Imposición de la gran cruz de Isabel la Católica a don Vicente Mortes  :   
 También fue condecorado con la del Mérito Civil el ordenanza de la Subsecretaría de Obras Públicas, don Pedro García Villalba. 
 ABC.    22/05/1964.  Página: 52. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ABC. VIERNES 22 DE MAYO DE 1964.

IMPOSICIÓN DE LA GRAN CRUZ DE ISABEL LA CATÓLICA A DE VICENTE NORTES.

También fue condecorado con la del Mérito Civil el ordenanza de la Subsecretaría

de Obras Públicas, don Pedro García Villalba.

El ministro de Obras Públicas, don Jorge Vigón, ha impuesto a primera hora de la

tarde de ayer, al subsecretario del Departamento, don Vicente Mortes, las

insignias de la Gran Cruz de Isabel la Católica, condecoración que fue

solicitada unánimemente por todos los ingenieros jefes de Obras Públicas, al

cesar el Sr. Mortes como director general de Carreteras, y ellos son los que

hacen el ofrecimiento de esta condecoración. En el mismo acto, el Sr. Vigón

impuso la Cruz de Caballero del Mérito Civil al ordenanza que presta sus

servicios en la Subsecretaría de Obras Públicas, clon Pedro García Villalba.

El salón estaba ocupado por los ingenieros jefes de todas las provincias

españolas y el personal del Ministerio. En la presidencia, con el ministro, se

hallaban los de Hacienda, Sr. Navarro Rubio; de la Vivienda, Sr. Martínez y

Sánchez-Arjona, y de Trabajo, Sr. Romeo Corría; el comisario del Plan de

Desarrollo, Sr. López Rodó; el ex ministro, Sr. González Bueno; el secretario

general técnico del Ministerio de Obras Públicas, Sr. Carral; el jefe de Obras

Públicas de la provincia de Madrid, Sr. Silvela; los subsecretarios de la Marina

Mercante, Sr. Boado; de Trabajo, Sr. Gómez Acedo; de la Vivienda, Sr. Tello; de

Hacienda, Sr. Sánchez Cortés; los directores generales del Ministerio de Obras

Públicas, y los del Tesoro, Sr. Espinosa; de la Vivienda, Sr. Salgado Torres, y

de Arquitectura, Sr. García Lomas.

En primer término, después de leídos los decretos de concesión de estas

insignias, el Sr. Silvela, en nombre de todos los jefes de Obras Públicas, hizo

el ofrecimiento. Se refirió a la estrechez de los presupuestos de obras públicas

al terminar la Guerra de Liberación y lo comparó con el Plan General de

Carreteras, obra del ministro actual, don Jorge Vigón, y del subsecretario don

Vicente Mortes; Plan de 180.000 millones de pesetas, que no solamente ha sido

aprobado en las Cortes, sino que está en vías de ejecución y figura como uno de

los planes a la cabeza de los que tienen otros países. La organización—dijo—está

en marcha, con todos los elementos precisos, y su desarrollo será de gran

trascendencia. Como jefe de Obras Públicas de la provincia de Madrid, al hacer

el ofrecimiento de las insignias a don Vicente Mortes, lo hago con todo afecto y

como muestra de gratitud por toda su obra.

Habló acontinuación el ministro de Obras Públicas, don Jorge Vigón. Se

congratuló de ser quien impusiera estas insignias a su más íntimo colaborador,

don Vicente Mortes, y al propio tiempo tenía la alegría de condecorar a un

modesto funcionario, ordenanza de la Subsecretaría, Pedro García Villalba, con

lo que se premia una vida consagrada generosa y lealmente al servicio de España.

Todo ello significa—terminó el señor Vigón—que en este Ministerio trabajamos en

equipo, hombro con hombro, y así servimos a nuestra patria. Fue largamente

aplaudido y entre una clamorosa ovación impuso las insignias a don Vicente

Mortes y al señor García Villalba.

El subsecretario de Obras Públicas agradeció el homenaje que le tributaban. No

encontraba otra justificación de esta concesión que el afecto y el cariño

entrañable de tocios, por lo que expresaba su más profunda gratitud.

Habló finalmente el Sr. García Villalba, quien en términos sencillísimos y muy

emocionado expresó la gratitud y la complacencia que sentía al verse condecorado

con una figura tan insigne como la de don Vicente Mortes. Fue largamente

aplaudido.

 

< Volver