Don Pío Cabanillas, en la exposición de los objetivos de su departamento:. 
 "Sólo el hombre informado puede optar con libertad"     
 
 Informaciones.    06/02/1974.  Página: 7-8. Páginas: 2. Párrafos: 51. 

INFORMACIONES

6 de febrero de 1974

DON PIÓ CABANILLAS, EN LA EXPOSICIÓN DE LOS OBJETIVOS DE SU DEPARTAMENTO:

"SOLO EL HOMBRE INFORMADO PUEDE OPTAR CON LIBERTAD"

Máxima atención a la problemática nacional en RTV.

MADRID, 6.

(INFORMACIONES.)

Ei papel de la información como antídoto del rumor y como garantía de la

libertad de opciones del ciudadano, la abolición de las ideas de tutela

jerárquica o de dirigismo cultural estatal, el anuncio de leyes del Cine y del

Libro, la limitación de los controles extranjeros de la industria turística y la

necesidad de una reordenación de radio y televisión, constituyen los puntos

esenciales abordados ayer por don Pío Cabanillas, ministro de Información y

Turismo, en el acto de juramento y toma de posesión de nuevos altos cargos del

Departamento, señores don Alejandro Royo-Villano-va Paya, secretario general

técnico; don Rogelio Diez Alonso, director general de Cinematografía; don

Fernando Castedo Alvares, vicesecretario general técnico; don Manuel María

Fraile Clivilles, director general de Teatro y Espectáculos, y don Ignacio

Aguire Borrell, director del aabinete del Servicio Exterior del Ministerio.

Los objetivos de politica general del Departamento fueron expuestos seguidamente

por don Pió Cabanillas quien comenzó recordando su vinculación anterior al

Ministerio durante siete años, al lado de Tin hombre cuya ausencia lamentaba.

Tras este recuerdo a don Manuel Praga, actual embajador de España en Londres, el

ministro dedicó palabras de agradecimiento a la labor Desarrollada por los

anteriores titulares del Departamento, señores Sanchez Bella y Liñán Zofío.

«Ayudar al ente social a que comprenda plenamente lo que está ocurriendo, es al

mismo tiempo informar y gobernar en el mejor sentido de la palabra. Nos equivoca

riamos como políticos y como gobernantes si pensar a ir os —dando pruebas de

habilidad— que Ja fijacion voluntaria de los objetivos comunes es suficiente

para llevar a cabo las conciliaciones. La noción de equilibrio dentro de cada

sector mediante la organizaoión del arbitraje de los conflictos inevitables es

siempre mejor que la aparente obtención, sin duda ficticia, de una ausencia de

conflictos.» Esta fue la introducción del informe expuesto por el señor

Cabanillas ante los funcionarios del Departamento, que abarrotaron el salon de

actos de la sede oficial.

«En el respaldo popular de ana política de formulaciones claras —continuó—, en

la comprensión de la misma e incluso en las lógicas criticas derivadas de su

planteamiento, hay por lo menos tanta participación política como en la simple

elección de los representantes. La antitesis entre la organización que resulta

necesaria para mejorar el nivel de vida y la libertad de hacer valer la

originalidad y personalidad humanas, es el problema clave de la civilización

actual.

SOLO EL HOMBRE INFORMADO OPTA CON LIBERTAD

Entendemos la información —dijo el ministro— como un Instrumento de solidaridad

social y como un medio responsable ante la sociedad. La laguna informativa es e!

caldo de cultivo del rumor y éste la suplantación irresponsable de la auténtica

información Esencial a la misma es la objetividad en la descripción de los

hechos. Por eso hay que combatir la manipulación de la noticia que desorienta al

público y elimina la posibilidad de acceder a una información libre y honesta.

