Imposición de la gran cruz del mérito militar a los señores Lacalle, Carrero Blanco, Porcioles y Marqués de Rafal  :   
 Intercambio de opiniones sobre proyectos de ley sometidos a estudio en las Cortes. 
 ABC.    28/11/1963.  Página: 59. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

1A MAÑANA. PAG. 59.

DE LA GRAN CRÜZ DEL MERITO MILITAR A LOS SEÑORES LACALLE, CARRERO BLANCO,

PORCIOLES Y MARQUES DE RAFAL.

intercambio cíe epímones sobre proyectos de ley sometidos a estudio en las

Cortes.

El Ministro del Ejército, don Pablo Marun Alonso, impuso, a mediodía de ayer, en

el Palacio de Buena vista, las insignias da las Grandes Cruces de la Orden de]

Merito Militar, con distintivo blanco, a sus colegas. de Gobierno el ministro

del Aire, don José Lacalle Larraga, y el ministro subsecretario de la

Presidencia, don Luis Carrero Blanco; a don José María de Porcioles, alcalde de

Barcelona, y a don Fernando Pardo Manuel de Villena, marqués de Rafal.

Asistieron al acto el ministro de la Gobernación, don Camilo Alonso Vega;

capitán general de la Primera Región, teniente general Garcías Valiño; los

tenientes generales jefes del Estado Mayor Central del Ejército y así Aire,

señores Cavanillas Prosper y Martínez Merino; el jefe de la Región Aérea

Central, teniente general González Gallarza: los almirantes Meléndez y

Mendizabal, jefes del Estado Mayor y de la Jurisdicción Central de la Armada,

respectivamente; los generales Pérez Soba y Gil de Mendizábal, subsecretarios de

los Ministerios del Ejército y del Aire; don Jose María Hernández Sampelayo,

secretario general técnico de la Presidencia del Gobierno, y otras

personalidades.

Después de leídos los decretos por los que se conceden estas condecoraciones, el

teniente general Martín Alonso procedió a su imposición. A continuación

pronunció un discurso, en el que hizo patente su complacencía por este acto al

que iban unidas el intimo y grato sentimiento de justicia por la concesión y la

estimación y reconocimiento de la labor realizada por quienes se han hecho

merecedores a esas altas distinciones otorgadas por el Jefe del Estado.

A continuación se refirió a la otra realízada por los ministros del Aire y

subsecretarío de la Presidencia, y a sus vidas cas> trenses, ejemplares,

csracteñzadus por una. entrega total y absoluta ai mejor servicia para alcanzar

la gloria y grandeza de España. A la Elevada tarea de regir al frente de la

Corporacion

Municipal, a ese gran pueblo de Barcelona, que ha correspondido al señor

Porcioles. Y, por último, noble y abnegada línsa de conducía la del marqués de

Rafal, Que desde aquellos dificiles año? treinta hasta hoy ha demostrado su amor

al Ejército y su elevado, patriotismo. "Desde cargos distintos y funciones

diversas con una excelente fidelidad—añadió el ministro—han servido los

intereses de la defensa, la independencia v la soberanía de la Patria. El

Ejército declara su gratitud y proclam sus recias personalidades y rectas

conductas."

En nombre de los galardonados contestó con breves y Emocionadas palabras, el

ministro del Aire, para dar las gracias pos esta distinción que se les otorgaba,

tanto a1 ministro del Ejército como al Jafe del Estado.

 

< Volver