El dominico español padre Aniceto Fernández Alonso, nuevo general de la orden de predicadores  :   
 A la reunión, celebrada en Tolouse, asistieron electores de todo el mundo, con excepción de las naciones del telón de acero. 
 ABC.    24/07/1962.  Página: 35-36. Páginas: 2. Párrafos: 5. 

ABC. MARTES 24 DE JULIO DE 1962. EDICIÓN DE LA MAÑANA.

PAG. 35

EL DOMINICO ESPAÑOL PADRE ANICETO FERNANDEZ ALONSO, NUEVO GENERAL

DE LA ORDEN DE PREDICADORES

Ocupaba el cargo de provincial de la Orden para España

A LA REUNIÓN, CELEBRADA EN TOLOUSE, ASISTIERON ELECTORES DE TODO EL MUNDO/CON

EXCEPCIÓN DE LAS NACIONES DEL TELÓN DE ACERO

Tolousé 22. En la Asamblea Generar de toda la Orden de Predicadores, celebrada

en esta ciudad, cuna de la Orden Domini-.cana/ acaba de ser elegido para el

cargo de supremo jerarca de los dominicos el español padre Aniceto Fernández

Alonso.—Efe.

La organización dé la Orden de Predicadores fue vbra de su fundador, Santo

Domingo d_e Guzmán.´Se funden en dicha organización la aristocracia y la

democracia, con prcvalencia de esta última. Son electores natos del general de

la Orden los provinciales de todas las provincias esparcidas por todo el mundo.

Gozan del derecho del voto uno por cada provincia, llamado definidor, elegido en

el Capítulo general, e igualmente vota un tercero elegido por los conventos, y

como delegado suyo, en votación secreta.^Todas las casas tienen su

representación oficial en la elección generalicia, así como la delegación de

dichas casas, ´ para resolver asuntos con el padre general, referentes a las

misinos. Las co-jmtnidadss eligen su. propio superior; la-suma de los superiores

eligen al provincial;, los provinciales eligen al general de la Orden. aL vida

mandatario- de los superiores locales es de tres años; la de los provinciales,

de cuatro; la del general, de doce. Las votaciones electiva-s son secretas. Para

la elección del general hay una primera convocatoria, facha por el vicario

general, con seis meses de anticipación, a fin de que cada provincial prepare

una Memoria del estado de su.provincia y estudie, los problemas que han de

discutir las cotni-´siones respecto al estado y orientaciones de la Orden en

cada momento actual de su vida religiosa, apostólica, científica y social. El

día señalado para la elección se reúnen los electores en una gran sala, se

recuentan los electores y. su legitimidad electiva y su eclian las llaves a las

puertas con prohibición . di que ningún elector pueda salir del salón ni otro

individuo pue´da entrar en él. No podrá servirse ni comida ni bebida a los

electores hasta tanto no se haya celebrado ´la elección. Se canta la misa del

Espíritu Santo, ocupa cada uno´su sitial por orden de antigüedad de las

provincias,, los tres más venerables de las provincias ¡tacen de escrutadores e

inmediatamente se procede a emitir el voto en la urna en un secreto absoluto. Ni

antes ni después se permitan diálogos ni .confidencias sobre la elección. Los

electores, han de prestar juramento de elegir a aquel que juzguen ante Dios el

más apto para regir laOrden. Si existe unanimidad en los votos, en el acto se

hace la, proclamación del nuevo general; si dicha unanimidad tío existe, se

considerará general el que alcance la mayoría de los votos. ´Lo notable de esta

disposición es que los capitulares no podrán abandonar el salón de la elección

hasta tanto no den a la Orden su general, pues no puede permanecer acéfala un

solo día. El generalato es renunciable, siempre que las razones aducidas por el

elegido convenzan al cuerpo electoral.

Los dominicos, están extendidos por el mundo, entero. Últimamente se han

establecido en Finlandia, Suecia y Noruega, países carentes de- comunidades -

religiosas desde su desmembramiento de la Iglesia romana. No existe nación en

que no ejersan su apostolado. El padre Manuel Suárez abrió el primer convento de

individuos de color en el. Congo. Fueron los dominicos los que incorporaron a su

Orden, los primeros, los aborígenes del Nuevo Mundo y los fundadores de las

primeras Universidades americanas.

La Universidad dominicana de Manila cuenta con veintidós mil alumnos.

Incorporados ¡os dominicos a la acción del Gobierno español, regentan la

Universidad Laboral de Córdoba, los Institutos laborales de Coria, Asturias,

Vergara y Guipuzcoa, y-para el año próximo, los dé-Estetta y Madrid. Bajan al

pueblo fon todo su potencial cultural, pues cuentan con arquitectos,

pintores,,,afir-dales del Ejercito, médicos, abogados,,pra-íesores de ciencias,

aviadores,. teólogos, historiadores de la Filosofía, filósofos, misticos,

oradores,^ prosistas aceptables, técnicos de radiodifusión en las Misiones

amazónicas condecorados por él Gobierno del Perú por sus servicios humanitarios

en los -grandes cataclismos de la selva. En los principales puestos de Misión

tienen establecidas emisoras y receptores de radio. Tres padres aviadores

mantienen en contacto perpetuo a los misioneros entre sí, asi como la

comunicación con Lima. El Gobierno argentino acaba de confiar a uno de sus

médicos, el padre Roldan, la dirección técnica del mejor reformatorio de Buenos

Aires. Trabajan con resonancia -mundial en sus Facultades de Teología, Derecho,

Filosofía, Sagra´da Escritura, de sus. conventos, colegios y universidades.