Es preciso adecuarla información a las inquietudes, Interrogantes y problemas de

los hombres de hoy. A ese derecho a una información diversificada y completa

corresponde el deber de la Administración de informar con puntualidad, precisión

o coherencia. Entre información y participación —continuó diciendo el señor

Cabanillas Gallas— hay una causalidad de doble sentido, pues í.» información es

presupuesto de la participación y ésta despierta el interés por aquélla Sólo el

hombre informado puede optar con libertad.

El equilibrio de derechos y deberes en materia informativa es esencial para que

nazca una auténtica información y tal equilibrio debe referirse al Estado, al

individuo, a las empresas, a los profesionales

y a los grupos, que son los sujetos y protagonistas de dichos derechos y

deberes.

La enseñanza de la información, acaso como en la estética, tiene que consistir

en que el hombre posea un juicio previo a lo qué lee o a lo que escucha. Después

necesita además que sepa qúién le informa.

Debemos, pues, fomentar la información sobre la información.

La realidad española debe ser noticia. Nuestras formas de vida y nuestros puntos

de vista han de ser difundidos. Debemos exhibirnos como somos, sin mimetismos

complacientes ni exclusivas de perfección.

Señaló el ministro de Información y Turismo que el Departamento, como portavoz

del Gobierno, debe ser también, y conviene no olvidarlo, quien ponga de

manifiesto ante el Gobierno los propósitos y anhelos de la opinión pública.

El medio Prensa -dijo— tiene en estos momentos problemas, alguno de los cuales —

el papel— podría agravarse en un futuro inmediato. En su solución el Ministerio,

en colaboración estrecha con todos los sectores interesados, pondrá su mejor :

empeño.

NO AL DIRIGISMO CULTURAL

Continuó diciendo el ministro, de Información y Turismo que si la cultura es la

expresión de una civilización, la cultura popular es el nivel expresivo de un

pueblo, es decir, del grado de civilización que alcance ese pueblo en orden a su

capacidad comúnicativa. El desarollo cultural no es un problema de prestaciones

estatales, sino de creación de un conjunto de opciones para que los propios

ciudadanos asuman, consciente y libremente, el quehacer popular. En a cultura

siempre existe recepción y protagonismo. Sin esa última participación reauora de

los grupos sociales, el primer componente pierde fuerza. La misión de los pode

res públicos en materia cultural debe responder al principio de colaboración y

respeto de las autonomías. Las ideas de tutela jerárquica o de dirigismo estatal

deben ser superadas.

En el caso de España precisó el señor Cabanillas Gallas—, nuestro pueblo es a la

vez uno y múltiple Por tanto nos corresponde una cultura popular que también es

una y múltiple. De aquí que la descentralización de la cultura sea un

presupuesto, in dispensable para una cultura auténticamente nacional No

olvidemos que la historia de España se ha hecho a Impulsos dinámicos, diríamos

dialécticos, del centro y de la periferia.

En la sociedad de nuestros días, tres son los ámbitos fundamentales de acción en

ia cultura popular: el ámbito urbano (cultura urbana), el ámbito rural (cultura

rural) y el nuevo ámbito de las zonas periféricas de las grandes ciudades

(cultura suburbana) Los dos primeros tienen ya tratamientos épicos, el tercero

debe ser urgentemente afrontado.

HAY QUE HACER UNA LEY DEL LIBRO

El apoyo a la vida cultural a lo largo del pais implica necesariamente una

colaboracion del Estado, con las Administraciones locales, y en manera

particular con los grupos intermedios de carácter social. El desarrollo

urbanístico fuerza a crear rápidamente unos medios culturales adecuados a las

nuevas realidades de los poligónos industriales, áreas dé expansión ciudades

limítrofes etcétera.

Debemos también prestar preferente atención al complejo mundo de las ediciones

sonoras, dada la importancia sociológica de este sector, vital sobre todo para

nuestra juventud.

