Elecciones generales. Confirmó que el día 13 intervendrá en TV. 
 El presidente-candidato entra en la campaña electoral     
 
 Diario 16.    04/06/1977.  Página: 16,17. Páginas: 2. Párrafos: 14. 

Sábado 4-junio 77/DIARIO16

Confirmó que el día 13 intervendrá en TV

El presidente candidato entra en la campaña electoral

MADRID, 4, (D16).—Pese a que reiteró sus declaraciones de que "no tendrá una dedicación activa en la

campaña electoral", lo cierto es que ayer el presidente Suárez entró en campaña. Teniendo como testigos

a decenas de fotógrafos y cámaras de TV, Adolfo Suárez recorrió durante dos horas las instalaciones de la

Unión del Centro Democrático (UDC) en la calle de Cedaceros, haciendo saber a los periodistas que

existen grandes posibilidades de que hable en TVE el próximo día 13.

La noticia de que el candidato Suárez pensaba visitar la sede de UCD, dos mil metros ´cuadrados en

Cedaceros, 11 —donde recientemente surgió un presunto "affaire "de espionaje con micrófonos—, se

"filtró" ayer a todos los medios informativos. . Suárez, rodeado de sus colaboradores, hacía su aparición

en el edificio, a pie desde la Carrera de San Jerónimo, a las siete y veinte de la tarde.

Algunas ausencias

"Vengo a saludar a mis compañeros de candidatura, . es norma de cortesía", dijo el presidente a los

periodistas. Repitió, haciendo hincapié con el índice, que no va a tener una dedicación activa a la

campaña electoral. A continuacón firmó autógrafos a varias Jóvenes empleadas en la sede del CD, antes

de encerrarse, durante casi hora y media, con los candidatos madrileños por el cen-tro. Estaban presentes

casi todos los dirigentes centristas, aunque se notó la ausencia de Fernando Alvarez de Miranda e Iñigo

Cavero, del Partido Demócrata Cristiano, y de Francisco Fernández Ordóñez, del Partido Social-

demócratá, asi como la del liberal Joaquín Garrigues Walker. Se explicó que todos ellos´estaban haciendo

campaña fuera de Madrid. Sí-estaba presente Oscar Alzaga, del PDC, quien se opone a participar en

mítines del centro en la capital, disconformes, al parecer, con ciertos planteamientos de la coalición

centrista.

Según algunos candidatos madrileños, Suárez no conocía personalmente a varios de ellos." En una sala de

juntas rectagulares, Suárez insistió en la necesidad de llevar a cabo una campaña en tono moderador, e

insistió, aunque midiendo sus palabras, en su intención de no participar activamente en la campaña, si

bien luego . añadió. que "estaba a disposición" de la comisión organizadora. Aunque la reunión

transcurrió a puerta estrictamente cerrada —con el propio número dos por Madrid, Leopoldo Calvo-So-

telo, tratando de alejar a los unidistas—, pudo saberse que uno de los candidatos madrileños se quejó de

lo mal que trata la prensa escrita a la figura de Adolfo Suárez, a lo que el presidente habría respondido

que eso es algo normal, puesto que se trata de una prensa libre.

Alocución como candidato

A la salida, Suárez recorrió todo el local del Centro, acompañado por Calvo-Sotelo y otros miembros dé

la UCD, entre los que no se encontraba la "piaña mayor" del Partido Popular. Siempre sonriente y afable,

el presidente declaró a la prensa que le asediaba que, como todas las coaliciones con derecho, a ello, inter-

vendrán el día 13 en la televisión. El considera que también podría intervenir el candidato Suárez. Añadió

que, en principio, a no ser .que las circunstancias nacionales así lo requieran, queda descartada una alo-

cución suya como presidente del Gobierno.

"Hasta el día 16 no sé lo que va a pasar", respondió, al serle pedido un pronóstico sobre las elecciones.

Más tarde, preguntado por un periodista cuánto tiempo consideraba él que le queda como presidente,

respon-ójó con evasivas: "¿Cuánto cree usted?" «¿Cuatro años?", ´aventuró el periodista; "no haré

pronósticos", concluyó Suárez, ante el aplauso de algunos incondicionales, que clamaron: "Así es nuestro

presidente." Más tarde, preguntado sobre si teme la votación que puedan alcanzar el PSOE o Alianza

Popular, el candidato Suárez dijo que respeta a todos, pero no teme a nadie —provocando nuevos plá-

cemes de los incondicionales.

Reforzar la imagen

Luego, entre el nerviosismo y una alegría de quienes trabajan en la UCD —alrededor de un centenar de

.personas—, Suárez se fotografió con los responsables de los distintos departamentos de la oficina del

Centro, firmó innumerables fotografías y folletos, antes de salir —eran casi las nueve y media de la

noche— a la calle, donde fue aplaudido por algunas decenas de transeúntes.

Los observadores políticos consideraron esta salida pública de Suárez —al parecer, el presidente ya

realizó una primera, visita a las instalaciones del centro, visita que fue completamente silenciada a la

prensa— como un deseo de aumentar su presencia en los medios informativos, excesivamente copados,

en opinión de próximos colaboradores a la Mon-cloa, por otras figuras de candidatos.

Como anécdota curiosa cabria destacar que durante la espera al presidente, un individuo acudió a las

oficinas de la UCD para afiliarse sin que pudiera siquiera trasponer el umbral de las oficinas. "Vuelva un

día de diario", le fue dicho ayer viernes.

 

< Volver