Ingente labor ´suya ha- sido la traducción de la Suma de Sanio Tomás, con

instrucciones y comentarios que son verdaderos cursos filosóficos y teológicos.

La Facultad de Teología de Salamanca publica, actualmente comentarios y

traducciones sobre la Biblia, así como una colección de estadios eclesiasticos.

En relación con las demás Ordenes religiosas, los dominicos se cuentan entre los

que-minan, el menor número de individuos.

La cifra de. los misinos fs de nueve mil quinientos religiosos en todo el

inundo. En su haber histórico cuentan con cuatro Papas, ¡res de los cítales

están en los aliares; trece santos canonizados, entre ios últimos, San Martín de

Porres; dos doctores de la Iglesia San Alberto Magno y Sauto Tomás de Aquino, y

mártires beatificados para cada día del año.

El nuevo general de los dominicos, padre Aniceto Fernández Alonso, es español,

nacido en Pardecivil (León} en 1805. Cursó el Bachillerato en el Instituto de

Oviedo, y la licenciatura de~ Ciencias Exactas en la Universidad de Madrid. La

Facultad de. Filosofía- del colegio internacional "Angelicum", de Roma, le

confió la cátedra de Cosmología, alcanzando el decanato de dicha Facultad más

tarde. El padre general de la Orden, Manuel Suarez, le asoció a sus trabajos ya

stt autoridad en sus ausencia de Roma, como vicario suyo. En 1950, el cuerpo

electoral de la provincia de España le eligió provincial de la misma, cargo que

ha venido desempeñando desde entonces. El impulso religioso y científico que ha

dado a. dicha provincia es bien conocido. El día 22 de julio, el cuerpo

electoral le ha dado sus´notos para regir la Orden entera;

Cuenta la Orden con cuarenta provincias. Los electores fueron ciento guiñee.

Estuvieron ausentes los de las naciones tras el telon de acero. El padre

Aniceto, con el cardenal Larraona, redactó los estatutos da la, Confederación de

religiosos y religiosas de España, ocupando, por elección, la presidencia, que

de nuevo se lo lia otorgado y ocupa. Su Santidad Juan XXIII le ha designado

entendedor de los negocios de todas las religiosas de clausura en España. En-su

forte es sencillo, cordial, acogedor de toda iniciativa viable.

Para España es una honra que individuos de todas las naciones hayan puesto los

ojos en! él para regirles, orientarles y llévanos a la perfección de sus fines

religiosos, humanistas y. sociales.—A. G.-F.

INAUGURACIÓN DE UNA CATEDRAL EN EL ECUADOR

Quito 22. Ha sido innugurada en la localidad de Santa Bárbara, en la región

oriental del Ecuador, la Catedral construida por los misioneros carmelitas,

españoles.

A la ceremonia asistieron destacadas personalidades del Gobierno ecuatoriano y

el secretario de la Embajada española en Quito, señor Abrisqueta, así como

miembros de la misma.

Santa Bárbara se halla en una region de !as bajas estribaciones de ¡a cordillera

andina, dentro de la zona ecuatorial deí Oriente y en la frontera cou Colombia.

A lo largo de esta frontera, los padres carmelitas lian venido desarrollando una

magnífica labor misionera, estableciendo pueblos, creando escuelas, levantando

iglesias y dejando en todo momento-constancia de su españolismo.—Efe.

MONSEÑOR RIBERI VISITA LA DIÓCESIS DE ORENSE

Orense. 22. El nuncio- apostólico de Su Santidad en España, monseñor Riberi, que

realiza su primera visita a las. diócesis españolas para establecer contacto

cotí los prelados de las mismas,-celebró "tina recepción en este palacio

episcopal, a "la que asistieron las primeras autoridades.

Acompañaban al nuncio su secretario y el obispo de la diócesis. El gobernador

civil y jefe provincial del Movimiento, después, de saludar a monseñor. Riberi,

pronució unas palabras de bienvenida ert las que manifestó que. con motivo de su

presencia., quena dar una sorpresa, al prelado, como un obsequio que refleja !a

filial adhesión y el amor de la provincia a su pastor. Se trata de las insignias

de la Cruz de San Raimundo de Peñafort, recientemente concedida y que,

próximamente, le impondrá el ministro de Justicia. Pidió al- nuncio presente a

Su Santidad el Papa la filial devoción de esta, provincia.

Seguidamente, y entre grandes aplusos, hizo entrega de las insignias al obispo

de la diócesis, doctor Temiño Sáiz:

El nuncio dio las gracias por los sentimientos mostrados por el gobernador civil

y por sus. palabras, prometiéndole que el recuerdo de Orense perdurara eti su

corazón,

Más tarde, se celebró otra recepción con el Cabildo Catedralicio, párrocos de la

ciudad -y representaciones de Ordenes religiosas con quienes e! nuncio departió

en términos muy cordiales.

Monseñor Riberi continuó viaje con dirección a Vigo, tras visitar los

principales templos de la ciudad, de los ´que hizo grandes elogios.

En Viso visitó el Seminario Mayor y presidió un Te Deum que se celebró en la

catedral de Santa María. Posteriormente emprendió viaje a Tuy.—Cifra.

 

< Volver