Precisó el ministro que lo esencial de una política cultural es el libro. España

—dijo— es hoy una potencia mundial en el campo del libro. Hay que hacer una Ley

del Libro, técnica y económica que proporcione las condicio nes necesarias para

al desarrollo y expansión de dicho vehículo cultural

LIMITAR EL CONTROL EXTRANJERO DEL TURISMO

Refiriéndose a la política turística, señaló el ministro que hay que concebirla

déntro de un auténtico plan de mercado turístico, de forma que España puede

producir lo que realmente se vende en lugar de tratar de vencer io que se

produce. En tal sentido, es imprescindible fomentar los estudios de

investigación de mercado de motivaciones turísticas y de los servicios que

ofrecen ios paises competidóres. Hay que estudiar también con detenimiento, pero

con el maximo interés, el tema del régimen

economico de las empresas turísticas.

Añadió que hay que prestar especial atención al control extranjero en el sector

del turismo, evitando tas figuras de crédito abusivo e incluso a veces la total

dependencia financiera de los operadores extranjeros.

Debemos pensar —precisó— en una gran Ordenanza turística nacional que dé sentido

y haga viable las incompletas declaraciones dé la ley de Competencias Turísticas

de 1963. En ln ley de Régimen Local a que figurar también con tratamiento

especial y adecuado a su naturaleza la figura del municipio turístico También

debe prestarse gran importancia al tema del turismo balneario y termal y

someterlo a unas normas de competencia claras que permitan fomentar seriamente

su desarrollo.

Es imprescindible convocar a los profesionales, españoles al logro de una

arquitectura turística de raíz nacional y regional que dignifique a nuestras

construcciones.

Indicó también el ministro que parecen convenientes las reformas inmediatas de

gran número de conceptos relativos a la profesionalidad turística, y en especial

a las denominaciones y estatutos de las personas que realizan su actividad en el

sector.

Se modificarán los criterios imperantes sobre la localización y capacidad de los

paradores nacionales, no incidiendo en supuestos de competencia con el sector

privado.

Todas estas medidas, precisó el ministro de Información y Turismo, se llevarán a

cabo tras el dialogo con los profesionales y organismos del sector y previa

valoración de las conclusiones de la II Asamblea.

Nacional del Turismo, que acabamos de convocar.

Objetivo esencia, será vigorizar la presencia de nuestra Patria en los

organismos Internacionales de carácter turístico y las relaciones bilaterales

con otros países, especialmente hispanos americanos.

Es urgente también una acoión sobre las zonas turísticas degradadas y una mayor

presencia de los criterios turísticos en las acciones de ordenación territorial.

Parece necesaria la reorganización del crédito turístico principalmente en lo

relativo a criterios de concesión y a los ámbitos cubiertos por el mismo.

PROGRESIVA CONCENTRACIÓN DE LA OFERTA

Igualmente, es inevitable sentar las bases y lograr la progresiva concentración

de la oferta para equilibrar adecuadamente las características de la demanda y

para la defensa futura del sector. En este sentido, reconsideraremos los

criterios vigentes de captación de la demanda exterior, recurriendo a la

utilización de las campañas intensivas en distintos países, a corto plazo, de

acuerdo con la iniciativa privada, promoviendo los contactos con las agencias y

las agrupaciones extranjeras y potenciando las oficinas de turismo para

desarrollar los objetivos exteriores.

Se fomentará intensamente, a través de acciones concretas, la promoción del

turismo de congresos, de nieve, náutico y otros deportes, como medio de lograr

un turismo de calidad, sin perjuicio de la atención debida a los tradicionales

grupos de turismo masivos.

Atención extraordinaria merece el turismo social, dado que este turismo interior

constituye un complemento indispensable del turismo exterior y resulta una pieza

compensadora Importante en la actual coyuntura económica.

Habrá que pensar también en una estructura racional del suelo turístico que al

mismo tiempo que frene la especulación permita aceptar el concepto de «suelo de

reserva turística», después de las correspondientes determinaciones de zonas.

Los paradores de la tercera generación será concebidos como «pueblos -

paradores», aprovechando, recobrando o respetando el entorno natural.

