presentaban los

aspirantes a la Cámara Alta. «Al parecer —dijo alguien al recibir información de lo sucedido en la calle—

hemos tenido tres heridos, pero ellos, siete.»» «¡Son los comunistas!», fue el grito propagado. Los

hedillis-tas, agrupados en Falange Española (auténtica), iban armados, según la versión contraria, con

pistolas, navajas y palos, pero lo cierto es que el único herido de bala es un hedillista. La gravedad del ca-

so es evidente, porque la reyerta callejera pudo provocar víctimas entre los pacíficos ciudadanos que por

el lugar transitaban. El Gobierno Civil ha señalado en su nota este peligro, y dice haber tomado la

resolución de adoptar «las medidas de precaución necesarias)! para que estos hechos no se repitan.

De otros puntos de España han llegado noticias de incidentes «electorales». En Be-tanzos fueron

agredidos, según Cifra, jóvenes de Alianza Popular. Puentes propias, nos dicen que ayer, después del mi-

tin de los «populares» en Vista Alegre, gente con cascos y porras arremetió contra elementos de izquierda

en General Ricardos. Gritaban: «¡Viva Cristo Rey!»

En el capítulo de desórdenes ningún episodio ha superado en pintoresquismo al del padre redentorista que

en Pamplona fue por dos veces rociado de pintura por un joven que no aceptaba se borrasen unos letreros

de propaganda colocados en la fachada de una iglesia. La pintura era del redentorista. Entre ambos

momentos se personó la Policía Municipal para tomar datos del agresor.

ALIANZA POPULAR

En la jornada electoral había un «plato fuerte». Alianza Popular, que ha comenzado a distribuir un

periódico de campaña, celebraba acto electoral en Vista Alegre. Veinte mil personas. Praga propuso ayer

en la plaza de toros su propia vida como ejemplo: «¿Qué soy yo sino un hijo de emigrantes, el nieto de

campesinos pobres, el estudiante infatigable que todo lo ha hecho por oposición?»

La agencia Logos ha facilitado algunas frases lanzadas durante el mitin: «A mí, desde luego, nadie me va

a enseñar lo que es el ejercicio del Poder» (Fraga). «A los de Alianza Popular nos importa España tanto

como el honor de una hija» ¿Francisco Jiménez, linotipista); «No queremos que pase por Gibraltar el

telón de ocero» (Fernández de la Mora) . «Adolfo Suárez autorizó al P.C.E. en la nocturnidad del Viernes

Santo» (atribuida al mismo autor).

Llovió durante el mitin y Fraga no aceptó el paraguas que le tendían. Con su gesto logró empaparse, y

empapó también a los demás candidatos, movidos por su ejemplo. La información de Logos pone en

labios del ex ministro este comentario: «Aquí está una candidatura mojada que no se va a encoger.»

GARCÍA LÓPEZ Y LOS TENIENTES GENERALES

Verdaderamente fue un día de frases cautivadoras. Don Antonio García López, líder del P.S.D.E., dijo

durante la presentación del programa de la Alianza Socialista Democrática: «Veo un Parlamento

ingobernable, con una crisis económica muy fuerte, una inflación galopante y una erosión progresiva de

la autoridad...»

El señor García López ha ido endureciendo su estilo a medida que las distancias entre su persona y la

Moncloa se han ido incrementando. Manifestó ayer, según Cifra, que «en sus entrevistas con tenientes

generales, éstos le indicaron ser partidarios de que no se estudie el ingreso de España en la O.T.A.N. hasta

la solución de la crisis económica y la entrada de España en la C.E.E.». Abundando en sus noticias

militares, agregó que «un sector de tenientes generales cree en la necesidad de un Gobierno de salvación

nacional».

GIL-ROBLES Y LOS CONTUBERNIOS

La Federación Demócrata Cristiana celebró un mitin en Madrid, con asistencia de don José María Gil-

Robles «sénior». Este definió al pueblo como «gran desconocido trente a los contubernios de Madrid». Y

don Jaime Cortezo declaró que «los demócratas cristianos son osados al presentarse a las elecciones sin el

apoyo de contubernios».

Hubo criticas contra el presidente del Gobierno y contra los comunistas. Para el Centro, que el primero

ampara, propuso Gil-Robles esta nueva denominación: «partido de los escépticos) o «club de los

aprovechados de los residuos del franquismo».

Con la palabra «contubernio», tan usada por el franquismo en la desgraciada ocasión del Congreso de

Munich (1962), se apuntaba en el mitin de la F.D.C. al Partido Comunista, cuyo secretario general, señor

Carrillo, lanzaba por las mismas horas, en Vigo, estos «venablos» contra Fraga: «Es una pena que

hombres que han nacido en Galicia, que han ocupado puestos de Poder importantes a lo largo de los

últimos meses, se acuerden de este país únicamente para pedirle los votos.» Santiago Carrillo se

entregaba, por otra parte, a la degustación de esta posibilidad: ((Quién sabe si seremos los primeros en

conseguir la fórmula de un triunfo socialista con Rey.»

TIERNO GALVAN Y LA CORONA

El apoyó a la Monarquía ha resplandecido en las declaraciones de Tierno Galván a Emilia Ors. «El

proceso demo-cratizador —ha dicho-— le debe mucho al Trono.»

El Trono acaba de licenciar con todos los honores (el próximo Toisón, para José María Pemán), a don

Torcuata-Fer-nández-Miranda. Con plomo moral en el ala, el presidente del Gobierno mantiene sus po-

siciones. Se sabía, pese a los desmentidos, que las relaciones entre don Adolfo Suárez y el dimisionario

presidente de las Cortes no eran buenas, pero no se esperaba que las diferencias fueran tan pronto

resueltas por los hechos. A despecho de las seguridades dadas por el propio interesado en el sentido

de que goza más que nunca de la estimación real, se sospecha con bastante fundamento que, en los

últimos tiempos, el señor Fer-nández-Miranda ha ido perdiendo posiciones en ese terreno. Dos factores

habrían precipitado su caída: su disconformidad con los términos formales de la renuncia del Conde

de Barcelona a sus derechos dinásticos y la insistencia o perseverancia que habría puesto en la defensa de

proyectos constitucionales de claro signo continuista.

3 de junio de 1977

 

< Volver