Autor: Méndez, A.. 
   La mayoría de los seminaristas asturianos son hijos de campesinos y mineros     
 
 ABC.     Página: 43. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LA MAYORÍA DE LOS SEMINARISTAS ASTURIANOS SON HIJOS DE CAMPESINOS Y MINEROS

Oviedo. (De nuestro corresponsal.) Los ambientes mineros son la segunda fuente

de alumnos para el Seminario Metropolitano de Oviedo, según se desprende de un

estudio sociológico que, sobre el centro en cuestión, se ha realizado y cuyos

resultados más notables acaban de hacerse públicas con motivo del Día del

Seminario, que se celebra el lunes, festividad de San José.

En efecto, 82 de los alumnos propios con que cuenta en estos momentos el

indicado Seminario son hijos de mineros, lo que convierte a esta especialidad

trabajadora en gran promotora de vocaciones sacerdotales.

La indicada cifra de 82 seminaristas solo es superada por los 107 estudiantes de

la carrera eclesiástica que son hijos de campesinos, de manera aue el campo

sigue figurando a la cabeza en este tipo de estadísticas, si bien so diferencia

con respecto a los demás estratos sociales, y particularmente en lo que hace a

la minería, se va reduciendo a medida que pasa el tiempo y las zonas agrícolas

se despueblan, fenómeno que también se está registrando en Asturias.

En cuanto a la razón de que las cuencas mineras den tantas vocaciones

sacerdotales, hay que buscarla posiblemente en la secular labor que en ellas

vienen hacienda algunas congregaciones religiosas, a las que algunas compañías

mineras encargaron hace más de cien años de la formación cultural de los hijos

de sus productores, creándose así una tradición religiosa cuyos frutos se

expresan, entre otras formas, en esta atracción de ios hijos de los mineros por

el Seminario.

Por Concejos, el que más alumnos aporta al Seminario es, sin embargo, Cangas del

Narcea, cabeza de una rica comarca rural, de donde son originarios 47

seminaristas, y en segunda posición figura Oviedo, capital, con 41 estudiantes

que proceden de su circunscripción.

En otro orden de cosas, el estudio señala que 59 de los seminaristas que hoy

cursan estudios en esta ciudad proceden de otra diócesis, destacando en este

aspecto la de Bilbao, que tiene a nueve alumnos matriculados en Oviedo. Aparte

de esto se forman en el Seminario ovetense, aunque viven en comunidades aparte,

tuteladas por sacerdotes propios, los alumnos eclesiásticos de Santander, cuyo

Seminario cerró el curso pasado, y los de varías congregaciones religiosas, cuyo

número está a punto de aumentar, puesto qne el arzobispo, monseñor Diaz Merchán,

ha accedido a la solicitud de incorporación a este Seminario de algunas otras de

aquellas entidades.

Por todo ello, Oviedo es quizá el único Seminario de España que ve aumentar,

curso a curso, y en los últimos años, el número de sus alumnos, que ahora

alcanza, desde luego, la cifra más elevada en los últimos cuatro lustros, y, por

supuesto, sobrepasa ampliamente la cota de los 500 alumnos propios.— A. MÉNDEZ.

 

< Volver