HACIA UNA LEY DEL CINE

Refiriéndose al cine y a1 teatro, precisó el ministro de Información y Turismo

que la creación de las Direcciones Generales de Cinematografía y Teatro, como

centros directivos independientes, supone explícitamente el reconocimiento del

cine y del teatro como instrumentos culturales de primer orden y demuestra la

voluntad de dinamizar la acción administrativo in estos campos que son al mismo

tiempo un medio de comunicación un arte y una industria.

En la política del cine hay que partir del hecho cierto que supone la

transformación de un mercado anteriormente masivo, y sobresáturado y en cierto

sentido, monopolizo dor del ocio, a un mercado selectivo diversificado y en

competencia con otras actividades de uso del tiempo libre.

Parece necesaria en el mundo cinematográfico-dijo—-la reconversión global del

sector y la redacción de una futura ley del Cine, que valorice y al mismo tiempo

concrete en cuanto a importancia y función, las ramas de productores,

distribuidores y exhibidores.

El teatro está necesitado de una ordenación legislativa, a la que se procederá y

para ello es necesario un inventario previo de la verdadera realidad del teatro

y una determinación de las formas de protección, regulación específica de los

locales teatrales y dignificación del «status» profesional del actor. Objetivo

fundamental será la protección, fomento y regulación específica del teatro

experimental y vocacional, así como del teatro infantil.

En cuanto a los objetivos de la programación en general de televisión —continuó

diciendo el ministro—. debe atenderse a la posible conjunción operativa entre la

cultura y el entretenimiento, y parece absolutamente necesaria una atención

preferente a los programas infantiles, asi como la retransmisión de las grandes

manifestaciones artísticas y deportivas.

NUEVA ORDENACION DE RADIO Y TELEVISIÓN

Se nace necesaria, como consecuencia de los objetivos anteriormente enumerados,

una nueva ordenación de la radiodifusión y de la televisión.

La información en radio y televisión debe prestar la máxima atención a la

problemática nacional, y en el campo internacional, lograr una mayor autonomía a

base de ampliar la red de sus propios corresponsales.

Conviene fomentar la expansión de la frecuencia modulada en todo el país y la

ordenación de la radio, a fin de que en la revisión del Plan de Copenhague se

nos asignen las frecuencias necesarias.

Debe estimularse la eficacia de los programas de onda media y corta en la acción

difusora dirigida a otras áreas geográficas. En tal sentido, parece conveniente

reestructurar las bases sobre las que se asienta la programación de las

emisiones para el exterior.

La cobertura total de todo el territorio nacional por la red de Radio Nacional

de España debe ser completada con la extensión de la UHF (segundo canal) también

a la totalidad del territorio español, acelerando los plazos de su instalación.

A la nueva manera de percibir la realidad —precisó el señor Cabanillas Gallas—

debe plantearse la política de televisión con toda su profundidad. No olvidemos

que la generación Joven es la primera que ha concebido el mundo televisivamente.

Todo parece aconsejar en el momento presente la fijación de unos criterios

selectivos sobre publicidad televisada y el lanzamiento y promoción de sistemas

audiovisuales, como los video-cassettes.

Se debe promover la televisión por cable con aplicación de canales a fines

educativos y adoptar una decisión definitiva., a lo largo del año, para la

puesta en marcha del color.

Se fomentará la mayor presencia de la radio y la televisión en las

manifestaciones internacionales y la máxima colaboración con los órganos

correspondientes del mundo iberoamericano, europeo y árabe, así como ai

desarrollo del papel de intermediario —con la utilización de las estaciones

terrenas y los satélites— entre Europa y América.

Finalmente, dijo el ministro que hay que tender a una descentralización

informativa, que descanse en las emisiones autónomas de los centros regionales

que se creen y una ampliación de los horarios de conexión directa —via satélite—

con Canarias.

 

< Volver